NoticiasResultados

Intel se agarra al PC para mantener ingresos en el trimestre del año

Las ventas totales del gigante de los procesadores crecen un 1% hasta marzo, aunque la unidad de sistemas personales avanza un 8% debido al tirón la demanda de portátiles

Pat Gelsinger, CEO de Intel.
Pat Gelsinger, CEO de Intel.

Los resultados de Intel en el primer trimestre del año muestran a la claras cómo está el negocio tecnológico en estos momentos, con la parte de informática personal creciendo a fuerte ritmo, por la necesidad de empresas y estudiantes de hacerse con dispositivos de acceso, sobre todo portátiles. Y con otra parte, la de informática empresarial (servidores sobre todo), donde hay más dudas en la inversión. Es otra de las consecuencias de una pandemia que no acaba.

En el trimestre que va a enero a marzo, la compañía que ahora dirige Pat Gelsinger tuvo una facturación total de 19.700 millones de dólares, un 1% menos que en el mismo periodo de 2020. Sin embargo, las ventas de la unidad de PC subieron un 8%, hasta los 10.600 millones de dólares, mientras que las del equipo de centros de datos cayeron un 20%, y se quedaron en 5.600 millones. Hay que recordar que entre enero y marzo, las ventas mundiales de ordenadores personales (notebooks y sobremesas) crecieron un 55%, según IDC.

En el primer reporte de resultados de la era Gelsinger, las ganancias netas cayeron un 41%, hasta los 3.400 millones de dólares. También lo hicieron las ganancias por acción (un 37%). Además, el margen operativo cedió casi 17 puntos porcentuales, pasando del 35,5% al 18,8%. El resto de unidades de Intel tienen mucho menos peso en los ingresos. Destacó el grupo de IoT, con 914 millones de dólares de negocio, un 4% más.

Hay que recordar que a finales de marzo, Gelsinger presentó la estrategia IDM 2.0, que reafirmaba la intención de Intel de seguir diseñando y fabricando sus procesadores, y no de ceder la producción a terceros, como hacen algunos de sus más directos competidores con el fin de agilizar los ciclos de puesta en el mercado. De hecho, Intel se va a asumir tareas de fabricación para otros proveedores de microprocesadores y el CEO también aprovechó la ocasión para anunciar una inversión de 20.000 millones de dólares destinados a la construcción de dos nuevas fábricas en Arizona.   

Computing 805