OpiniónMundo digital

Gracias a las TIC

Por Ambrosio Rodríguez, Director de Computing.

Ambrosio Rodríguez, Director de Computing.
Ambrosio Rodríguez, Director de Computing.

2020 ha dado paso a 2021. Un cambio de ciclo habitual año a año que en esta ocasión deja un mayor espacio para el análisis ante los súbitos cambios que han acontecido. La sacudida a la que nos hemos visto todos sometidos ha sido la gran protagonista a causa del impacto de la covid. Sin embargo, la transformación no ha menguado, podría decirse que incluso se ha propagado. Actividades de todo tipo han dilatado su creatividad como un medio para la subsistencia, para al menos mantener su productividad y puestos de trabajo, lo cual ha sido una tarea ardua de conseguir en demasiadas ocasiones. Y las TIC han estado presentes como punto de apoyo.

Quizás lo que más nos ha podido sorprender no es ese espíritu de supervivencia, propio de la condición humana, sino el camino para su consecución. El tejido empresarial, y por qué no decirlo también, la Administración Pública, han dado pasos que eran completamente insospechados antes del confinamiento anunciado el 14 de marzo de 2020.

El ciudadano de a pie y la sociedad en su conjunto no han sido demasiado conscientes hasta esa fecha del soporte constante de las tecnologías para mantener el orden establecido, una maquinaria bien engrasada a la que no se presta atención porque, simplemente, funciona. Es una buena noticia que esta percepción parezca haberse visto alterada.

En 2020 muchas compañías han recogido los frutos de sus inversiones previas en tecnología 

Lo que sí es evidente es que muchas organizaciones han recogido los frutos de sus inversiones previas para que su operativa diaria no se viera interrumpida: conexiones estables, acceso a la nube, sistemas de almacenamiento o de analítica eficientes, movilidad garantizada… y así un largo etcétera de ejemplos. Como algunos directivos TIC han querido subrayar, “si hay alguna industria que haya salido reforzada, esa ha sido la nuestra”. Otros, haciendo un símil con los aplausos recibidos por los profesionales sanitarios, hacían un llamamiento: “Se aplaude poco por los tecnólogos”. Sobre lo que quieren dar a entender ambas citas, no puedo estar más de acuerdo.

2020, uno de los peores años que se han vivido a nivel global, ha servido en cambio para encumbrar su labor. Por ello, es primordial dar las gracias a este colectivo por su aptitud y despliegue, y por haber contribuido a normalizar nuestro día a día, tanto personal como profesional.

En 2020 y bajo este marco de resiliencia, Computing cumplía 25 años. Durante este periodo hemos asistido al nacimiento de Windows 95, a la eclosión de Internet, al impacto del milenio, a la consolidación de la nube, a la llegada del smartphone, a la irrupción de innovaciones ligadas a la inteligencia artificial… Computing ha compartido con el sector un mismo objetivo, favorecer la evolución de la tecnología, en nuestro caso, desde un plano de divulgación y de concienciación. Es de agradecer que las TIC nos hayan acompañado y apoyado en este tiempo para seguir siendo un referente. En el futuro seguiremos en la misma línea contribuyendo con nuestro pequeño grano de arena. 

Computing 806