OpiniónMundo digital

Innovación y digitalización, una lectura esperanzadora de la pandemia

Helena Herrero, Presidenta HP para el Sur de Europa.

Helena Herrero, Presidenta HP para el Sur de Europa
Helena Herrero, Presidenta HP para el Sur de Europa

Hemos cerrado un año complicado, marcado por una pandemia que, amén del elevado coste en vidas humanas, también nos ha inspirado a la hora de reformular el modelo de sociedad que queremos para las próximas décadas y legar a las siguientes generaciones.

La realidad vivida ha puesto en valor la ciencia y la innovación como palancas para superar el momento y avanzar hacia el futuro. Ambas están demostrando ser tremendamente efectivas en la lucha contra el virus, no solo ayudando a diagnosticar, tratar y prevenir la enfermedad y encontrar una vacuna, sino también aportando soluciones que han sido ‘vitales’ en los momentos más duros de la crisis sanitaria. Todos recordamos cómo, entre los meses de abril y mayo, cuando era realmente complicado satisfacer la demanda urgente de material sanitario de nuestros hospitales, la tecnología de impresión en 3D permitió producir material que ayudara a proteger a los que se enfrentaban en primera línea contra el virus y a tratar a los pacientes contagiados, allí donde se necesitaba. Desde HP coordinamos con organismos gubernamentales, sanitarios e industriales de diferentes países este esfuerzo, que ha permitido suministrar a los hospitales casi cuatro millones de piezas impresas en 3D como hisopos nasales, ajustadores de máscara y protectores faciales, entre otros.

Más allá del entorno sanitario, la tecnología se ha convertido en el perfecto compañero de viaje en esta difícil travesía, favoreciendo formas de vivir, trabajar, consumir y relacionarnos, más acordes con la coyuntura. La adopción del confinamiento como principal medida para intentar frenar la propagación del virus hizo que la vida tal y como la conocíamos se fundiera a negro y que se aceleraran cambios que ya se estaban empezando a ver tímidamente. En la esfera social, nuevos hábitos de relación como muestra el ‘boom’ de las videollamadas y nuevos patrones de consumo y opciones de ocio ‘desde la comodidad del sofá’. En el ámbito empresarial, el teletrabajo pasa de ser algo excepcional a una opción de facto que garantiza la sostenibilidad del sistema. Si en 2019 solo el 4,8% de los trabajadores en España trabajaba de forma habitual desde el hogar, según la Encuesta de Población Activa (EPA), este porcentaje creció hasta el 34% durante el confinamiento. Hoy, en la ‘nueva normalidad’ y con las restricciones impuestas por la segunda ola, el 16,2% de los ocupados trabaja más de la mitad de los días desde casa.

La realidad vivida ha puesto en valor la ciencia y la innovación como palancas para superar el momento y avanzar hacia el futuro

Este cambio de paradigma ha sido un must para las organizaciones que han tenido no solo que abordar la digitalización de sus estrategias a todos los niveles (según un estudio, 7 de cada 10 empresas españolas han realizado alguna transformación digital a raíz de la Covid-19, sino también superar determinadas carencias como una cultura de trabajo en remoto). Esto significa poner a disposición de los empleados los medios tecnológicos, pero también prepararlos para trabajar en la distancia fomentando el uso de herramientas colaborativas que favorezcan la conexión y el sentimiento de pertenencia a la organización.

En HP llevamos más de 80 años al lado de las personas, ayudándolas a mejorar sus vidas y sus negocios, con dispositivos y servicios innovadores que les faciliten opciones de entretenimiento y trabajo cómodas y seguras, pero también aportando una nueva mirada que les permita dar respuesta a un mundo en permanente cambio. En estos momentos más que nunca, hemos querido que nos sintieran cerca y trasladarles que juntos saldremos de esta. Hemos flexibilizado nuestras opciones de financiación y renting y hemos puesto en marcha diferentes iniciativas en el campo de la Educación, con el propósito de que nadie quede náufrago de esta coyuntura. Asimismo, hemos asumido en primera persona la tarea de acompañar al empleado en su proceso adaptativo a los nuevos hábitos y rutinas en el terreno laboral, lo que nos ha permitido seguir estando ‘cerca’ de nuestros clientes y mostrar que es posible e, inclusive, necesaria para esta transformación que tenemos encima, otra forma de gestión que sitúa a las personas en el centro de la organización.

Encaramos 2021 con ilusión, convencidos de que acabaremos venciendo al virus y de que, a pesar del tsunami que ha provocado en nuestras vidas, ha sido el ‘impulso’ definitivo para llevar a la sociedad a la verdadera era digital.

Computing 801