OpiniónMundo digital

ERP estándar también para gestionar en vertical: distribución de alimentos y artículos para mascotas

Por Pablo Couso, Director Comercial de Datisa.

Pablo Couso, Director Comercial de Datisa.
Pablo Couso, Director Comercial de Datisa.

Alimentación, sanidad, limpieza, distribución, etc. son algunas de las áreas con las que la economía española busca neutralizar el efecto negativo de la Covid-19 en otros entornos como el turístico, el ocio y el entretenimiento, el textil o el de la automoción que han visto cómo suspendían, literalmente, todo tipo de actividades y operaciones.

Dentro de estas industrias que han encontrado en la crisis una oportunidad, el mercado de los artículos y alimentación para mascotas es uno de los que ha logrado mantener su tendencia al alza de los últimos años a pesar de las circunstancias adversas con las que se ha topado en 2020. Y eso, en sí mismo, ya es una buena noticia.

Así que se me ocurren algunas ideas sobre cómo optimizar la gestión en el entorno de los mayoristas y retailers de artículos para mascotas. Ideas que apuntan tanto a la gestión de inventarios, como a la optimización comercial, como a la atención al cliente y que pueden materializarse vía ERP estándar.

Ventajas de un ERP estándar

Hemos pasado mucho tiempo con distribuidores, fabricantes y otros agentes que intervienen en la industria de suministros para mascotas. Y nos hemos dado cuenta de que, indudablemente, tienen requisitos únicos. Pero, también hemos tomado conciencia de que los distribuidores de suministros para mascotas presentan muchos de los desafíos comerciales que muestran los distribuidores de cualquier otra industria: acceso a información precisa y actualizada sobre inventarios, datos en tiempo real sobre costes, órdenes de compra, pedidos, informes financieros, simulaciones, …

Por eso hemos visto que los aplicativos ERP genéricos, o estándar, proporcionan a los distribuidores de artículos para mascotas, la capacidad que necesitan para gestionar sus recursos de manera eficiente. Y lo hacen a través de tecnología robusta y con amplia cobertura funcional que aporta una visión profunda del negocio y permite la toma de decisiones más rápidas y estratégicas sobre las operaciones comerciales. Tecnología que ayuda a cubrir las necesidades del momento, pero también, tecnología lo suficientemente flexible como para operar y responder de manera ágil conforme cambia el mercado. Incluso, cuando los cambios son tan disruptivos e inesperados como los que vivimos en estos momentos.

Centralizar la gestión de pedidos, las existencias o las finanzas en una única aplicación que, facilite, además, la integración con otras soluciones complementarias permite racionalizar masivamente la operativa y reducir los costes. Y en un entorno crítico en el que los mayoristas suelen operar con márgenes muy ajustados, es especialmente relevante poder maximizar la eficiencia de los procesos -y de las personas que intervienen en ellos- y ajustar los costes. Además, desde el punto de vista del flujo de caja, es importante poder predecir para mantener el volumen de existencias en sus niveles óptimos, y evitar así tener el dinero inmovilizado en el almacén de forma innecesaria.

Mejoras concretas para los mayoristas

Son varias las mejoras que experimentará los mayoristas de alimentación y artículos para mascotas al utilizar un ERP. Por resumir, podemos mencionar las siguientes:

- Control de stock y gestión de inventario: proporciona una visión completa del nivel de stock en una o más ubicaciones, garantizando que el nivel es siempre el correcto, en cantidades y ubicaciones adecuadas.

- Más precisión y eficiencia en la gestión de inventarios: actualizar en tiempo real los datos sobre las existencias permite actuar con rapidez, planificar y reducir costes. Si, además, se trabaja con alimentos perecederos, la precisión en la gestión de inventarios es aún más estratégica para evitar deterioros que puedan traducirse en pérdidas y facilitar la trazabilidad de los productos, para garantizar las medidas de seguridad máximas.

- Información más consolidada sobre el estado del inventario: facilitar las consultas y actualizar los datos en tiempo real, proporciona una visión más sólida sobre compras, ventas y finanzas.

- Mayor automatización de procesos de negocio: digitalizar desde la recepción de los pedidos hasta el reaprovisionamiento del almacén y todas las tareas asociadas al proceso no solo aumenta su efectividad, sino que identifica las actividades de escaso valor o poco productivas para que puedan ser eliminadas.

- Gestión de pedidos de ventas: permite aumentar el valor promedio de los pedidos, incluido el de los artículos alternativos o sugeridos para impulsar la venta cruzada.

- Proactividad y capacidad de reacción: la información que proporciona un ERP y la velocidad que imprime en los procesos, proporciona una capacidad de respuesta muy ágil ante posibles fluctuaciones de la demanda o cambios en las peticiones de los clientes. Y esto, automáticamente, impacta también sobre la calidad del servicio que se presta y el nivel de satisfacción de los clientes.

- Ajuste permanente de los márgenes: al operar con márgenes tan escasos, los mayoristas deben estar muy atentos a cualquier variable que haga peligrar sus beneficios. El ajuste permanente de los márgenes reduce el impacto del incremento de los costes o la subida de precios de los proveedores. Para ello es importante disponer de una indicación precisa del margen asociado a cada venta por lo que se hace necesario contar con un sistema capaz de gestionar con facilidad múltiples listas de precios, estructuras de descuento y ofertas especiales, por ejemplo.

Computing 794