NoticiasMundo digital

“La ley de copyright alimentará el poder de Facebook o Google”

150 empresas digitales muestran su firme rechazo a la nueva Directiva Europea de Copyright.

Mañana 5.000.000 de europeos estaremos pendientes de la votación de la Directiva del CopyRight. Con el fin de influir en la decisión final, ya que consideran una norma inadecuada e ineficaz, que va a incentivar la censura en Internet, 150 compañías se han unido para redactar una carta abierta dirigida al Parlamento Europeo.

Cuatro empresas españolas se han añadido a esta iniciativa, concretamente: Inventia Plus, Wikivitas, Btactic y MaadiX Spain. A continuación transcribimos la carta.
 

Estimados miembros del Parlamento Europeo:

Respaldamos el objetivo de la legislación de proteger los derechos de los creadores y editores, pero las medidas propuestas son inadecuadas para obtener estos beneficios y tampoco logran un equilibrio justo entre los creadores y todas las demás partes de la sociedad. El éxito de nuestras empresas comerciales se verá seriamente comprometido por estas regulaciones de la UE de mano dura.

Especialmente el Artículo 13 está experimentando peligrosamente con la base fundamental del ecosistema de Internet. Hacer que las empresas sean directamente responsables del contenido de sus usuarios obliga a estas empresas a tomar miles de millones de decisiones legales sobre la legalidad del contenido. La mayoría de las empresas no están equipadas ni son capaces de implementar los mecanismos automáticos de filtrado de contenido que esto requiere, que son costosos y propensos a errores.

El artículo 11 está creando un derecho de propiedad intelectual completamente nuevo para los editores de prensa. La experiencia con leyes similares en Alemania y España plantea serias dudas sobre los beneficios esperados, mientras que el impacto negativo sería muy real. Una capa adicional de derechos exclusivos dificultaría la eliminación de los obstáculos legales necesarios para iniciar nuevos proyectos. Hará que los emprendedores se muestren más reacios a lanzar nuevos proyectos. Europa perdería cualquier oportunidad de jugar un papel importante en el escenario mundial. Las empresas nuevas que crean servicios basados en información agregada en línea quedarán fuera del negocio, y toda compañía que publique resúmenes de prensa de su aparición en los medios de comunicación violará esta ley.

Aunque el propósito de estas regulaciones es limitar los poderes de las grandes compañías de Internet de EEUU como Google o Facebook, la legislación propuesta terminaría teniendo el efecto contrario. El artículo 13 requiere el filtrado de grandes cantidades de datos, lo que exige tecnología, que solo los gigantes de Internet tienen los recursos para construir. De este modo, las empresas europeas se verán obligadas a entregarles sus datos, poniendo en peligro la independencia de la industria tecnológica europea y la privacidad de nuestros usuarios. Las empresas europeas como la nuestra se verán obstaculizadas en su capacidad para competir o tendrán que abandonar ciertos mercados por completo.

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, cabe destacar que el acuerdo final de trílogo carece de garantías significativas para las pequeñas y medianas empresas. El amplio alcance de esta ley probablemente conduciría a que se funden menos empresas nuevas en Europa y compañías existentes que muden sus oficinas centrales fuera de Europa. Por todas esas razones, instamos a todos los políticos pro-Startup a votar en contra de los artículos 11 y 13.

Computing 786