EntrevistasSeguridad

“La nube requiere un nuevo enfoque de la ciberseguridad”

Alfonso Franco, CEO de All4Sec

Alfonso Franco, CEO de ALL4SEC
Alfonso Franco, CEO de ALL4SEC

¿Qué supone para su firma haber alcanzado el millón de euros en solo cuatro años de existencia?

A. F.: Para nosotros supone la confirmación de que el modelo de negocio de All4Sec es robusto y que tiene un largo recorrido. Después de cuatro años en el mercado, el mantener un crecimiento sostenido superior al 30% al tiempo que veíamos crecer nuestra base de clientes y ampliábamos nuestros recursos nos ha hecho pensar que el camino elegido era correcto.

¿Cuál es su propuesta diferenciadora en el segmento de la seguridad?

A. F.: Precisamente esa excelencia tecnológica y de servicios que tratamos de hacer llegar a todos nuestros clientes. Desde siempre en All4Sec hemos sido conscientes de que nuestro valor principal estaba en la credibilidad que transmitíamos a los interlocutores de las compañías y organismos con los que trabajábamos.

La sociedad comienza a ser consciente de que los avances tecnológicos y de las telecomunicaciones

¿Está de acuerdo en que la seguridad es una burbuja que puede estallar?

A. F.: Llevamos muchos años en el mercado para pensar que la ciberseguridad es una burbuja. Cuando a finales de los años 90 se hablaba de cortafuegos, servidores web, de hackers o de procedimientos de ciberseguridad muchos clientes te miraban raro. A día de hoy, la sociedad comienza a ser consciente de que los avances tecnológicos y de las telecomunicaciones requieren de medidas de ciberseguridad que deben formar parte inherente de ellos.

¿No cree que en la nube todavía hay importantes brechas que cerrar?

A. F.: Los servicios en la nube están transformando el modelo de negocio de muchas compañías. Este modelo requiere de nuevas formas de afrontar la problemática de la ciberseguridad. Precisamente nosotros tenemos una parte de nuestros servicios en este modelo. Ya no estamos hablando solo de proteger las infraestructuras internas de una organización, sino de que esa protección se mantenga fuera de ella. Nuevos actores entran a formar parte del ecosistema y sus responsabilidades deben quedar claras, más aún cuando de ellos depende el buen hacer de una compañía. La CSA (Cloud Security Alliance), por ejemplo, define muy claramente cuáles son esas responsabilidades y los riesgos que se asumen.

¿Puede citar algunas referencias de clientes?

A. F.: Nuestros clientes abarcan a todos los segmentos del mercado, desde pequeñas compañías que perciben la necesidad de tener un aliado al que puedan consultar sin ser tratados como un abonado más, hasta grandes corporaciones que identifican nuestra especialización como un elemento diferencial a la hora de afianzar su cadena de valor. Contamos con más de 50 clientes en todos los sectores (RACE, Madrid Digital, Seguros Helvetia, SegurCaixa Adeslas, Casino Gran Madrid, etc.), pero más que el número de clientes, lo que nos enorgullece es que se trata de clientes que repiten con nuestros servicios.

¿En qué aspectos va a cimentar su crecimiento futuro?

A. F.: Queremos cimentar nuestra proyección en el mercado a través de soluciones que respondan a las necesidades de nuestros clientes. A veces, esas soluciones provienen de fabricantes con los que establecemos alianzas y que complementan nuestra oferta. Otras veces, sin embargo, hemos detectado que también nosotros podemos proponer productos que el mercado aún no ha acabado de adoptar. Queremos dar respuesta a las nuevas necesidades planteadas por el mercado, como es el caso del GDPR, la necesidad de resiliencia de los servicios en la nube, la defensa ante el ransomware, la protección de los dispositivos IoT y la integración de elementos de gestión de identidad y de autenticación de usuarios. Además de continuar con la formación y concienciación en ciberseguridad de las organizaciones.

Computing 783