EntrevistasMundo digital

“Nuestro salto a la nube no fue al azar sino tras un riguroso estudio de costes”

David Peláez, CIO de Artai.

Artai, la mayor correduría de seguros privada e independiente de España, ha acometido una potente transformación digital que le permitirá mantener su liderazgo en el sector, gestionando su información de la forma más dinámica y optimizada posible. Desde 2015, Artai cuenta con Altia como principal socio TI, con quien ha puesto en marcha diversos proyectos que han transformado los sistemas internos y los portales web informacionales.

¿Qué objetivos se perseguían en la transformación digital de Artai?

D. P.: La decisión de abordar la transformación digital de Artai tuvo su origen en que la plataforma y las aplicaciones que teníamos no eran suficientes para dar el servicio que la compañía quería para sus operaciones, tanto de gestión interna como de servicio al cliente. Por ello, se realizó una redefinición completa de todos los cuadrantes de gestión tecnológica de la compañía: CPD, comunicaciones, microinformática, plataforma de aplicaciones… que permitieran a Artai alcanzar el nivel de desarrollo tecnológico e innovación compatibles con su proyecto de futuro.

David Peláez, CIO de Artai.
David Peláez, CIO de Artai.

¿Por qué seleccionaron a Altia?

D. P.: Desde el principio, en TI tuvimos claro que queríamos concentrar proveedores, convirtiéndolos realmente en nuestros partners y además integrar en ellos varios servicios. Esto nos permitía gestionar mejor todos los proyectos que queríamos abordar en un corto espacio de tiempo. Altia nos daba esa amplitud de portfolio, cubriendo amplios cuadrantes de gestión (CPD, micro, desarrollo de aplicaciones…). Luego, la apuesta decidida de Altia por Artai, asumiendo un exigente plan de proyectos ligado a su ‘revenue’, completó lo que buscábamos: un socio tecnológico de primer nivel implicado al máximo con la empresa.

¿Por qué se han decidido por el salto a la nube?

D. P.: Realmente esta decisión no ha sido azarosa ni fruto de un ‘atrevimiento’. Se realizó un riguroso estudio de costes y capacidades que, en nuestro caso, daba como resultado innegable que debíamos ir al modelo de clouding. Asimismo, la madurez de esta tecnología en estos momentos, así como que sea un clouding dedicado, nos aportaba todas las garantías. Nuestros objetivos eran claros: contar con la mejor infraestructura de sistemas y el mejor soporte del que pudiéramos disponer. Y creo que hemos acertado de pleno.

Queríamos cubrir las necesidades de gestión y tener independencia de los proveedores de nicho y verticales

¿Puede profundizar sobre algunas de las aplicaciones implementadas?: Artai Connect, Net Flotas, CRM, Delfos…

D. P.: Realmente lo que hemos pretendido es cubrir todas y cada una de las necesidades de gestión de nuestra compañía con aplicaciones home made bajo .net, que nos permitieran independizarnos de proveedores de nicho y verticales, aportándonos ventaja competitiva al ser los propios responsables de nuestra plataforma. Creo que el resultado ha sido muy positivo. No es un camino de rosas, obviamente. Este modelo obliga a un esfuerzo importante, no solo de TI a la hora de establecer los requerimientos y necesidades, sino de toda la organización, así como una implicación total en las distintas fases de despliegue. Es duro, pero el resultado final está alineado con lo que realmente queríamos.

Acceda a la entrevista completa en el número 783 de Computing

Computing 783