NoticiasPCs

Así influye la tecnología de los dispositivos inteligentes en el sector del gaming online

Son muchos los sectores que en los últimos años han experimentado infinidad de cambios, haciendo gala de una evolución muy favorable en numerosos sentidos. Un claro ejemplo es el del ámbito del gaming online.

Son muchos los sectores que en los últimos años han experimentado infinidad de cambios, haciendo gala de una evolución muy favorable en numerosos sentidos. Un claro ejemplo es el del ámbito del gaming online. Y es que este sector poco tiene que ver con cómo era un par de décadas atrás. Pero, ¿a qué es debido? Básicamente ello es fruto de los avances que se han producido a nivel tecnológico.

En pleno 2022 los usuarios que disfrutan del gaming online cuentan con dispositivos que permanecen conectados a la red. Nos referimos a los Diapositovos Inteligentes (Smart Devices), los cuales han influido mucho en un ámbito que abarca muchas plataformas distintas.

A continuación detallaremos cómo influye exactamente esta tecnología a casinos en línea y otras alternativas de entretenimiento que tienen mucho éxito no solo en España, sino también en el resto del mundo.

Dispositivos siempre conectados a redes muy estables y rápidas: experiencias en vivo

Lo primero que llama la atención de los Diapositovos Inteligentes es el hecho de que permanecen conectados. Es innegable que las conexiones Wi-Fi antiguamente dejaban que desear, ya que la inestabilidad se apoderaba de muchas de ellas, así como la baja velocidad. Todo lo contrario sucede a día de hoy.

Y es que con dispositivos como los teléfonos móviles inteligentes y las tablets se consiguen velocidades tanto de subida como de bajada que son muy elevadas. Si a este aspecto se suma la gran estabilidad de la que presumen sus conexiones, pasa a ser más que posible el hecho de disfrutar de experiencias en vivo.

Concretamente nos referimos a aquellas sesiones de gaming online que tienen lugar de la misma manera que se llevan a cabo en la vida real, haciendo creer al usuario que verdaderamente se encuentra en las instalaciones en cuestión. Un claro ejemplo es el de la , la cual gracias a las cámaras web da pie a vivir casi la misma experiencia que obtienen los clientes de un casino físico.

Es innegable que la modalidad en vivo ha crecido enormemente a raíz de la pandemia, ya que muchas personas querían seguir entreteniéndose tanto con estas experiencias como con otras similares. Sin embargo, el riesgo de contagio se lo impedía, así que no dudaron en decantarse por alternativas online que, en los tiempos actuales, registran cifras de auténtico récord.

Videojuegos que se disfrutan incluso sin necesidad de consolas

Los casinos en línea no son los únicos que han experimentado grandes cambios en los últimos años. Y es que el ámbito de los videojuegos online también lleva tiempo cambiando.

¿Recuerdas los tiempos en los que los videojuegos de PlayStation 2 indicaban en su carátula la disposición de funcionalidades online? fue uno de los primeros, pero la lista acabó siendo muy extensa.

Con PlayStation 3 y Xbox 360 la industria gaming cambió por completo. Muchos de los videojuegos que se lanzaban incluían funciones en línea. En la generación actual, la gran mayoría de títulos que salen al mercado disponen de ellas.

Precisamente hablando de los juegos actuales, son destacables las diversas funciones que integran para disfrutar de experiencias online de lo más entretenidas e inmersivas. Un claro ejemplo es el de poder retransmitir las partidas, hablando al mismo tiempo con aquellos usuarios que, a modo de espectadores, ven lo que está haciendo el gamer en cuestión.

Plataformas como Twitch están alcanzando un nivel de popularidad máximo gracias a la influencia de la tecnología de los Diapositivos Inteligentes, aunque también ha dado pie a otro cambio muy importante que supondrá un antes y un después para dicha industria.

Nos referimos a servicios como el ofrecido por Microsoft. De hecho, recientemente se ha dado a conocer una alternativa similar que plantea la compañía multinacional conocida como Sony.

El Game Pass fue pionero y, en su momento, no se le auguraba un buen futuro sabiendo que muchos gamers querían disponer de los videojuegos en formato físico no solo para jugar online, sino también con tal de poder coleccionarlos. Sin embargo, en la época actual prima el conocido como ‘modelo Netflix’. Es decir, el de pagar una suscripción para tener mucho contenido cada mes.

Conviene destacar el hecho de que la mayoría de los títulos que forman parte de estos servicios son online. A su vez, no puede pasarse por alto que es posible disfrutar de ellos aprovechando la tecnología de nube virtual. Es decir, ni siquiera se necesita una consola para ejecutar los títulos.

Es innegable que Google, con su sistema conocido como Stadia, fue el precursor. Pero Microsoft con su Xbox Cloud Gaming ha alcanzado un nivel de calidad que parecía impensable una década atrás. La tendencia de jugar a títulos de consolas en smartphones y móviles, tanto si se utiliza la pantalla táctil como si se hace uso de un mando conectado por Bluetooth, previsiblemente irá a más en los próximos años.

 

Computing 815