OpiniónMundo digital

El presente y futuro del metaverso

Un desafío también para las pequeñas y medianas empresas. Arthur Mai, Chief Marketing Officer (CMO) de Ionos.

Arthur Mai, IONOS.
Arthur Mai, IONOS.

Desde que Mark Zuckerberg cambió el nombre de su compañía a Meta para enfocarla en el concepto de metaverso, muchas empresas se preguntan si necesitarán expandir su presencia digital. Este tema, que tanto se está debatiendo en un gran número de foros, eventos y medios de comunicación, también suscita el interés de las empresas y su futuro en este nuevo entorno digital. Pero antes, es interesante entender un poco más en detalle este concepto y saber cómo hemos llegado hasta aquí.

¿Second Life 2.0? El concepto de Metaverso

El metaverso no es un concepto nuevo, en última instancia, describe un espacio virtual que es creado por una extensión del mundo "real", y en el que muchas personas pueden permanecer e interactuar juntas y construir y vincular sus propios "mundos".

El ejemplo más conocido de un metaverso fue Second Life. Se lanzó en 2003, y se promocionó durante un largo periodo de tiempo, y aunque resulte sorprendente para muchos, hoy por hoy el juego está lejos de desaparecer. En el metaverso están reflejados muchos procesos de la vida real: los usuarios pueden construir casas, ganar dinero o comprar bienes y, por último, pero no menos importante, jugar entre sí.

Para Facebook, la entrada en el metaverso comenzó hace ocho años cuando Zuckerberg compró la compañía de realidad virtual Oculus. Hasta la fecha, las gafas y auriculares VR como el Oculus Rift o Quest no han calado en el mercado, y productos similares de Sony, por ejemplo, tampoco se han convertido en bestsellers.

Realidad virtual con valor añadido

Mientras que metaverso de Mark Zuckerberg trata principalmente sobre realidad virtual, el líder de Apple, Tim Cook, se centra en la llamada realidad aumentada. En este proceso, las imágenes reales se mejoran con elementos generados artificialmente y se les da valor añadido, generalmente también a través de gafas.

Pero existen otros ejemplos de metaverso en el presente, accesibles desde la plataforma de streaming Twitch. Aquí, se pueden reunir fácilmente 80.000 espectadores para ver simultáneamente a otros usuarios construir su propio mundo, dirigir clubes, organizar eventos o comprar automóviles, todo en el marco de juegos y plataformas de realidad virtual como GTA 5 Online, Minecraft o Roblox.

Del juego a los negocios

Pero las ideas de Meta van más allá: en la imaginación de Zuckerberg, las reuniones y las videoconferencias se llevarán a cabo en el espacio virtual, con los propios avatares como representantes personales. Las primeras agencias de publicidad ya han anunciado que trasladarán sus reuniones de forma permanente a esta realidad virtual, pero al mismo tiempo han surgido agencias que están buscando su negocio en el metaverso desde el principio.

Los mundos virtuales también incluyen mercados virtuales, y esto plantea la pregunta para las empresas y marcas de si necesitan tener presencia en este nuevo mundo. Ya hay compañías que están presentes en los juegos de realidad virtual mencionados: Nike o McDonalds por ejemplo, tienen grandes presupuestos de marketing para formar parte de estos espacios, al igual que otras marcas del segmento de moda rápida o lujo. En este sector, Zara ya se ha aliado con una marca surcoreana para lanzar una colección en el metaverso.  

¿Próxima parada para el Metaverso?

Actualmente, la versión beta de Meta solo está disponible en América del Norte, y la próxima generación de gafas Oculus también está tardando mucho en llegar. Para las empresas en Europa, esto significa que no hay necesidad inmediata de actuar. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas ciertamente deben estar atentas a los desarrollos que rodean al Metaverso, o más bien a los Metaversos. Sin duda, será emocionante ver cuántos usuarios se unen a estos nuevos mundos, porque incluso un pequeño porcentaje de la población ya puede significar un gran potencial. La tecnología ha avanzado significativamente desde Second Life, ya que todo el mundo ahora tiene un teléfono inteligente en su bolsillo, la duración de la batería y las resoluciones de la pantalla han mejorado considerablemente. Por lo tanto, las perspectivas futuras de estos servicios son ciertamente mejores que hace diez años.

Sin embargo, las empresas deberían estar actualmente más preocupadas por su presencia digital en el mundo real. Aquí, las encuestas han demostrado que aunque las empresas españolas valoran mucho la digitalización todavía queda mucho por hacer, teniendo en cuenta, incluso, que la crisis del coronavirus ha impulsado la digitalización. Muchas pequeñas empresas todavía no tienen su propio sitio web como tarjeta de visita en Internet o utilizan direcciones de correo electrónico sin su propio dominio de empresa. Con el Metaverso en mente, asegurar un dominio global que termine como .xyz o .io además de terminaciones locales como .es o .com podría ser una buena idea.

Por otro lado, los negocios deben considerar si tiene sentido contar con una tienda online además de la tienda física, al igual que plantearse el marketing digital de los productos y servicios. Apoyarse en un proveedor de hosting como IONOS, pueden ayudar en este ámbito, con productos adecuados desde dominios, web o cloud, pero sobre todo con el asesoramiento de expertos. Y una vez que se haya establecido la presencia digital, la transición al mundo virtual, si tiene sentido en algún momento en el futuro, será mucho más fácil.

 

Computing 816