NoticiasResultados

El negocio TI de Indra supera los 1.900 millones de euros

Indra ha cerrado el ejercicio de 2018 con unos ingresos de 3.104 millones con un incremento del 5,8%, si bien el beneficio neto cayó un 5,6% hasta los 120 millones de euros.

Indra ha anunciado sus resultados totales que arrojan un aumento de sus ingresos de casi el 6% con 3.104 millones de euros, aunque la contratación creció en moneda local un 9%. En cambio el beneficio neto se redujo un 5,6% debido, según la compañía, a “menores atípicos”.

La mejoría de los ingresos se ha debido principalmente por la aportación de las adquisiciones, así como por el propio crecimiento orgánico de la compañía:  Los ingresos de la división de T&D en 2018 aumentaron un 1% en moneda local. El vertical de Transporte y Tráfico (un 7% en moneda local) registró crecimientos tanto en el segmento de Transportes (proyectos relevantes en AMEA y en América, destacando Ecuador) como en el de Tráfico Aéreo (programas europeos e internacionales, concretamente en Argelia y China).

El crecimiento de Transporte y Tráfico ha compensado el descenso de Defensa y Seguridad (del 4% en moneda local), principalmente afectado por la menor contribución del proyecto Eurofighter.

La contratación en la división de Minsait  (Tecnologías de la Información) creció un 10% en moneda local, comportamiento muy positivo teniendo en cuenta la difícil comparativa con el año pasado (proyecto de Elecciones en Asia, Oriente medio y África -AMEA-). Todos los verticales presentaron un fuerte crecimiento (también Administraciones Públicas y Sanidad excluyendo el negocio de Elecciones), en el que destacan los contratos firmados con Repsol, Enel, Telefónica, así como en el sector financiero con grandes cuentas, banca mediana y en el negocio de las procesadoras de Medios de Pago.

Fernando Abril-Martorell, Presidente Ejecutivo de Indra ha señalado:Los resultados de 2018 comienzan a mostrar los frutos de la implementación de las iniciativas de transformación, inversión, eficiencia y cambio cultural de nuestro plan estratégico 2018-2020, así como el desempeño de las nuevas organizaciones tanto en la división de TI como en T&D”. El directivo explicó que la rentabilidad de la compañía vuelve a mejorar, el EBITDA crece en valor absoluto y como porcentaje de los ingresos, en un año de menor contribución del programa Eurofighter y del negocio de Elecciones.

En cualquier caso, el mensaje a los accionistas es más que positivo: “En definitiva, los resultados de 2018 muestran la vuelta de Indra al crecimiento de los ingresos, la mejora de la rentabilidad y de la estructura de capital, y la reducción de la deuda. En 2018 hemos cumplido e incluso sobre cumplido los objetivos comprometidos con la comunidad financiera para el ejercicio 2018. Al mismo tiempo, los crecimientos de la contratación y de la cartera, por encima de los propios ingresos, aumentan la visibilidad de nuestro crecimiento a futuro.

Durante el ejercicio 2019, Indra espera continuar con sus esfuerzos de transformación e iniciativas de costes, para compensar la continua presión competitiva que afronta en sus negocios, en particular en Minsait.

Computing 788