NoticiasMundo digital

La red en entornos hospitalarios: eficiencia clínica y mejora de la experiencia del paciente

Las habitaciones de hospital de hoy día están llenas de dispositivos y aplicaciones que monitorizan y alimentan los historiales clínicos electrónicos con datos de cada paciente.

El sector sanitario ha sido un sector pionero en la incorporación de nuevas tecnologías a sus procesos de negocio, que tienen como punto en común el depender absolutamente de la red corporativa para poder ser implementadas. Ha aparecido un aluvión de dispositivos médicos que hoy día se conectan a la red tales como aparatos de transfusión, analizadores de gases en sangre, sistemas de telemetría, máquinas portátiles de rayos X, unidades de ultrasonido, y un largo etcétera.

Mejorar los resultados es esencial para el éxito y la supervivencia de cualquier organización sanitaria. Estas organizaciones soportan constantes presiones para mejorar el bienestar y la atención al paciente, incrementar la eficiencia operativa, y reducir los costes sanitarios.

Retos tecnológicos críticos: una infraestructura fiable para soportar operaciones clínicas

Las habitaciones de hospital de hoy día están llenas de dispositivos y aplicaciones que monitorizan y alimentan los historiales clínicos electrónicos con datos de cada paciente. Si se utilizan de forma inteligente estos datos, se mejoran las operaciones clínicas, ya que se agiliza la toma de decisiones por parte de los facultativos. Esta orquestación de datos automatizada, basada en inteligencia artificial y aprendizaje automático, permite agilizar los procesos, mejorar los planes de tratamiento y atención al paciente y reducir los costes, al equilibrar mejor recursos y necesidades.

Estas organizaciones soportan constantes presiones para mejorar el bienestar y la atención al paciente, incrementar la eficiencia operativa, y reducir los costes sanitarios

Gracias a la transformación digital, las organizaciones sanitarias pueden seguir siendo competitivas, y garantizar su continuidad generando nuevas capacidades operativas, clínicas y de gestión. Además, aprovechando la inteligencia que reside en el dato, se pueden organizar las actividades clínicas y de gestión para hacerlas compatibles con los objetivos de control de costes.

Las infraestructuras tradicionales no pueden manejar de forma eficiente las complejidades de la transformación digital. La red debe ser capaz de escalar para seguir el ritmo que impone esta transformación, y manejar la creciente complejidad de la red, al tiempo que se mantiene la operatividad de los sistemas antiguos. Las organizaciones sanitarias necesitan desplegar dispositivos clínicos más rápidamente y de forma más eficiente, y han de hacerlo al tiempo que ofrecen al usuario una experiencia consistente y personalizada.

Por otro lado, la red Wi-Fi en entornos sanitarios se ha convertido en algo tan necesario como el oxígeno. Ya sea para conectar equipos clínicos móviles, escáneres, sistemas de goteo o teléfonos, la red debe ser capaz de conectar todos estos dispositivos inalámbricos para ofrecer una atención sanitaria en tiempo real. Para que todo funcione de forma fluida, no puede haber cuellos de botella en las puntos de acceso, ni en la red de cable que los soporta, ni en toda la ruta hacia Internet o el data center. Estas conexiones deben estar siempre disponibles y ser tolerantes a fallos, para garantizar un servicio ininterrumpido.

Mejor atención sanitaria y experiencia del paciente

La tecnología está teniendo un profundo impacto en el sector sanitario, transformando la experiencia del paciente. Un entorno sanitario orientado al paciente se caracteriza por procesos operativos más ágiles, acceso a la información y conectividad ininterrumpida, para que los profesionales sanitarios puedan mejorar la atención que prestan. Innovaciones digitales como los dispositivos IoT, edificios inteligentes, servicios de telemedicina y de entretenimiento permiten a los pacientes involucrarse en sus tratamientos, y reciben una atención más personalizada y adecuada a su estilo de vida.

Los pacientes y visitantes esperan disponer de conectividad Wi-Fi de alto rendimiento, para acceder a información, entretenimiento o comunicarse con sus seres más próximos. Aunque la conectividad para el paciente no es crítica en situaciones de alto riesgo, ayuda a su mejoría, a minimizar el estrés y a mantenerle informado durante su estancia. Los portales de paciente, por ejemplo, proporcionan transparencia y agilizan las operaciones clínicas, de modo que el personal clínico puede mejorar la atención que presta.

Seguridad: dispositivos médicos en red e IoT en entornos sanitarios

Las redes y los dispositivos utilizados en entornos sanitarios son cada vez más complejos, y son una creciente preocupación para el departamento de TI. En vez de considerar el problema sólo en términos de número de dispositivos y ancho de banda que necesitan, las organizaciones sanitarias deber cambiar el enfoque y ver cómo pueden aplicar la inteligencia de negocio a la red. Para algunos departamentos de TI, dar soporte a los dispositivos médicos es un territorio desconocido.

Con la rápida adopción de Wi-Fi por parte de los fabricantes de dispositivos médicos, muchos departamentos de TI de hospitales están viendo que son incapaces de administrar muchos sistemas conectados a red, como equipos de goteo, analizadores de gases, sistemas de telemetría, equipos de rayos X portátiles, dispositivos de diálisis o medidores de glucosa. A medida que se añaden más dispositivos, los procedimientos que se estaban usando en los primeros despliegues hace cinco años ya no son adecuados.

Un peligro potencial en toda red, y particularmente en las de los hospitales, es el uso de aplicaciones y dispositivos no autorizados, que se conectan en un momento dado y pueden conseguir acceder a la red sin permiso o interferir con otros dispositivos. Es crucial poder monitorizar estos dispositivos y aplicaciones. No es raro el caso de que un dispositivo médico incorrectamente configurado para servicios DHCP haga caer toda la VLAN a la que está conectado. El Control de Acceso a Red (NAC) permite automatizar la configuración en red de dispositivos y aplicaciones utilizando políticas basadas en reglas en toda la red, cableada e inalámbrica.

La red, una infraestructura crítica para el éxito de la transformación digital

En definitiva, las organizaciones sanitarias, tanto públicas como privadas, se enfrentan a numerosos retos, como son alcanzar una mayor eficiencia operativa, mejorar la gestión de los centros e instituciones sanitarias, optimizar recursos o conseguir un control de costes sostenible, y necesitan hacer todo ello tratando al mismo tiempo de proporcionar una atención centrada en el paciente, garantizando su bienestar y seguridad.

La mayoría de estas organizaciones se ha dado cuenta de que la tecnología es el mejor aliado a la hora de mejorar la calidad de servicio y dar respuesta a todos estos retos. Por eso están abordando iniciativas de transformación digital, tanto orientadas a mejorar la gestión de los servicios como a mejorar la atención al paciente. En estas iniciativas, la infraestructura de red juega un papel crucial, ya que es el elemento que hace posible la digitalización, en entornos cada vez más conectados.

Computing 799