NoticiasSeguridad

La identidad digital, elemento estratégico para consumidores y ciberdelincuentes

Debido al estado de alarma por el Covid-19, determinadas empresas globales facilitadoras de pagos han casi duplicado el número de transacciones desde el inicio de marzo

Mitek revela las oportunidades y los desafíos de la adopción de la identidad digital en un nuevo informe, Identidad Digital 2020: Factores de impulso y Retos. El estudio examina la comprensión y el uso de esta tecnología por parte del usuario, destacando que el 76% de los consumidores está extremadamente o muy preocupado sobre la posibilidad de que alguien robe su información personal al utilizar las identidades digitales, un factor de especial relevancia ante la aceleración del proceso de digitalización del sector financiero español durante el estado de alarma por el Covid-19.

Debido a la orden de confinamiento, las entidades financieras recomiendan operar por Internet en la medida de lo posible, por lo que es imprescindible garantizar al usuario una experiencia online segura y eficiente. A raíz de la propagación de la pandemia, determinadas empresas globales facilitadoras de pagos han casi duplicado el número de transacciones desde el inicio de marzo en varios países europeos, España incluida. En este contexto de auge de los servicios digitales, Mitek presenta su nuevo informe haciendo hincapié en la necesidad de educar al consumidor en las nuevas tecnologías que irrumpen en el sector.

Los consumidores valoran positivamente poder acceder a nuevos servicios digitales. Según el informe de Mitek, el 65% de ellos afirma hacer un uso diario de la identidad digital, aunque apenas el 25% la entiende completamente, lo que indica que existe una confusión sobre lo que realmente es. Así, la mayoría de los usuarios aún desconfía de los posibles riesgos de seguridad de los datos, aunque están dispuestos a ceder parte de ellos a cambio de servicios que hacen que sus vidas sean más convenientes.

Un acceso mejor y más rápido a los servicios es el principal impulsor de la adopción de la identidad digital. Según el estudio de Mitek, el 79% de los consumidores está de acuerdo en que digitalizar su identidad sería más rápido que usar una identificación física en el futuro, y el 75% que facilitaría un acceso más fácil a los servicios. Sin embargo, la verificación biométrica se encuentra en su primera etapa, ya que solo el 17% prefiere verificar sus identidades a través de esta tecnología, y la mayoría de los consumidores prefieren métodos de verificación más tradicionales.

En ese sentido, los usuarios aún se aferran a los viejos hábitos que creen que son más seguros, como las contraseñas o los documentos físicos. En cambio, cuando se trata de la economía colaborativa, los consumidores utilizan activamente las identidades digitales, estableciendo las bases de lo que será la próxima frontera en el ámbito de las interacciones online.

La importancia de la digitalización

En el contexto actual, la digitalización garantiza la oferta de servicios sin necesidad de que el consumidor salga de casa. De este modo, las soluciones actuales habilitan a los usuarios a gestionar su dinero desde casa sin ningún riesgo para su seguridad y privacidad. “Más que nunca, es primordial asegurar una experiencia del usuario eficiente, que genere confianza y valide la enorme oportunidad que tiene el sector financiero español. La seguridad de la identidad digital es su asignatura pendiente para avanzar en digitalización”, ha comentado Xavier Codó, CEO de Mitek en Iberia & LATAM.

“A medida que las transacciones digitales se vuelven más comunes en nuestra vida cotidiana, las personas recurren cada vez más a sus identidades digitales para validar y proteger las cuentas que utilizan para las operaciones bancarias online, realizar transacciones con aplicaciones e interactuar entre ellos”, ha añadido Codó. “Los consumidores muestran un creciente apetito por la conveniencia digital. Sin embargo, muchos usuarios tienen una comprensión diferente de lo que realmente significa la identidad digital”.

En este sentido, Codó recomienda a las empresas invertir en iniciativas de educación del consumidor para informar mejor a sus usuarios sobre la aplicación de esta tecnología y cómo mantienen seguros los datos personales.

Computing 813