OpiniónMulticloud

¿Por qué las empresas deben ir a la nube pública?

Por Gonzalo Díe, Accenture Microsoft Business Group Iberia Lead.

Hoy en día las tecnologías presentes en la nube pública ofrecen una gran flexibilidad, mayor agilidad y nuevas oportunidades de innovación en todas las industrias. A veces, puede parecer que la nube es el fin, pero en realidad el verdadero valor que aporta al negocio va mucho más allá de una simple migración, hasta el punto en el que las aplicaciones sean capaces de aprovechar las ventajas de los servicios que ofrece la nube. Por ejemplo, el uso de computación de alto rendimiento para la secuenciación del genoma humano en salud, o la aplicación de inteligencia artificial para la detección del fraude en servicios financieros, y el uso de análisis avanzado de los datos para conocer mejor a un cliente de una empresa de retail.

Hoy no tiene ningún sentido que una empresa se construya o amplíe su propia nube e intente ser competitiva o diferencial, los beneficios que proporciona la nube pública son imposibles de replicar en las nubes privadas. Imagine que, para desplazarse, en lugar de comprarle un coche a un gran fabricante de coches se lo fabricase usted mismo, o si su empresa en lugar de alquilar la electricidad a una gran compañía eléctrica se fabricase una estación eléctrica. Si su negocio no es construir data centers y proveer servicios de nube, su empresa debería pensar migrar cuanto antes a la nube pública con la ayuda de un socio tecnológico y de un proveedor de servicios de nube pública.

La pandemia que estamos sufriendo ha puesto de manifiesto las debilidades y dificultades de las empresas que menos tecnología y nube pública han adoptado hasta el momento. Las empresas de todas las industrias se han encontrado con la situación de tener que hacer frente a unos retos sin precedentes. La nube pública ha pasado de ser una aspiración del futuro a convertirse en una necesidad urgente y un imperativo para el negocio. Durante esta crisis, ¿ha podido su empresa aplicar un ERTE a los servidores o las bases de datos que tenía en propiedad? Sin embargo, aquellas que estaban en la nube pública han podido apagar las máquinas y ajustar sus costes de manera flexible a la demanda de cada momento.

La resiliencia, la flexibilidad y la optimización que proporciona la nube pública son fundamentales para que las empresas puedan mantener la competitividad en el entorno tan incierto en el que vivimos actualmente, a la vez que se sientan las bases de la innovación. La nube pública se ha consolidado como el gran habilitador de la transformación digital y como la palanca tecnológica que permitirá a las empresas competir y superar la disrupción global causada por la digitalización y acelerada por la Covid-19.

¿Cómo migrar a la nube pública?

Una visión sin estrategia sigue siendo una ilusión. Una migración con éxito requiere de un análisis detallado de dónde está su empresa y a dónde quiere llegar, no hay dos caminos iguales en una migración y cada empresa tendrá que recorrer el suyo. Antes de migrar es necesario identificar los casos de uso de la industria que quiere conseguir en la nube y construirlos para que demuestren cómo van a generar valor en su organización. 

Planifique su trabajo y trabaje su plan. Seleccione bien las prioridades de forma que obtenga el máximo valor de la migración lo antes posible. Tenga en cuenta las soluciones PaaS para la modernización de sus aplicaciones.

No hay que olvidarse de los datos. Es fundamental tener en cuenta en cada aplicación sus datos asociados. Recuerde que la modernización de los datos está en el centro de la transformación.

La ejecución es lo que da vida a la estrategia. Industrialice el viaje. Las herramientas automatizadas pueden ser clave para garantizar que la migración tenga éxito y se haga a la velocidad requerida.

 

Piense en la seguridad desde el primer día. Los equipos de seguridad necesitan estar estrechamente involucrados en la migración desde el inicio, definir los controles a nivel de plataforma y aplicación, aprobar las elecciones de arquitectura en la nube e identificar a los mejores candidatos para automatizar la seguridad nativa.

 

Migre a la nube con confianza, sin comprometer la seguridad y disminuyendo su impacto ambiental. Busque un socio de confianza que le acompañe en la migración, que tenga capacidades para proporcionarle los servicios de operación, y que optimice y gobierne el consumo de los servicios de nube. Es importante que ese socio ya haya recorrido el camino, que conozca bien su negocio, que disponga de herramientas automatizadas que aceleren la migración, y sobre todo que consiga aplicar los beneficios de la nube que generan valor a su empresa desde el inicio. 

Elija un proveedor de servicios de nube fiable puesto que le va a transferir sus aplicaciones y sus datos, que proporcione servicios excelentes a empresas de su sector y tamaño, que tenga desarrollado un ecosistema de partners tecnológicos y que no compita con su negocio. Compañías como Accenture disponen de un conocimiento industrial profundo que junto a Avanade y Microsoft han desarrollado proyectos de transformación y desarrollo tecnológico en muchos clientes del ámbito nacional e internacional. Accenture cuenta con una experiencia y unas capacidades en tecnología Microsoft incomparables en la industria, es el partner con mayor número de certificados profesionales en Azure y todo ello hace que los clientes confíen en este tipo de compañías como compañeros de viaje en su camino hacia la nube.En el viaje a la nube los clientes demandan prioritariamente resiliencia, privacidad y seguridad. Y es esto precisamente lo que más diferencia a Microsoft en el mercado, la confianza que proporciona Azure. De hecho, la seguridad y el cumplimiento son elementos fundamentales de la nube de Azure y esenciales para la confianza del cliente. Diseñado desde cero, y alineado con los requerimientos regulatorios alrededor del mundo, Microsoft Azure está respaldado por los más de 2.200 profesionales de Accenture especializados en seguridad.La manera de viajar es igual de importante que el destino. Por ello, nos aseguramos de que su viaje a la nube sea sostenible. Azure funciona con energía 100% renovable y es hasta un 98% más eficiente en cuanto a emisiones de carbono que los centros de datos tradicionales. Así que puede estar seguro de que le llevaremos hasta allí, teniendo en cuenta nuestro entorno, nuestra gente y nuestro planeta.

 

 

Computing 808