OpiniónMundo digital

Hombre y máquina, dualidad Yin y Yang

Por José Ignacio Álvarez, Director de Aplicaciones y Customer Experience, Oracle Ibérica.

Desde que la Inteligencia Artificial (IA) pasó de ser simple propaganda a ser un activo empresarial tangible, los temores entre los empleados de todo el mundo se han multiplicado. Un argumento recurrente en contra de la tecnología es que podría costarles sus empleos. Una investigación reciente realizada por Oracle con Otto Beisheim School of Management indica que casi el 25% de los empleados de todo el mundo están preocupados al respecto. Pero estos temores nacen de la percepción de que la máquina debe estar en contra del hombre, en lugar de considerar las posibilidades de su combinación. La realidad apunta a lo contrario. Al igual que necesitamos luz y oscuridad, fuego y agua, calor y frío, existen sólidas evidencias de que las empresas necesitan tanto a las personas como a la inteligencia artificial para prosperar en el mundo que se avecina.

Las empresas nunca han necesitado ser tan flexibles como lo necesitan hoy en día

Como sugieren los viejos proverbios chinos, surge la magia entre dos fuerzas contrarias que se unen para crear el equilibrio necesario para la supervivencia. Entonces, en vez de ver la confrontación, debemos considerar todas las posibilidades del hombre y la máquina de modo similar a la dualidad existente entre el Yin y el Yang.

Adaptarse y prosperar

Las empresas nunca han necesitado ser tan flexibles como lo necesitan hoy en día. Deben reaccionar de manera impecable ante los cambios económicos, sociales y de los consumidores. Las expectativas de éstos están cambiando, y ser lo más ágil posible es crítico para proporcionar el nivel de servicio requerido. Es en este nuevo entorno donde estamos viendo materializarse diferentes habilidades. A medida que los roles de los empleados evolucionan y cambian, las organizaciones necesitan de la tecnología para facilitar este modo de trabajar. Y aquí es donde surge la inteligencia artificial como un suplemento para mejorar e inducir las habilidades humanas, en lugar de reemplazarlas.

Desde finanzas y RRHH hasta marketing, ventas y cadena de suministro, la inteligencia artificial está apoyando la remodelación de los tradicionales roles, equipos y departamentos empresariales. La Inteligencia puede mejorar la toma de decisiones, puede acelerar procesos e impulsar eficiencias. y, lo que es más importante, como puede ocuparse de las partes más rutinarias de cualquier trabajo, puede permitir a los usuarios empresariales concentrar su tiempo, energía y pasión en actividades en las que los humanos destacan, como la creatividad, la resolución de problemas y la invención. Cada organización tiene ingentes cantidades de datos en sus sistemas, y estos deben analizarse de forma segura para obtener el mejor conocimiento, pero también para cumplir con las estrictas regulaciones vigentes. A veces, el trabajo humano, muy susceptible al error, no puede garantizar eso.

Atrayendo el equilibrio perfecto

El principio clave del Yin y el Yang es que todas las cosas existen como contrarios inseparables. Y esta es la llave: la inteligencia artificial es el Yang para el Yin humano - destaca en tareas y análisis repetitivos de bajo nivel, mientras que las personas son libres de aprovechar al máximo su capacidad, enfocando sus talentos en la parte más creativa y humana del trabajo que puede ayudar a la compañía a ser realmente innovadora y distinguirse de la competencia.

Los profesionales no deben temer a la inteligencia artificial como desencadenante de su sustitución en el puesto de trabajo. De hecho, en muchos casos la realidad es que está contribuyendo a crear más empleos. Es el caso de Blind and Visually Impaired (IBVI), una empresa manufacturera con sede en Wisconsin que contrata a personas con discapacidad visual. El éxito para la compañía significa poder asumir a más personas con discapacidad visual. Quería hacer uso de un conjunto accesible de aplicaciones de negocio con modernas capacidades de machine learning, pero necesitaba una que empoderara al personal, en lugar de hacer sus trabajos. Con las aplicaciones cloud ha podido utilizar interfaces de voz para crear nuevas oportunidades de empleo en áreas que alguna vez estuvieron limitadas a trabajadores videntes.

Así, la implementación soluciones Cloud ha abierto oportunidades de trabajo en el equipo de finanzas y ha habilitado nuevos trabajos en el servicio al cliente. En lugar de emparejar empleados ciegos con trabajadores videntes en estas funciones, la tecnología ahora permite que los trabajadores invidentes realicen tareas de forma independiente a través de la interfaz de voz. Esta productividad adicional ha ayudado a la compañía a ofrecer más empleos a discapacitados visuales. El sistema solo mejorará a medida que la inteligencia artificial se incremente más en la aplicación (por esto es necesario que sean aplicaciones en la nube, porque en ese entorno es donde se pueden explotar a gran escala el valor de los datos y las capacidades de inteligencia artificial). Las aplicaciones en la nube de Oracle están ayudando a eliminar barreras y crear nuevas oportunidades profesionales para las personas ciegas y con discapacidad visual a través de su conjunto de aplicaciones inteligentes y accesibles.

La oportunidad en juego

A medida que la inteligencia artificial se consolida más allá de la publicidad y se convierte en un activo empresarial valioso, un número creciente de compañías saben que es una vía para mejorar los procesos. En lugar de que el personal tema por su trabajo en ese futuro, es una oportunidad para que pueda mejorar sus habilidades y sacar el mayor provecho de las tecnologías.

En un momento en el que solo el 10% de las organizaciones piensa que su personal de finanzas tiene las habilidades precisas para usar estas tecnologías, hay mucho en juego. Imaginemos un mundo en el que las organizaciones puedan potenciar lo mejor tanto de la inteligencia artificial como de las personas -empleados capacitados para trabajar junto con IA en una dualidad similar al Yin y Yang para realizar el trabajo no solo de manera efectiva, sino de la manera más productiva. En lugar de ver a IA como un enemigo que podría reemplazarles, las personas pronto la verán como una contraparte para ayudarles a hacer el trabajo de la mejor manera posible, creando un mundo equilibrado como el Yin y el Yang para lograr un éxito mutuo y general.

Computing 782