NoticiasMundo digital

Ibercaja y Microsoft refuerzan su alianza sellada hasta 2023

Ibercaja y Microsoft han renovado su alianza estratégica, establecida hace seis años, con el fin de colaborar más profundamente en áreas específicas como innovación, seguridad, sostenibilidad y transformación digital.

Alberto Granados, presidente de Microsoft en España y Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja.
Alberto Granados, presidente de Microsoft en España y Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja.

Ibercaja y Microsoft han renovado su alianza estratégica, establecida hace seis años, con el fin de colaborar más profundamente en áreas específicas como innovación, seguridad, sostenibilidad y transformación digital, así como en la digitalización de las empresas clientes de Ibercaja. En 2016, el Banco inició un plan de transformación digital en tres ciclos de la mano de Microsoft.

En el primer ciclo (2015-2017), se establecieron las bases tecnológicas y estratégicas de la transformación digital y se desarrollaron los primeros casos de uso. En el segundo (2018-2020), se pusieron en marcha todos los canales digitales sobre la nueva arquitectura, se consolidó la aplicación móvil del banco y se sentaron las bases del nuevo modelo de relación omnicanal con la implantación en la red una nueva sistemática comercial y directiva. Actualmente, en el tercer ciclo (2021-2023), se está trabajando en la evolución del modelo de relación y venta omnnicanal, apoyado en un equipo de gestores digitales con atención remota, y poniendo el foco en la venta digital e implementando un nuevo sistema de automatización de marketing basado en inteligencia artificial.

Desde el inicio de la colaboración se ha transformado el modelo relacional con el cliente, propiciando una mejora en su experiencia y una aproximación de 360º. Se ha logrado una cultura predictiva, que facilita una propuesta más personalizada y da lugar a relaciones duraderas, ventas cruzadas y captación de nuevos clientes.  

Una colaboración fructífera

Así, el número de clientes digitales ha crecido un 62% desde 2016, alcanzando los 894.000 usuarios en junio de 2022. Además, el número de usuarios de la aplicación móvil de Ibercaja se ha multiplicado por 4,2 desde 2016, destacando la mejora de la usabilidad de las herramientas digitales.

Por otra parte, en términos de eficiencia, se ha reducido significativamente el número de operaciones presenciales realizadas en sucursal bancaria. De esta forma, en junio de 2022 se registraron 13,1 millones de operaciones menos que en 2016, lo que equivale a una reducción de 714.000 horas de trabajo. Entre estas operaciones, cabe destacar que, gracias a la mejora de la operativa a través de los cajeros y de la banca digital, los depósitos en metálico realizados en sucursal han disminuido un 73%; la retirada de efectivo, un 75%; las transferencias a terceros, un 56%; las transferencias internas, un 62%; y el pago de tasas, un 57%.

Igualmente, la contratación de productos financieros a través de canales digitales supone actualmente un 40% del total de contrataciones. De esta forma, las hipotecas contratadas online representan ya un 25% del total de este segmento de productos; los fondos de inversión, un 24%; los préstamos pre concedidos, un 90%; y la compra de acciones un 97%.  

Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja, ha reconocido que “gracias a esta alianza estratégica de digitalización, hemos conseguido la transformación de nuestro modelo operativo, tecnológico y comercial, lo que nos ha permitido ofrecer a nuestros clientes las mejores soluciones y productos financieros y consolidar nuestra posición de solvencia e independencia dentro del sector bancario español”.

Por su parte, Alberto Granados, presidente de Microsoft en España, ha elogiado el trabajo realizado por la compañía con Ibercaja a lo largo de estos años, “que ha traído consigo grandes éxitos y, con la ampliación de nuestro acuerdo, avanzamos con una visión que nos une en la mejora del día a día de las organizaciones, la productividad, la seguridad y la sostenibilidad.”

 

 

Computing 816