OpiniónMundo digital

La tecnología al rescate

Cómo la tecnología nos está ayudando a enfrentar esta crisis. Por David Vindel, Director de Tecnología en Europa, Hill & Knowlton Strategies.

David Vindel.
David Vindel.

Con casi dos millones de contagios y más de 100,000 muertes a nivel global, la pandemia del Coronavirus se ha convertido en una de las crisis mas extensas que la humanidad ha tenido que afrontar. Cuando a principios de marzo el mundo occidental se dio cuenta de que esta pandemia podría tener semejantes proporciones, de los riesgos y el impacto que se avecinaban, la vida cotidiana y el mundo laboral como lo habíamos conocido empezó a cambiar radicalmente. Multitud de países tomaron medidas de confinamiento, distanciamiento social, movilidad restringida, y, en fin, nos encontramos en la situación actual. En plena crisis pandémica la tecnología ha sido y seguirá siendo un aliado clave para lograr combatir situaciones difíciles y para obtener mejores resultados, tanto para reducir la propagación del virus, como para la mitigación y reducción de sus impactos a nivel laboral, médico y social.

Llevamos años hablando de la transformación digital y ya son muchísimas las empresas españolas que pueden acceder a su información, archivos y negocio desde donde sea y cuando sea. La nube nos ha permitido no depender de oficinas físicas, nos ha permitido teletrabajar y, dado que España tiene una penetración móvil cerca al 100% y una penetración de smartphones de más de 90%, la tecnología nos ha consentido afrontar el hecho de que no estemos en nuestro lugar habitual de trabajo. Las reuniones físicas se han remplazado con una multitud de herramientas de videoconferencias desde Microsoft Teams, Google Hangout, Zoom, Cisco Webex, Adobe Connect, Skype y muchas más. El propio Gobierno de España ha destacado este auge en el uso de Internet para teletrabajar que, en datos de Telefónica, ha aumentado hasta un 90% en estas semanas.

La tecnología nos ha aportado gracias al teletrabajo flexibilidad, accesibilidad, y productividad

Pero el trabajo en esto tiempos no es lo más importante. La salud y la sanidad sí lo son. Aquí es donde la tecnología está teniendo y tendrá mayor impacto. El big data se presenta como una herramienta para ayudar a los médicos y pacientes para superar enfermedades y luchar contra pandemias. La inteligencia artificial ya está manos a la obra calculando millones de algoritmos y procesando trillones de datos con fin de sacar nuevas conclusiones, nuevas ideas de cómo afrontar este virus pandémico y al servicio del descubrimiento de una vacuna. Al mismo tiempo, los desarrolladores de software están creando herramientas técnicas para ayudar a combatir el virus y salvar vidas. En este espíritu de colaboración, Google y Apple anunciaron esta semana un esfuerzo conjunto para permitir el uso de la tecnología Bluetooth para ayudar a gobiernos y agencias de salud a reducir la propagación del virus.

En la lucha contra el coronavirus, son muchas las tecnologías que trabajan al máximo rendimiento para rescatar esta situación. Entre estas tecnologías, destaca una tan poderosa como la supercomputación. El Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) ya trabaja en la investigación frente al SARS-CoV-2, aplicando la bioinformática a la búsqueda de tratamientos. A nivel global el superordenador más potente del mundo, Summit de IBM, también está a la caza del coronavirus. A todo esto, también se suma, además, las aportaciones que empresas tecnológicas como Microsoft, Amazon e Intel están haciendo para fortalecer la lucha contra el virus. Intel, por ejemplo, aportará un fondo de 50 millones de dólares en distintas iniciativas tecnológicas para combatir la pandemia del COVID-19. Las iniciativas se centran en la aceleración del acceso a la tecnología en el punto de atención al paciente, aumentando la velocidad en la investigación científica y garantizando el acceso a la formación en línea.

Al ser COVID-19 un virus contagioso y de rápida extensión, también se está afrontando con una multitud de apps. Más de 22 millones de usuarios utilizan diariamente aplicaciones móviles en España, con unas cifras de descargas de 4 millones cada día. Teniendo en cuenta estos datos, el empleo de apps va a ser eficaz para ayudar a España a poner freno al COVID-19. Las apps pueden realizar funciones de prediagnóstico, pueden descongestionar las vías telefónicas habilitadas para personas posiblemente contagiadas, y pueden medir y controlar la expansión del virus. Gracias a la tecnología móvil y también con objetivo de aliviar la actual presión sanitaria, existen aplicaciones que permiten consultar un médico remotamente. Plataformas como Care Connect por ejemplo que ayuda de forma gratuita a los médicos a mantener el contacto con sus pacientes en el contexto del COVID-19 y aplicaciones como Doctoralia y Saluspot, entre otras, te permiten prácticamente llevar a un médico en el bolsillo.

Finalmente, también hay que reconocer que la tecnología ha jugado un papel importantísimo durante esta época de confinamiento y de distancia social. No solo porque las apps como Houseparty, Whatsapp, y Facebook nos han permitido estar en contacto con nuestros seres queridos y mantener las relaciones personales, sino porque también hemos podido estar entretenidos gracias al acceso a multitud de contenidos por streaming, desde Netflix, AmazonPrime o HBO. A las que se han unido también Disney+ y Quibi, estas dos últimas lanzadas en España durante plena crisis del COVID-19.

La tecnología ha sido un fuerte aliado durante esta etapa y, siendo optimista, creo que sin duda alguna nos ayudará a combatir y superar esta crisis. Para no dejar que el espíritu luchador y la esperanza del ser humano se debilite contamos con un fuerte aliado, la tecnología.

Computing 805