EntrevistasMundo digital

BAMBU: una historia de transformación financiera

Francisco Gonzalo Landwerlin, Director de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Sacyr. BAMBU es el proyecto de transformación financiera puesto en marcha por Deloitte en Sacyr.

Francisco Gonzalo Landwerlin, Director de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Sacyr
Francisco Gonzalo Landwerlin, Director de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Sacyr

Sacyr basa en la digitalización la clave de su evolución, y fruto de esta visión se encuadra el proyecto BAMBU, una historia de transformación financiera exitosa puesta en marcha junto con Deloitte. El trabajo en equipo entre las diferentes áreas de Negocio y el área de Tecnología ha sido sin lugar a duda uno de los factores de éxito del proyecto.

¿Por qué era necesaria una transformación digital en el grupo Sacyr?

F. G. L.: Realmente, siempre preferimos hablar de digitalización, porque digitalización para afrontar el futuro es la clave de la evolución de Sacyr, donde todos estamos comprometidos para afrontar los retos de mejora de las infraestructuras y los servicios que ofrecemos a los ciudadanos y que permiten el cambio y la mejora de nuestra sociedad. En ese sentido, la tecnología es una palanca más del proceso de digitalización de la compañía para permitir la optimización de nuestros procesos de negocio. La tecnología digital será siempre un elemento que acompañe a dicho cambio. BAMBU (el proyecto de transformación financiera puesto en marcha por Deloitte en Sacyr) responde a la necesidad de digitalizar el ámbito de gestión económico-financiera de grupo Sacyr el ámbito de gestión económico-financiera de grupo Sacyr.

¿Cuál fue la estrategia para llevar a cabo la transformación?

F. G. L.: La estrategia inicial alrededor de BAMBU partía de la premisa básica de la necesidad de conseguir una mayor homogeneización, simplificación y automatización de los procesos económico-financieros de las diferentes compañías del grupo.

Adicionalmente se requería un mejor nivel de trazabilidad de la información de gestión, unificando la gobernanza del dato a nivel de grupo.

El desarrollo del plan exigía tener en consideración una serie de aspectos relevantes, entre los que cabría destacar:

  •  Flexibilidad para conseguir escalabilidad de la solución a implantar, en base a las demandas de las diferentes compañías del grupo.
  •  Adecuación a calendarios exigentes, derivados de las propias necesidades de los negocios.
  •  Mayor eficiencia en la utilización de todo tipo de recursos para la implantación y operación de la solución.

Ya hay incorporadas más de 500 sociedades del grupo y casi la totalidad de los negocios, además de 900 usuarios operando en el nuevo sistema. ¿Qué beneficios estratégicos ha proporcionado esta transformación?

F. G. L.: Sin duda, se puede decir que se han alcanzado los componentes clave de la estrategia de desarrollo, relativos a mejoras en la homogeneización, simplificación y automatización; así como un excelente grado de unificación en los procedimientos asociados a la gobernanza global de la información de carácter económico.

Adicionalmente, se han comprobado las prestaciones de la solución relativas a su escalabilidad, que han permitido unos procesos de implantación en las diversas compañías con un excelente nivel de paralelismo y ajustados tiempos de implantación.

Por último, se ha ido obteniendo un mayor grado de eficiencia, tanto para los usuarios de las distintas áreas de negocio, como en la propia operación del sistema por parte del área de tecnología.

BAMBU responde a la necesidad de digitalizar el ámbito de gestión económico-financiera de grupo Sacyr

¿Y cómo afecta en el día a día de las personas?

F. G. L.: Los usuarios de Sacyr cuentan con una plataforma tecnológica que les ofrece nuevas funcionalidades, mejores prestaciones y facilidad de uso, lo que redunda en facilitarles sus actividades del día a día. En el ámbito del equipo de Tecnología se ha acumulado una experiencia de muy alto valor en relación con este tipo de proyectos de transformación, y se han optimizado las operaciones de control y mantenimiento con mejoras de eficiencia en diferentes tareas que sobrepasan el 15%.

¿Cuáles cree que son los factores de éxito para llevar a cabo una transformación de esta envergadura?

F. G. L.: En el ámbito específico del proyecto BAMBU, creo que el trabajo en equipo, entre las diferentes áreas de Negocio y el área de Tecnología, la actitud de anticipación a los problemas, la adecuada gestión del cambio y la excelencia en la comunicación han sido sin lugar a duda los factores de éxito del proyecto.

En cualquier caso, y de forma general, la gestión de la relación entre las diferentes áreas de la compañía en este ámbito de cambio y transformación global diría que es el factor de éxito clave para la consecución de los objetivos y resultados de los diferentes proyectos que constituyen el marco de digitalización de Sacyr para afrontar los retos futuros.

Computing 807