NoticiasMundo digital

Santalucía Seguros inaugura su laboratorio de innovación, el nuevo motor de liderazgo interno y externo

El LAB Santalucía Impulsa se utilizará como un espacio de desing thinking y cocreación entre empleados, y también con los clientes.

En el mismo lugar donde años atrás se imprimían las pólizas de la compañía, Santalucía Seguros ha construído hoy su laboratorio de innovación, LAB Santalucía IMPULSA, "el alma de la empresa adaptada al siglo XXI", ha afirmado Rubén Muñoz, Director de Operaciones y Tecnología de Santalucía. El diseño de este espacio colaborativo, -que ha llevado cuatro meses-, forma parte del ambicioso plan de transformación digital en el que la aseguradora ha invertido 200 millones de euros para posicionarse como "referente en el sector de la innovación en los próximos cuatro años". "El éxito de esta innovación reside en que sea sostenible y orientada a la aportación de valor para el negocio, que esté focalizada en las áreas que lo necesiten, y que cuente con talento especializado para su desarrollo y con métricas de sus resultados", ha enumerado Muñoz. 

Rubén Muñoz, Director de Operaciones y Tecnología de Santalucía.
Rubén Muñoz, Director de Operaciones y Tecnología de Santalucía.

El laboratorio propicia dos ecosistemas de trabajo distintos: uno externo, que potenciará la colaboración y la innovación abierta con agentes emprendedores, startups, otras empresas, universidades y Think Tank de expertos y profesionales; y uno interno, vinculado a la transformación cultural como parte del programa de Intraemprendimiento Santalucía Impulsa, que incluye formaciones, talleres, eventos con expertos, trabajos en proyectos internos de innovación y diseños de proyectos futuros. En definitiva, un espacio propicio para el desing thinking entre empleados, clientes y partners. 

La aseguradora ha invertido 200 millones de euros para posicionarse como referente en el sector de la innovación en los próximos cuatro años

El LAB Santalucía IMPULSA supone un paso más en 'la estrategía del océano', de los autores W. Chan Kim y Renée Mauborgne, en la que la aseguradora basa sus principios de innovación. "Actualmente, las compañías vivimos en un entorno empresarial que es como un océano manchado de rojo por la sangre que emana de atacarnos entre nosotros para conseguir peces,-en este caso, clientes"-, ha contado Uzquiza. "Sin embargo, cada empresa debe aportar un valor diferencial, conseguido mediante la innovación, que nos permita atraer a nuestros propios peces,-o clientes-, y dejar de devorarnos entre nosotros, para nadar en un océano limpio y azul que simule un mercado, nacional e internacional, lleno de oportunidades"

Computing 792