EntrevistasOpen Source

Santiago Madruga, country manager de Red Hat Iberia

“El paradigma PaaS es la nueva forma en que las empresas sean más productivas”

Con sus últimos lanzamientos como la nueva versión de Enterprise Virtualization 3.1, CloudForms 1.1 y dos nuevos paquetes de soluciones y servicios cloud, Red Hat está cogiendo velocidad en la carrera de la virtualización y cloud open source. Hemos hablado con Santiago Madruga, máximo responsable de la filial ibérica de la compañía, quien nos ha explicado sus nuevas directrices en cloud y virtualización.

Para entender la importancia de estos últimos lanzamientos de Red Hat, ¿cuál es su estrategia de cloud y virtualización?

Hoy en día las empresas tienen tres opciones a la hora de diseñar su arquitectura en la nube:

- Empezar desde cero, sin tener en cuenta la infraestructura anterior y los recursos existentes. Una opción que resulta poco práctica para la mayoría
- Construir un silo de Cloud, beneficiando con la nube sólo a una pequeña porción de la infraestructura y añadiendo la complejidad de tener que gestionar otro entorno más
- Construir una nube abierta e híbrida reutilizando recursos e inversiones existentes

La estrategia de cloud de Red Hat apuesta por este último tipo de nubes abiertas e híbridas. Por una parte abierta porque no restringe a las empresas a estar atados a una única tecnología como pasa en la mayoría de estrategias de cloud de otros proveedores, otorgando portabilidad y evitando el lock-in . Y por otra híbrida, proporcionando flexibilidad y capacidad de elección en cuanto a dónde queremos correr nuestras cargas, bien sean en nuestra virtualización privada como en proveedores de cloud externas.

Para llevar a cabo esta visión, Red Hat proporciona un catálogo completo de productos para que las empresas puedan construir su plataforma cloud abierta e híbrida. Este catálogo incluye Red Hat Enterprise Virtualization, para gestionar centros de datos virtualizados, Red Hat Enterprise Linux y JBoss Enterprise Middleware para la construcción de aplicaciones en la nube, Red Hat Storage para el acceso y almacenamiento de datos en la nube híbrida, Red Hat CloudForms para la gestión de la nube híbrida (IaaS) y Red Hat OpenShift para acelerar los desarrollos de software vía plataforma como servicio (PaaS).

Hemos anunciado nuevas versiones de Red Hat Enterprise Virtualization y CloudForms así como dos nuevos paquetes que combinan los productos necesarios para que las empresas puedan desplegar proyectos de cloud ajustados a sus necesidades. Además, gracias a la experiencia adquirida con el servicio de PaaS público gestionado por Red Hat: Openshift Online, hemos anunciado la inmediata disponibilidad de Openshift Enterprise, un producto de PaaS privada, donde las empresas pueden disponer de las ventajas de una plataforma PaaS corriendo en sus datacenters bajo el control de su equipo de IT. Finalmente hemos anunciado el compromiso de compra de la empresa ManageIQ, líder en soluciones de gestión de capacidad, orquestación, reporting, billing y optimización de entornos híbridos multi-hipervisor y de cloud pública. Todos estos anuncios, conjuntamente, implican un avance sustancial en la visión de nube abierta e híbrida de Red Hat.

En enero de este año lanzaron Enterprise Virtualization 3.0, y el pasado mes de junio, CloudForms 1.0, y ya están presentando una actualización de ambos productos. ¿Por qué estas mejoras?, ¿no es un poco pronto para retocarlas ya?

Efectivamente, el modelo de desarrollo del software Open Source permite incorporar mejoras de los productos más rápido y mejor, ya que la comunidad open source impulsa constantemente la incorporación de mejoras y funcionalidades. Por eso, Red Hat puede introducir nuevas versiones con mayor frecuencia, para responder mejor a las necesidades de sus usuarios.  En esta ocasión la nueva versión de RHEV 3.1 incorpora mejoras muy significativas, en cuanto a escalabilidad, con soporte con hasta 160 CPUs lógicas y hasta 2 terabytes de memoria por máquina virtual, live snapshots y migración de almacenamiento en vivo. Por otra parte, el modelo de distribución de software que emplea Red Hat, basado en suscripciones, implica que los clientes que quieran actualizar su plataforma a la nueva versión, pueden hacerlo sin ningún coste añadido, ya que no necesitan adquirir nuevas licencias para sus productos. En cualquier caso, Red Hat garantiza para todos sus productos un ciclo de vida de hasta de 10 años, por lo que los clientes que por el motivo que sea no deseen migrar su plataforma, pueden seguir usando su versión actual sin ningún problema.

¿Qué papel juega en esta renovación las mejoras hechas en el hipervisor KVM?

El hipervisor KVM (Kernel-based Virtual Machine) de Red Hat Enterprise Virtualization ocupa a día de hoy los primeros 7 puestos en el índice de rendimiento de hipervisores del SPECvirt_sc2010 (www.spec.org), incluyendo las mejores puntuaciones en 2 y 4 CPUs y la única puntuación publicada para 8 CPUs. Con un coste un 70% menor que soluciones alternativas, también ofrece a las empresas significativas ventajas económicas. Efectivamente, Red Hat Enterprise Virtualization 3.1 incorpora las últimas actualizaciones del hipervisor KVM, que proporcionan soporte para los últimos procesadores de Intel y AMD y capacidad de realizar nuevas operaciones sobre máquinas virtuales en caliente como cambios de hardware virtual, copias de máquinas o migración de su almacenamiento. Sin embargo, la nueva versión de RHEV 3.1, incluye mejoras que van mucho más allá del hipervisor, por ejemplo en lo relativo a la interfaz de usuario con un portal de administración completamente web, reportes integrados, nuevas capacidades de networking y mayor flexibilidad en la gestión del almacenamiento.

Con respecto al cloud, Red Hat apuesta por nubes hibridas abiertas, y acaban de presentar una nueva solución PaaS. ¿Cómo proporcionan este modelo de servicio cloud?, ¿desde sus CPD?, ¿tienen acuerdos con ISPs?

En Red Hat, creemos firmemente que el paradigma PaaS es la nueva forma en que las empresas que desarrollan software puedan ser más productivas, aumentando su competitividad y automatizando los complejos procesos relacionados con el mantenimiento y gestión de recursos de IT para los desarrolladores. Siguiendo con nuestra filosofía de nube abierta e híbrida, las empresas pueden disfrutar del modelo PaaS tanto en un producto para construir una nube PaaS privada gobernada por sus departamentos de IT con Openshift Enterprise; como de un servicio provisto y operado por Red Hat en modo nube pública Openshift Online accesible desde openshift.redhat.com. Este último servicio corre internamente en Amazon AWS para asegurar su escalabilidad y disponibilidad, algo que es completamente transparente para el usuario.

¿Están preparadas las empresas españolas para adoptar este tipo de tecnologías?

Según IDC, el 50% de las empresas ya han adoptado la virtualización y se espera que en el 2015 su adopción llegue al 75%. En cuanto a nube privada, se estima que casi el 80% de las empresas perseguirán una estrategia de nube privada de aquí al 2014. Y si hablamos de uso de plataformas PaaS, se espera un enorme crecimiento, tanto como para llegar a más del 40% de las empresas para el 2015.  Ya no es cuestión de si las empresas españolas están preparadas o no, ahora se trata de como prepararlas para que puedan adoptar los grandes beneficios de la computación en nube para ser más competitivas y ágiles; y es justo en este punto donde Red Hat les puede aportar y ayudar más.

Computing 815