InformesMundo digital

BYOD, un caballo de Troya para los CIO

El fenómeno BYOD (bring-your-own-device), pone en peligro la seguridad corporativa, pero también aumenta la productividad del empleado.

Llevamos ya un tiempo hablando del BYOD (bring-your-own-device), un fenómeno que cada vez está cogiendo más tracción en las empresas. Comentamos aspectos positivos como que ayuda a reducir el presupuesto para hardware, pero también de factores negativos como que implica un mayor riesgo de seguridad para las compañías, que deben reforzar sus políticas de protección de los datos.

Para los CIO, el BYOD es un caballo de Troya, pues este artilugio de madera fue utilizado por los griegos como una estrategia para introducirse en la ciudad fortificada de Troya. De hecho, eso es precisamente lo que hacen los empleados; introducen dentro de las murallas del entorno laboral sus propios dispositivos móviles, ya sea un smartphone o un tablet, conectándolos a los sistemas corporativos con los consiguientes peligros para la seguridad.

Sin embargo, pese a que un ejército de tablets y dispositivos de consumo están entrando en la ciudad, también se está incrementando la productividad del empleado, uno de los grandes beneficios de implantar una política BYOD. El trabajador que utiliza su propio dispositivo personal está pendiente de él a todas horas, lo que estimula a que trabaje fuera del horario de oficina; y las tablets han transformado la forma en que ahora se trabaja en campos como el sanitario, ventas o retail.

Por otro lado, el BYOD está provocando un realineamiento en la industria de TI: está facilitando la entrada de Apple en el entorno empresarial; está animando el road map de ultrabooks de Intel; y está influenciando en las estrategias de producto de compañías como Microsoft con su Windows 8. Con todo ello, las consultoras recomiendan tener en cuenta estas tendencias:

- El BYOD no es una moda pasajera: Más de la mitad de los empleados ya estaban utilizando su propio dispositivo en el trabajo en 2012, según Gartner, que alega una variedad de razones que explican que este fenómeno va a continuar como la satisfacción y retención de los empleados, contratación y los nuevos usos profesionales de los dispositivos.

- La seguridad de los datos sigue siendo una preocupación: El hecho de que los trabajadores estén accediendo a los datos corporativos con sus propios terminales personales está provocando que los CIO pasen las noches en vela. Sin embargo, los fabricantes, nuevos y tradicionales, ya se han apresurado a sacar al mercado soluciones de gestión de dispositivos y de aplicaciones móviles, como forma de mantener el control sobre el contenido corporativo.

- El BYOD es una herramienta de contratación: Gartner asegura que los licenciados universitarios han comenzado a utilizar políticas BYOD para evaluar ofertas de trabajo. “Lo más importante para el CIO es tener en cuenta el cambio generacional", señala Michael Disabato, analista de Gartner. “Los empleados jóvenes entran en el mundo laboral con la cultura online y sus plataformas tecnológicas preferidas, por lo que un entorno de TI restrictivo es para ellos un gran impedimento”, añade. Además, los empleados se sienten más cómodos trabajando con interfaces intuitivas y familiares, muchas veces alejadas del aspecto de las aplicaciones empresariales.

- Apple seguirá siendo el líder del BYOD: iOS fue la plataforma móvil BYOD más popular el año pasado, pese a que Android tiene mayor cuota de mercado. Forrester asegura además que los departamentos de TI ya se han familiarizado con estas plataformas, por lo que ante la llegada de otros sistemas como Windows 8, -pese a que tiene un perfil más serio-, se pueden mostrar reticentes ante los costes de su migración o del ciclo de vida de los PC. Y la consultora va más lejos al afirmar además que los “CIO se están empezando a dar cuenta de que el uso de los dispositivos móviles personales en el entorno corporativo es posible, y que, en realidad, son más fáciles de manejar”.

Tendencias, que de asumirlas los CIO y tomar las medidas oportunas, no provocarán la caída de Troya pese a haber abierto las puertas de la ciudad para permitir la entrada del ejército móvil personal.

Computing 806