NoticiasResultados

EasyVista cierra el año fiscal 2019 con buenos resultados y perspectivas optimistas

La compañía duplica su rentabilidad, con un EBITDA de 8,5 millones de euros, un 18,6% de la cifra de negocios.

EasyVista ha presentado sus resultados anuales del año fiscal 2019 en el que, tanto en términos de crecimiento (con un aumento de los ingresos del 22%), como de rentabilidad (con un margen de EBITDA cercano al 20%), refleja la buena marcha del modelo de negocio.

“El impacto de la crisis del COVID-19 en nuestro negocio debe mantenerse contenido tras el exitoso despliegue de nuestro plan de continuidad de negocio, que nos ha permitido mantener nuestra plena capacidad operativa. Los fundamentos y factores de resistencia intrínsecos de EasyVista, como ingresos recurrentes, posicionamiento digital y cartera de clientes, permitirán al Grupo volver a una sólida dinámica de crecimiento rentable tan pronto como la situación vuelva a la normalidad”, señala Sylvain Gauthier, Presidente y Director General de EasyVista. “No obstante, hemos ajustado en esta etapa nuestro escenario de crecimiento, que incorpora una ligera disminución de la actividad en 2020”.

Fuente: EasyVista
Fuente: EasyVista

No cabe duda de que tras este período de contención, los procesos de digitalización de empresas se acelerarán considerablemente en todas las organizaciones. Por lo tanto, EasyVista está preparada para satisfacer la futura demanda de sus soluciones de Gestión de Servicios Empresariales, dedicadas a optimizar y automatizar de forma inteligente la gestión de los servicios prestados tanto a los empleados como a los clientes de la empresa.

Cuarto año consecutivo de crecimiento

Las ventas de 2019 ascendieron a 45,7 millones de euros, un 22% más, impulsadas por el fuerte incremento de las ventas tanto en Europa como en Estados Unidos, donde el aumento de las ventas fue del 27%. Este desempeño está en línea con los tres ejercicios anteriores, que muestran una tasa de crecimiento anual promedio del 25% en el período 2016/2019. En 2019, se ganaron 77 nuevos clientes. En España, el notable avance en la firma de nuevos clientes en diferentes sectores de actividad, ha contribuido de forma significativa a los buenos resultados del grupo. En total, los ingresos recurrentes del grupo ascendieron a 36,7 millones de euros, lo que representa más del 80% de los ingresos totales, un crecimiento del 27% en comparación con 2018.

El EBITDA asciende a 8,5 millones de euros para el año fiscal 2019, es decir, el 18,6% de la cifra de negocios. Este fuerte aumento del margen de EBITDA, en comparación con 2018, se explica por el dinámico crecimiento de las ventas (+22%) en un contexto de control continuo de los gastos de explotación. El aumento de las compras y los gastos externos, así como de los gastos de personal, se limitó al 18,7% y al 7,0% respectivamente.

Tras la inclusión de los ingresos excepcionales y una carga fiscal de 1,90 millones de euros, incluidos los impuestos diferidos, el beneficio neto asciende a 5,61 millones de euros, frente a los 2,29 millones de euros de 2018, es decir, el 12,28% de la cifra de negocios.

Perspectivas y estrategia

Dada la actual evolución de la pandemia del COVID-19, EasyVista no está en condiciones de determinar con precisión el impacto neto en los negocios y los objetivos de rentabilidad para 2020. Y si bien  la compañía considera actualmente que no será capaz de lograr el crecimiento anunciado, no espera una disminución significativa de su negocio en 2020. El impacto proviene de esperados aplazamientos de nuevos pedidos, ya que la situación actual obliga a los clientes a centrar sus recursos exclusivamente en la continuidad del negocio. En este contexto, el buen control de los costes y el aumento de la eficiencia operacional seguirán siendo prioridades importantes para la compañía en los próximos meses.

El mercado de ITSM, que ha evolucionado hacia el ESM (Enterprise Service Management), se beneficiará de una dinámica estructural significativamente mejorada debido a las nuevas necesidades en términos de transformación organizativa. Esta crisis sanitaria ha transformado las estructuras y con la introducción del teletrabajo los hábitos de trabajo de los empleados ya habrán cambiado de forma profunda y, una vez pasado el período de confinamiento, las compañías tratarán de reforzar y acelerar la digitalización de sus procesos empresariales.

Computing 805