OpiniónSeguridad

Security Insights: cómo asegurar tu oficina en casa

Quentyn Taylor, Director de Seguridad de la Información de Canon Europa.

El volumen de datos que manejan las empresas y las organizaciones de manera digital es cada vez más elevado. Consecuentemente, también aumenta la necesidad de contar con sistemas de seguridad efectivos que protejan la información de ataques cibernéticos. Invertir en seguridad es, más que una obligación, una importante responsabilidad por parte de las compañías. Especialmente en el contexto actual, en el que en muchas empresas la oficina se ha trasladado a casa. En este sentido, cabe destacar que las necesidades de seguridad pueden ser diferentes si trabajas desde casa que si lo haces desde tu oficina.

En el Día Europeo de la Protección de Datos, Canon, como líder en tecnología de imagen, explica cuáles son las claves principales para convertir tu oficina en casa en un lugar seguro., Quentyn Taylor, Director de Seguridad de la Información de Canon Europa, nos lo cuenta en este vídeo.

La seguridad de los datos, preocupación compartida

Si habitualmente trabajas en la oficina, es normal que delegues la protección de los datos en el equipo técnico de soporte e IT. No obstante, cuando trabajas desde casa dicha preocupación debe ser compartida. Por un lado, la compañía debería proporcionar las herramientas adecuadas para implementar esa seguridad. Por otro lado, al utilizar una red doméstica también debes preocuparte tú por ello, pues estás “abriendo las puertas de tu casa” ante posibles ciberatacantes.

Pongamos un ejemplo. Un usuario doméstico puede no darle demasiada importancia al hecho de que un atacante le bloquee el acceso a información personal, como fotos o mensajes. Sin embargo, un usuario corporativo sí suele estar más concienciado y preocupado porque le bloqueen archivos relevantes, tanto que incluso puede llegar a plantearse pagar por recuperarlos. El objetivo es no dar pie a los hackers a descubrir esta vulnerabilidad.

La gestión de actualizaciones y políticas de seguridad, más importante que nunca

Existe una gran diferencia entre los dispositivos de uso corporativo y los domésticos. Mientras que los primeros suelen estar más preparados para ser utilizados por varios usuarios, los segundos se diseñan para ser utilizados por un solo usuario. Esto significa que, en muchas ocasiones, carecen de las instalaciones necesarias para gestionar múltiples dispositivos que sí tienen los entornos corporativos físicos. La consecuencia más directa de esto es que la gestión de las actualizaciones y políticas de seguridad deben realizarse manualmente, pero es importante que se lleven a cabo.

Las empresas son conscientes de la necesidad de proteger su información, pero también deben trasladar este afán de prevención a sus trabajadores, especialmente cuando desarrollan el teletrabajo. A su vez, éstos deben percibir un gran respaldo por parte de las compañías a nivel de protección de datos, pero también tienen que ser conscientes de cómo pueden contribuir a proteger la información desde su nuevo entorno de trabajo. Un trabajo en equipo es imprescindible para garantizar la máxima protección de los datos en los entornos corporativos, sea cual sea la ubicación física de éstos.

 

 

 

Computing 801