EntrevistasMundo digital

“En Colt queremos ser el operador con mayor orientación al cliente de nuestra industria”

Joan Monrabá, Director General de Colt España.

Joan Monrabá, Director General de Colt España.
Joan Monrabá, Director General de Colt España.

Este año Colt Technology está de celebración, es el 25 aniversario de la compañía en España y, además, el 15 aniversario del Colt Share Services Center en Barcelona. Joan Monrabá, director general de Colt España, hace balance del recorrido de la firma en nuestro país y cuenta los nuevos proyectos que configuran su horizonte.

¿Cómo valora el desarrollo del mundo de las telecomunicaciones en general, y de la compañía en particular?

J. M.: La implantación de Colt en España en 1997 marcó el inicio de un viaje apasionante en el que las innovaciones tecnológicas en nuestra industria se han sucedido a una velocidad de vértigo. Desde un ancho de banda de 2 megabytes (Mb) en 1998 con tecnología SDH para servicios ‘cabeza-cola’, hasta los 400 gigabytes (Gb) on demand con tecnologías definidas por software de la actualidad. Sin olvidar las 360 pesetas/minuto que costaba una llamada de España a Argentina entonces, hasta los 0,1 euros que cuesta ahora, o a coste cero según la tecnología que se utilice.

Colt ofrece servicios de conectividad de voz y datos exclusivamente al mercado empresarial y, por lo tanto, hemos ido desplegando la red en España de acuerdo con la demanda de las empresas. No proveemos servicios al mercado residencial, así que nuestra red está diseñada y pensada para usos únicamente profesionales. Actualmente, la red de Colt conecta más de 200 ciudades en 32 países, 29.000 edificios empresariales y cerca de 1.000 centros de datos en todo el mundo.

¿En qué aspectos enfoca Colt su estrategia?

J. M.: En Colt trabajamos para transformar la forma en que funciona el mundo a través del poder de la conectividad, pero no lo queremos hacer de cualquier forma, sino siendo el operador con mayor orientación al cliente de nuestra industria.

La innovación en general, y el desarrollo de soluciones basadas en software en particular, son algunos de los ejes sobre los que estamos articulando el futuro de la organización. Para alcanzar estos objetivos, en 2021 vamos a contratar cerca de 100 ingenieros a nivel global para desarrollar proyectos en los ámbitos de Producto, Redes, IT y Ciberseguridad. Alrededor de la mitad de estas posiciones estarán basadas en España.

Nuestro país constituye un pilar relevante para el Grupo, y no únicamente por el volumen de negocio que tiene, sino también por albergar el Centro de Servicios Compartidos que da servicio al resto de países en los que opera Colt.

Aumentaremos el equipo de España en 40 empleados en los próximos seis meses 

¿Qué ofrece Colt a sus clientes? ¿Podría mencionar algunos de los servicios más destacados?

J. M.: Colt conecta empresas pertenecientes a todos los verticales empresariales (Banca y Seguros, Retail, sector público, sector servicios, Salud, Logística…) con sus propias sedes en cualquier geografía (sedes centrales, puntos de venta, centros logísticos, fábricas …) y con sus clientes y proveedores a través de Internet. Por nombrar a algunos de nuestros principales clientes puedo citar a GMV, Interflora, Fnac, Fira de Barcelona, Trivago y Alhambra IT, entre otros.

De nuestra oferta destacaría la conectividad basada en software (SD-WAN) y las conexiones directas de las compañías hacia todos los proveedores de servicios en la nube (AWS, Google, Microsoft, IBM, Oracle, SAP, etc.), en todas las regiones que tienen establecidas. También proporcionamos conectividad con centros de datos mediante anchos de banda de alta capacidad (más de 900 en todo el mundo), y los servicios bajo demanda, que permiten escalar o disminuir capacidades en tiempo real.

¿Qué pasos están dando en el ámbito de la cloud?

J. M.: El mundo ha entrado en el mayor experimento de teletrabajo de toda la historia y lo ha hecho de forma abrupta e inesperada. Con la pandemia, todas las tendencias subyacentes relacionadas con la digitalización se han acelerado a una velocidad de vértigo: nuevas formas de trabajo híbridas, la deslocalización de la capacidad de computación y mayores retos en ciberseguridad, marcan la agenda.

El impacto en la industria de las telecomunicaciones se ve, sobre todo, en una más rápida adopción de soluciones en la nube, lo que comporta nuevos requerimientos de conectividad, la ampliación del perímetro del puesto de trabajo, mayores controles de la red por parte de los operadores y la provisión de redes con capacidad adaptativa de forma flexible, como las soluciones SD-WAN y bajo demanda de Colt.

Estamos impulsando el posicionamiento de la península ibérica como hub europeo de conectividad, convirtiéndose en una pieza clave en las conexiones entre América, Asia, África y Europa 

¿Se están acercando al desarrollo de tecnologías como IA, IoT, blockchain…?

J. M.: Desde luego, estas tecnologías tienen un papel relevante. Hay aplicaciones de inteligencia artificial en el ámbito de la gestión de redes que acaban redundando en una mayor calidad del servicio, como la detección anticipada de anomalías, modelos de tráfico, optimización del diseño y despliegue de redes y la mejora de la experiencia de nuestros clientes. También estamos experimentando con el uso de tecnología blockchain para la formalización de contratos en el mercado mayorista, o acercando nuestra fibra a niveles de granularidad necesarios para servicios de IoT en ámbitos logísticos e industriales. 

¿Ha suscrito Colt acuerdos importantes con partners? 

J. M.: Recientemente hemos sellado una alianza para incorporar una solución de CCaaS (Contact Center as a Service), mediante una alianza con el proveedor de la solución Nice inContact y el integrador Atos. Se trata de una oferta de soporte omnicanal para empresas que combina la propuesta de telefonía habilitada para la nube de Colt con el alcance de su red global.

¿Qué proyectos tienen en marcha? 

J. M.: Por un lado, hemos empezado el proyecto antes mencionado de contratación en España hasta finales de año, que incluirá un amplio abanico de perfiles profesionales, desde desarrolladores de aplicaciones hasta arquitectos de soluciones. 

La inversión en capital humano permitirá reforzar la contratación y aumentar el equipo de España en 40 empleados en los próximos seis meses. Ofertaremos posiciones adicionales también en Portugal e Irlanda. 

Desde el punto de vista de nuestros activos, Colt Technology España participa en el posicionamiento de la Península Ibérica como hub europeo de conectividad, convirtiéndose en una pieza clave en las conexiones entre América, Asia, África y Europa. A través de múltiples proyectos de cables submarinos de diversas empresas, se permitirá que la península se posicione geoestratégicamente como punto de acceso a toda Europa. 

La red de larga distancia de Colt, en su paso por España, se está transformando, ofreciendo una mejora en la conectividad de las empresas.  En este sentido, Colt está embarcada en un ambicioso proyectos de conectividad:  la creación de una ruta de 600 kilómetros completamente nueva que conectará Madrid y Toulouse a través de los Pirineos, y que continuará por el norte hasta París y por el este hasta Marsella. 

Cables submarinos: Un valor estratégico para España

Actualmente, en España contamos con una red de larga distancia de 2.820 km, además 4.501 km de fibra metropolitana; asimismo, tenemos establecidas redes de área metropolitana en Madrid, Valencia y Barcelona, y puntos de presencia en 30 provincias. 

España cuenta con el potencial para convertirse en un auténtico hub de comunicaciones.  Nuevas landing stations de cable submarino enlazan con Estados Unidos, Sudamérica y África y, desde aquí, con el centro de Europa y los mercados asiáticos. Estas infraestructuras atraen inversiones de las multinacionales de contenidos para establecer en la península centros de datos hiperescalables que, naturalmente, necesitan conectividad. 

En este sentido, estamos observando alianzas muy interesantes que combinan la presencia de socios en real estate que poseen suelo en zonas de alta concentración logística e industrial, con otros socios con experiencia en tecnologías de centros de datos hiperescalables y, finalmente, firmas que aportan experiencia en ámbitos de creación y distribución de energía renovable. Y todo esto está sucediendo en España gracias, sobre todo, a la existencia de las nuevas landing stations de cable submarino. Se trata de ecosistemas de alta generación de ancho de banda.  La red de larga distancia de Colt, a su paso por España, se está adaptando a este nuevo paisaje con nuevas rutas que suponen una de las mayores inversiones de Colt en nuestro país desde que la compañía se estableció aquí hace ahora 25 años. 

Computing 805