EncuentrosMundo digital

Tecnología y Educación, un vínculo inquebrantable

La implantación de una enseñanza híbrida, presencial y virtual, y la transmisión de competencias digitales al alumnado son los nuevos retos a los que se están enfrentando los docentes y los equipos TI de las instituciones educativas.

La Educación avanza con paso firme hacia la transformación tecnológica del sector. Garantizar una educación de calidad, salvando las brechas económicas de los estudiantes y evitando la desmotivación de profesores y alumnos por la falta de contacto entre compañeros son solo algunos de los desafíos a los que se está teniendo que enfrentar el sector de la Educación desde que se desencadenara la pandemia. Profesionales de TI de distintas entidades educativas han contado su experiencia durante el encuentro organizado por Computing en colaboración con Enimbos, Nutanix  ONLYOFFICE, y han hablado sobre la digitalización de la docencia como un proceso que, a estas alturas, experimenta una “evolución estratégica sin pausa”.

Muchos centros docentes afirman estar “muy avanzados desde el punto de vista tecnológico”, pero poco acostumbrados a llevar todo el potencial de la tecnología al área pedagógica. Es el caso de la Institución SEK, en la que, según cuenta su CIO, Miguel Ángel Peguero, “la pandemia nos ha llevado a maximizar los recursos disponibles para ofrecer la mejor enseñanza posible con una metodología híbrida”.

Vivimos en una sociedad líquida, sometida a una constante transformación. Por eso, debemos estandarizar un escenario de experimentación continua

Para poner en marcha esta famosa hibridación de la enseñanza -presencial y virtual-, ha sido fundamental una adecuada formación de los profesores en competencias digitales. “Las facultades de las carreras relacionadas con la Sanidad y el Deporte eran las menos preparadas, pero la necesidad de cerrar un viernes de manera presencial y tener que abrir el lunes 100% online al inicio del confinamiento hizo que todos se pusieran las pilas y comenzaran a ver más claras las bondades de los sistemas digitales”, cuenta Belén López, vicerrectora de Enseñanza Virtual de la Universidad Católica San Antonio de Murcia. “La tecnología ha sido un instrumento clave, pero al final el éxito lo han llevado a cabo las personas”.  

A pesar de que “la transformación tecnológica es imposible sin un acompañamiento de la metodología docente, la tecnología va más rápido que la formación del personal, que requiere de un tiempo del que, además, no disponíamos cuando estalló la pandemia”, explica Alicia Troncoso, vicerrectora TIC de la Universidad Pablo de Olavide. Por este motivo, el esfuerzo realizado por el equipo docente ha sido aún más destacable. “En todas las universidades hace años que existen las titulaciones online, pero son muchas más las matriculaciones en aquellas presenciales, y la normativa aún no está adaptada a la docencia virtual. En aspectos como la privacidad y la protección de datos todavía queda mucho trabajo por hacer”.

Accede al reportaje completo en PDF

Computing 803