NoticiasSoftware

Bluesprism aterriza en España tras un año de éxitos

El especialista inglés en automatización inteligente de procesos abre oficina en Madrid para potenciar sus actividades en el territorio español. La compañía cuenta con clientes como Telefónica, Repsol, Banc Sabadell o Prosegur

BluePrism, especialista inglés en soluciones de automatización inteligente de procesos para empresas, aterriza en España. La oficina, situada en el Paseo de la Castellana de Madrid, potenciará las actividades de la compañía en territorio español, atendiendo a su cartera de clientes existentes entre los que figuran Telefónica, Repsol, Banc Sabadell o Prosegur, y otras grandes organizaciones del pais. "Un alto porcentaje de empresas del Ibex 35 usan nuestra tecnología", ha declarado José Manuel García Gavilán, director general para la región (en la foto), durante la rueda de prensa virtual. "Iberia es muy importante para nosotros porque tenemos muchos clientes aquí, tenemos muchos proyectos en vuelo", ha explicado. De hecho, ha confesado que "España es un país muy avanzado en automatización inteligente" y ha puesto como ejemplo el caso de Telefónica que tiene más de un 69% de procesos digitalizados

El directivo no ha facilitado datos financieros, pero sí ha confirmado que espera que la plantilla siga creciendo y llegue a los 8-10 empleados en un año. Asimismo, ha subrayado que sus soluciones están presente en todos los verticales con especial protagonismo en Telecomunicaciones y Banca. "También son súper potentes Energía, Retail y Servicios y la Administración Pública está dando un paso adelante, está arrancando, pero todavía con pruebas de concepto", ha matizado. Sin embargo, "el sector pyme todavía no está en este nivel".

Para llevar a cabo estas implementaciones, Blue Prism cuenta con un amplio abanico de partners de automatización de procesos e integradores de servcios

La tasa de retención de Blue Prism es del 99,3%

Desde una perspectiva global, Blue Prism se creó en 2001 y empezó trabajando con Barclays. A día de hoy, cuenta con clientes de 70 sectores comerciales distintos y usuarios en más de 170 países y se considera una de las firmas de tecnología más exitosas del Reino Unido. No en vano, ha anunciado recientemente el incremento de ingresos más rápido de todas las grandes empresas de software del país anglosajón: la empresa ha declarado el cierre del año fiscal 2019 con un aumento del 83% por ciento en sus ingresos, hasta los 120 millones de euros, desde los 65,5 millones de euros del año anterior. También ha informado que su base de clientes ha aumentado en un 73%, alcanzando las 1.677 cuentas de empresas globales.

José Manuel García Gavilán, country manager para España y Portugal de Blue Prism.
José Manuel García Gavilán, country manager para España y Portugal de Blue Prism.

"Empoderar al humano"

La compañía ha incorporado más de 700 nuevos clientes manteniendo la visión de proporcionar una Fuerza de Trabajo Digital para cada empresa. Entre sus nuevas incorporaciones se encuentran Amazon, L'Oréal y el Departamento de Justicia de EE.UU., manteniendo una tasa de retención del 99,3%. Su tecnología incorpora de capacidades disruptivas como la inteligencia artificial (IA) y permite la automatización de procesos en la nube con la compra, en 2019, de Thoughtonomy.

Nuestra tarea es empoderar al humano

Las 50 principales cuentas empresariales ya tienen un promedio de 400 trabajadores digitales, que son agentes de procesos multitarea que automatizan operaciones y trabajos. "A diferencia de otros proveedores de automatización de procesos robóticos (RPA), los robots de software de Blue Prism son agentes multitarea que se mueven entre distintos trabajos y son capaces de ajustarse fácilmente a las demandas empresariales en curso", argumenta la compañía. La Fuerza de Trabajado Digital automatiza millones de transacciones y permite recuperar cientos de miles de horas al negocio para un gran retorno de la inversión (ROI).

Los digital workers aparecen para acabar con las tareas tediosas y repetitivas, labores que la multinacional ha automatizado y a las que ha añadido capacidades aumentadas, generando valor. Un valor que categorizan en tres olas: RPA (mejora de la eficiencia y la productividad), RPT (Radical Process Transformation, hacer un proceso pero con un retorno rápido) y transformación del negocio (lograr la interoperabilidad actuando de pegamento que una todas las operaciones).

"Nuestra tarea es empoderar al humano, que las empresas se queden con lo que aporta creatividad y se automatice el resto de tareas", ha concluido José Manuel García.

Computing 791