NoticiasMundo digital

Redefiniendo el futuro de la venta física con la Realidad Aumentada

José Luis Rico Rodríguez, Sales Director South Europe de Scandit

La Realidad Aumentada (AR) trae cambios para transformar nuestras vidas diarias. Para el comercio, presenta oportunidades al innovar la experiencia del cliente y elevar los niveles de productividad en las operaciones. Pero ¿cómo funciona exactamente la Realidad Aumentada en el comercio, y cómo pueden las tiendas aprovechar esta sorprendente tecnología para crear experiencias de compra más inteligentes y fluidas?

En Scandit llevamos una década innovando (y ganando premios) en el sector del comercio mediante soluciones propias de visión artificial. Nuestra tecnología devisión artificial y Realidad Aumentada (AR) transforma dispositivos inteligentes sencillos en dispositivos de escaneo de códigos de barras y texto de nivel empresarial, que agilizan las tareas diarias de venta en tienda, la gestión de estantes, el control de inventario y la verificación de precios.

Realidad Aumentada en el comercio

De manera sencilla, la Realidad Aumentada es una tecnología que combina activos creados digitalmente con entornos del mundo real. En el sector del comercio, la Realidad Aumentada aporta una nueva dimensión a los entornos físicos de compra, permitiendo a los minoristas ofrecer información clave sobre productos en tiempo real para mejorar las experiencias de los clientes y la productividad de los empleados. El personal puede escanear rápidamente una línea de productos y ver la información emergente en tiempo real en la pantalla del dispositivo, por ejemplo, niveles de stock, información de entrega, verificación de precios. Gracias a un dispositivo inteligente, las tareas esenciales se completan en un tiempo récord.

Ventajas de usar la Realidad Aumentada en tienda

  • Shelf Management: La misma tecnología AR también se usa en las aplicaciones de los empleados, para proporcionar información sobre el producto lo que ayuda a tender mejor a los clientes y a realizar tareas diarias, como Shelf Management de una manera más rápida. Los empleados apuntan su dispositivo a los artículos que se encuentran en una estantería y reciben en su pantalla, los niveles de stock, información de entrega y verificación de precios. Lo que hace que este proceso sea increíblemente rápido es un bit especial llamado MatrixScan, que escanea y rastrea múltiples códigos de barras a la vez. Estas aplicaciones son compatibles con casi cualquier dispositivo inteligente con cámara, incluidos los smartphones personales de los empleados, lo cual es útil, por ejemplo, si está operando una política BYOD (traiga su propio dispositivo).
  • Self-Checkout: El escaneo de código de barras con Realidad Aumentada, transforma cualquier dispositivo inteligente en un poderoso escáner, lo que significa que los clientes pueden usar la misma aplicación móvil para escanear sus compras y para el self-checkout. Los compradores se ven beneficiados ya que esto les aporta más flexibilidad y ahorran tiempo en el proceso de pago, además ofrece a los minoristas una mayor eficiencia (por ejemplo, un proceso de pago más rápido, colas más cortas) y ahorro de costes (por ejemplo, un menor número de cajas). Si hay menos cajas para pagar también aumenta la cantidad de espacio disponible para poner pantallas publicitarias que puedan generar ingresos en la tienda.
  • Verificación de precio y Click & Collect: Las aplicaciones para smartphones equipadas con Realidad Aumentada facilitan la verificación de los precios de los productos al enviar información inmediata a la pantalla del dispositivo cuando se escanean precios incorrectos. Con un software de captura de datos en la aplicación, los smartphones de los empleados pueden reconocer códigos de barras y texto alfanumérico (OCR) para confirmar los precios correctos de los productos, reduciendo los errores humanos y la consiguiente pérdida potencial de ingresos.

Ventajas para usar la Realidad Aumentada en el almacén

Los teléfonos inteligentes con Realidad Aumentada permiten a los empleados del almacén identificar y recopilar pedidos de manera instantánea, a través de una aplicación integral para brindar soporte a la recepción y envío, haciéndolos más eficientes. Estas soluciones intuitivas de administración de ventas al por menor no requieren capacitación y se pueden implementar rápidamente.

Con MatrixScan de Scandit, los empleados minoristas pueden capturar los códigos de barras de múltiples artículos en un estante al instante con un escaneo y después accederán a la información de stock en tiempo real en la pantalla del dispositivo. Es este tipo de mejora de la eficiencia la que aumenta la productividad y reduce los costes involucrados en la gestión del inventario de una tienda.

Computing 783