InformesMundo digital

Las mujeres solo representan el 20% de los puestos de responsabilidad en el sector TI

Según un informe de HAYS Technology, en la franja salarial superior (51.000-80.000€/brutos al año) hay una brecha del 20% entre los sueldos de hombres y mujeres.

La sociedad avanza, y en la dirección de las compañías cada vez es más habitual encontrar más mujeres. Sin embargo, en el sector IT, tradicionalmente más masculinizando que otros, este progreso igualitario mejora lentamente. De hecho, según un informe de HAYS Technology, división especializada en perfiles tecnológicos de la consultora de recursos humanos HAYS, solamente el 20% de los puestos de responsabilidad está ocupado por mujeres.

El estudio, que ha contado con la participación de alrededor de 400 profesionales durante los meses de julio y agosto junto con el Cercle Tecnològic de Catalunya (CTecno), demuestra que el 80% de los encuestados tiene un manager directo del sexo masculino. Si se observan los salarios de los profesionales también se aprecia que casi la mitad de profesionales, -sin distinción de género-, se sitúan en la franja de entre 31.000 y 50.000 euros brutos/anuales, mientras que en la franja superior (51.000-80.000€/brutos al año) hay una brecha del 20% entre los salarios de hombres y mujeres.

El 46% de las mujeres del sector IT asegura que en algún momento ha renunciado o parado su carrera profesional, frente al 38% de los hombres

Vanesa Peña, National Manager en HAYS Technology, explica que hay dos factores que hacen que siga siendo insuficiente la representación de mujeres en puestos directivos. Por un lado, “la maternidad ya que, en altos cargos, la responsabilidad es mayor y supone más tiempo de dedicación a su trabajo, haciéndoles decidir que deben renunciar al crecimiento profesional por pensar que no podrán ser buenas profesionales o dedicarles el tiempo suficiente a sus hijos”, Y, en segundo lugar, “porque todavía se tiende a sobre estimar el rendimiento del hombre, contratándoles por el potencial futuro que se espera de ellos, y en el caso de la mujer por los resultados obtenidos basado en experiencia previa”.

Precisamente, el 46% de las mujeres del sector IT asegura que en algún momento ha renunciado o parado su carrera profesional, frente al 38% de los hombres. Entre las principales razones, casi la mitad de las mujeres (45%) lo ha hecho para poder conciliar su vida personal por el nacimiento de algún hijo, una situación en la que solo se encuentran el 25% de los hombres. En cambio, hay un 17% de hombres que han pausado su carrera para emprender, mientras que esta casuística solo es una realidad para el 10% de las mujeres.

¿Mismo salario por realizar las mismas funciones?

También es importante destacar que la mayoría de profesionales del sector tecnológico (72%) asegura que en sus empresas los hombres y las mujeres reciben la misma compensación por el trabajo realizado. Se trata de un dato que contrasta con la realidad del asunto: cuando se pregunta a nivel general, no parece que haya desigualdad. Sin embargo, cuando surgen preguntas a nivel individual sí surgen desavenencias entre salarios entre hombres y mujeres.

Para Selena Sabiote, Manager de HAYS Technology, “el colectivo femenino sí acusa algunas desigualdades, sobre todo en niveles de dirección. Los motivos pueden ser muy variados: desde que les cuesta negociar y hablar de salarios de forma clara en sus promociones o nuevos roles, a que en ocasiones siguen teniendo el síndrome de la impostora y no dan el valor suficiente a sus capacidades, para negociar al alza sus salarios”, añade.

En este sentido, el pasado 14 de abril de 2021 entró en vigor el Real Decreto 902/2020 de igualdad retributiva entre mujeres y hombres. Dicha ley prevé la incorporación de una serie de instrumentos que, gracias al principio de transparencia retributiva, haga efectivo el derecho a la igualdad de trato y no discriminación entre mujeres y hombres en materia retributiva. Según los encuestados, solo el 8% ha notado algún cambio en la gestión de la igualdad salarial en su empresa desde la entrada en vigor del Real Decreto.

Computing 806