OpiniónMundo digital

La supervivencia del negocio, en juego

Sergi Biosca, CEO everis España.

Sergi Biosca, CEO everis
Sergi Biosca, CEO everis

El año 2020 es un año que va a marcar nuestras vidas. La situación que estamos viviendo, derivada de la aparición de la pandemia, más allá del impacto social y económico en el corto plazo, ha acelerado cambios que ya venían produciéndose a ritmo mucho más lento.

En un abrir y cerrar de ojos, compañías líderes en España han pasado a funcionar con la mayor parte de sus empleados teletrabajando desde sus casas, siendo conscientes de que su negocio no era tan robusto como creían y de la importancia de disponer de procesos más ágiles y flexibles soportados por las tecnologías ya disponibles.

No se trata de nuevas necesidades. La mayoría ya estaban allí antes de la crisis y hemos venido hablando de ellas durante mucho tiempo y, ahora, en pocas semanas, se han situado en el centro de todo. ¿Acaso no hace años que oímos hablar de conceptos como el comercio electrónico, la telemedicina, la educación a distancia y el teletrabajo?, por citar solo algunos ejemplos.

Y en toda esta vorágine de cambios, encontramos un elemento común, que los vertebra todos: la tecnología.

La situación que hemos vivido durante los últimos meses ha mostrado con claridad la diferencia entre las compañías que tenían una estrategia de transformación y evolución basada en la tecnología y aquellas que no la tenían. Han sido las primeras, aquellas que antes de la crisis habían invertido estructuralmente en la digitalización de su negocio, las que han podido ajustar rápidamente sus operaciones y canales de venta, aprovechando esa ventaja competitiva de manera clara en el actual contexto de disrupción.

Vivimos tiempos exponenciales en los que la sociedad, la economía, las empresas, los gobiernos y las personas estamos siendo superados por las nuevas tecnologías, y donde la capacidad de evolución, de transformación y de generar dinamismo en la estrategia, los procesos, los métodos y, sobre todo, en la adopción de dichas tecnologías, se convierten en los elementos clave para asegurar, por un lado, la supervivencia y, por otro, la ventaja competitiva.

Tecnología y negocio

La tecnología es clave sin ninguna duda, pero ha de ser bien entendida por el negocio para asegurar todas las ventajas que tiene su aplicación al mismo. Las compañías deberían adaptar todas sus estructuras internas y externas a un nuevo modelo corporativo donde la tecnología esté presente de manera natural en la estrategia de negocio y en la cultura de toda su organización.

Siendo entonces clave la evolución continua basada en las nuevas tecnologías, en everis hemos desarrollado un modelo de madurez digital que permite evaluar nuestra situación, tanto internamente como externamente, e identificar cuál sería el camino más adecuado, así como los proyectos e iniciativas a priorizar a corto y medio plazo.

La sociedad, la economía, las empresas, los gobiernos y las personas estamos siendo superados por las nuevas tecnologías

Desde la perspectiva de everis, la base de la madurez digital reside en disponer de una estrategia donde la tecnología está perfectamente imbricada con el negocio para permitir evolucionar los productos y servicios existentes, a la vez que generar nuevos negocios apoyándonos en la tecnología. Todo ello, adoptando un modelo de organización ágil, que asegure la capacidad para adaptar los procesos rápidamente y dar respuesta a los cambios continuos del mercado.

Que las compañías han de ser ágiles, con aplicaciones y sistemas que se adapten continuamente a un entorno tan cambiante, parece ser un hecho más irrefutable que nunca. Y considerando la tecnología como habilitador clave para ello, desde everis consideramos tres grandes pilares para acelerar y asegurar la necesaria modernización de las aplicaciones y sistemas:

  • Cloud: observamos una clara necesidad de evolución de las plataformas existentes a entornos en la nube, que permitan incrementar la agilidad y escalabilidad del negocio.
  • Seguridad: ha pasado a ser máxima prioridad para garantizar la continuidad del negocio en un contexto de crecimiento acelerado de las amenazas externas y la ciberdelincuencia.
  • Datos e inteligencia artificial: constituyen la herramienta más transversal y transformacional para el incremento de la productividad, así como para la captación y fidelización de los clientes, la identificación de nuevas líneas de negocio y la generación de ingresos.

El futuro ya no puede basarse en la prueba de concepto permanente, mientras mantenemos la base del negocio y la operativa en los mismos parámetros del pasado. Ahora, más que nunca, la adopción de una estrategia de digitalización marcará quién es quién en el futuro.

Y desde everis estaremos al lado de las compañías españolas en este proceso ineludible de modernización tecnológica. Está en juego la supervivencia de la mayoría de los negocios y compañías, así como el liderazgo de las empresas españolas en el mundo. n

Computing 801