EntrevistasSeguridad

“Somos una firma integral de ciberseguridad especializada en verticales”

Hedi Marcassoli, director general de Sababa Security en España.

Hedi Marcassoli, director general de Sababa Security en España.
Hedi Marcassoli, director general de Sababa Security en España.

La industria de la ciberserguridad se basa en tecnologías innovadoras y en la confianza en los proveedores. ¿No cree que Sababa llega en un momento de saturación de fabricantes especializados?

H. M.: Es cierto que la industria está llena de proveedores superespecializados, pero Sababa Security trae algo único al mercado y que nos hace sobresalir en un sector tal vez saturado. Ofrecemos un equipo muy amplio de profesionales enfocados única y exclusivamente en la ciberseguridad. Si miramos a otros integradores de seguridad, por ejemplo, podemos parecer pequeños en tamaño, pero contamos con más de 50 expertos dedicados solamente a la ciberseguridad.

Además, por otro lado, operamos de forma totalmente transparente. Somos una empresa que cotiza en Bolsa y esto significa que tenemos que superar una serie de procesos que confirmen nuestras operaciones para garantizar la continuidad del negocio. Esto, en definitiva, favorece al cliente final: puede confiar en una empresa asentada, ya no somos la Stuartup de 2019, sino que somos una empresa en claro crecimiento y los números hablan por sí solos.

La razón principal de nuestra llegada a la Península Ibérica es que los mercados español y portugués son muy similares al italiano

¿Cuál es la visión diferenciadora de Sababa en la industria?

H. M.: El aspecto fundamental que nos aleja de los proveedores tradicionales es que nuestra experiencia no se centra solamente en entornos tecnológicos: también protegemos industrias como la del automóvil, Administraciones Públicas o incluso organismos oficiales de seguridad. Muchos de nuestros competidores se quedan en la parte técnica y, hasta ahora, era difícil encontrar a una compañía como Sababa, especializada en verticales.

De hecho, a nosotros nos gusta decir que somos un proveedor “one-stop shop”, es decir, que ofrecemos una amplia gama de servicios y productos estratégicos para que el cliente elija lo que necesite pero con un solo interlocutor para facilitar las gestiones.

¿Por qué inicia su expansión europea en España?

H. M.: La razón principal de nuestra llegada a la Península Ibérica es que los mercados español y portugués son muy similares al italiano en cuanto a necesidades de clientes, estructura de la demanda y entorno competitivo. Además, trabajar en España, creando sinergias con los profesionales españoles y generando un catálogo de soluciones de valor nos abre también la puerta a importantes escenarios de actividad en otros países de habla hispana, como Latinoamérica.

¿Qué objetivos de negocio tienen para los primeros años?

H. M.: Creemos firmemente que veremos resultados muy positivos en este primer año de actividad en España, consolidando nuestra posición como proveedor internacional de servicios de ciberseguridad y abriendo oportunidades en Latinoamérica.

¿Tienen ya clientes o partners en nuestro país?

H. M.: Ya contamos con algunos clientes en España que operan en los sectores industrial, de automoción y de investigación. Nuestro objetivo ahora también es crear un ecosistema real de fabricantes y distribuidores de la misma manera que hemos hecho en Italia. De hecho, hemos iniciado el proceso ya con Kaspersky, Everbright, CyberArk, Trend Micro, Vectra, Secutec y Secureworks.

¿Cuáles son las mayores amenazas para las infraestructuras? ¿Son equivalentes a los ataques que sufren otras organizaciones más basadas en servicios o incluso AAPP? ¿Cómo afectan los ataques a la industria de los automóviles?

H. M.: El escenario de la ciberdelincuencia se está expandiendo como un fuego sin controlar. Es difícil hablar de amenazas principales en un sector determinado porque, lamentablemente, hay demasiadas. Casi cada día saltan nuevas alarmas, lo que ha provocado que la ciberseguridad se encuentre entre las prioridades incluso de las agendas institucionales.

En el sector de la automoción, por ejemplo, la industria está creando vehículos modernos y muy complejos, cada vez más conectados e inteligentes. Cada punto de conexión es una potencial puerta de acceso a los ciberdelincuentes, por lo que la ciberseguridad no puede ser obviada. Así, encontramos incluso iniciativas legislativas que sirven para proteger a los usuarios, como la Unece/R155 que ha entrado en vigor justo este mes de julio y que define las obligaciones en materia de ciberseguridad a las que deben hacer frente los fabricantes de automóviles si quieren homologar un vehículo que opere en la Unión Europea.

Computing 816