EntrevistasMundo digital

"Nuestra Sanidad es una de las más digitalizadas de Europa"

Sonia Cañizares, responsable de Sanidad y Administraciones Públicas de Sopra Steria en Cataluña.

Sonia Cañizares, responsable de Sanidad y Administraciones Públicas en Sopra Steria en Cataluña.
Sonia Cañizares, responsable de Sanidad y Administraciones Públicas en Sopra Steria en Cataluña.

¿Cómo ha evolucionado el sector sanitario y la Administración Pública en materia digital a raíz de la pandemia?

S. C.: La Sanidad ha evolucionado mucho en los últimos años en materia de transformación digital. De hecho, somos una de las regiones más avanzadas de Europa. Esta transformación involucra, no solo la digitalización de la información sanitaria, sino también la mejora de los sistemas asistenciales, la ayuda en el diagnóstico a través de algoritmos de inteligencia artificial e, incluso, el uso de herramientas de realidad aumentada y virtual para preparar las intervenciones quirúrgicas, entre otras innovaciones.

Si bien, aún tenemos que hacer frente a algunos retos. La regulación con respecto al uso de los datos es bastante restrictiva en lo que se refiere a información sanitaria, lo que está bien, pero a veces puede frenar la innovación. No obstante, en los últimos tiempos hemos visto que es posible realizar importantes avances e inversiones en el sector de manera segura.

De la misma manera, en varios aspectos, la digitalización de nuestra Administración Pública ha avanzado de forma significativa, aunque el modo en que se comparte la información entre distintas entidades aún tiene margen de mejora.

A nivel global, lo que sí podemos afirmar es que, a raíz de la pandemia, tanto el sector sanitario, como la Administración Pública en general, han dado un gran impulso a la digitalización de todos aquellos procesos que rodean al ciudadano con la finalidad de poderle dotar de mejores servicios. Y esperamos que, con el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, incluido dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se pueda contribuir a aumentar aún más la eficiencia de la Administración.

¿Qué inversión está haciendo la Administración en digitalización propia y de la Sanidad? 

S. C.: Podemos observar que la transformación digital se encuentra en el espíritu del plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y que muchas de las iniciativas que ya se han empezado a plantear se relacionan con ésta. Por ejemplo, se han aprobado ayudas por valor de casi 93 millones de euros para la modernización de las entidades locales. Del mismo modo, Sanidad ha repartido ya 220 millones que irán destinados a la mejora de la salud digital en administraciones locales y Comunidades Autónomas.

Durante los próximos tres años, el Plan de Administraciones Públicas prevé una movilización de, al menos, 2.600 millones de euros, de los cuales, 1.040 millones irán destinados a proyectos de digitalización del sector público. Del mismo modo, es muy probable que una parte importante de los 1.069 millones de euros anunciados en el programa tractor de 'Renovación y Modernización del Sistema Sanitario' se destinen a iniciativas para reforzar la interoperabilidad, aplicar inteligencia artificial al análisis de datos y hacer frente a las emergencias sanitarias de modo más eficiente.

Durante los próximos tres años se prevé una inversión de 1.040 millones de euros en proyectos de digitalización del sector público

¿En qué áreas o tecnologías se está invirtiendo más?

S. C.: Más que en tecnologías concretas, se está invirtiendo en transformación digital. No se trata de usar Inteligencia Artificial, datos o herramientas de Realidad Aumentada o Virtual, sino de buscar respuestas innovadoras para afrontar los retos de transformación de la actividad. Una vez claro este enfoque, sí que podemos decir que lo que nos está moviendo a poder ofrecer esta transformación que estamos buscando es, sobre todo, una gestión inteligente del dato, con lo que ello implica: estandarización, Big Data, Gobernanza del Dato e IA.

Para ello, es importante contar con los socios adecuados que ayuden en la definición de objetivos concretos, sirviendo de guía para identificar oportunidades de mejora. La colaboración público-privada es esencial, pues los primeros conocen sus necesidades y las empresas tienen los medios y el conocimiento tecnológico, pues se trata de un camino que ya han realizado.

¿Considera que la AAPP y la Sanidad catalana están más digitalizadas que en otras comunidades?

S. C.: No es que una esté más digitalizada que otra. Todas las comunidades están trabajando en esta carrera de la digitalización con el objetivo final de dar mayor servicio a sus ciudadanos. Aunque, para conseguirlo, cada una ha priorizado distintas partes en función de sus necesidades y de sus características particulares.

En el caso de la Sanidad catalana, por ejemplo, tiene un modelo diferenciado el cual está formado por una red de servicio público constituida por diferentes entidades de diversa titulación jurídica adscritas al CatSalut (SISCAT). En este caso, se ha hecho, durante muchos años, una gran apuesta por la interoperabilidad entre centros y todo lo que ello conlleva. Y en estos momentos se están priorizando cuatro ejes: la intervención comunitaria intersectorial, las actuaciones en el ámbito de la salud mental, el desarrollo de las redes asistenciales y la potenciación de la participación efectiva de los profesionales y de la ciudadanía.

¿Qué proyectos tienen en marcha?

S. C.: Estamos trabajando en muchas líneas y con distintos clientes. A nivel nacional, colaboramos, por ejemplo, con la Fundación San Juan de Dios en el uso de inteligencia artificial para ayudar en el diagnóstico de enfermedades y, junto a los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, hemos desarrollo una versión simplificada de la receta electrónica privada para agilizar la gestión farmacéutica durante la contingencia sanitaria.

A nivel autonómico y local, tenemos distintos contratos con entidades sanitarias para gestionar y digitalizar los sistemas de información y acompañarlos en su transformación, y con la administración para, por ejemplo, diseñar iniciativas de Smart City que ayuden a mejorar la vida de los ciudadanos, entre muchos otros.

¿Qué expectativas tiene en cuanto a la continuidad de la transformación de la AAPP?

S. C.: Sin duda, tienen un gran futuro. La digitalización cada vez juega un papel más relevante en nuestras vidas y afecta a un número cada vez mayor de personas. En concreto, las tecnologías de datos tienen un papel preponderante, pues permiten recuperar la información y analizarla en grandes cantidades, hacer cálculos complejos y llevar a cabo las gestiones de una forma más rápida y con mayor precisión que el cerebro humano.

Ejemplos de cómo el acceso a datos y un análisis masivo de estos proporciona una mejora significativa en la administración hay miles, pero si hay un ámbito de actuación que va a cobrar mayor relevancia en los próximos años, ese es la salud, tanto desde el punto de vista prescriptivo como desde el punto de vista predictivo. Todos estos sistemas podrán ser de gran ayuda para la toma de decisiones por parte de los profesionales sanitarios.

Por otro lado, los ciudadanos reclaman cada vez más que la Administración Pública les facilite el consumo de los servicios de forma digital, y ésta, consciente de ello, está dando todos los pasos necesarios para poderlos ofrecer, a pesar de que ello implica una gran transformación interna.

Computing 815