NoticiasUser experience

Blue Prism pone a disposición de sus clientes su marketplace DX

Blue Prism facilita a sus clientes el acceso a su ecosistema de socios, cuyas soluciones están disponibles en el marketplace Blue Prism Digital Exchange (DX).

Blue Prism muestra cómo sus clientes mejoran sus resultados empresariales gracias al acceso a su creciente ecosistema de socios, cuyas soluciones están disponibles en el marketplace Blue Prism Digital Exchange (DX). Para Blue Prism, crear un ecosistema en torno a la automatización es una estrategia clave: un esfuerzo que genera dividendos gracias al crecimiento sostenido del programa Technology Alliances Partner (TAP), que ya cuenta con más de 100 socios. Los proveedores de servicios ofrecen un almacén de activos de automatización al que los clientes pueden acceder para proporcionar tecnologías de inteligencia artificial (AI) a los trabajadores digitales de Blue Prism a fin de que puedan ampliar sus capacidades.

Los clientes pueden acceder a estos activos de automatización predefinidos a través de la plataforma Blue Prism Digital Exchange (DX): el marketplace de Blue Prism para las soluciones propias y de terceros. Procesos que normalmente habrían tardado meses en construirse están ahora disponibles y predefinidos para su uso inmediato. Esta solución aporta grandes ventajas para los usuarios, que pueden implantar la automatización más rápidamente y con un menor coste, creando más valor al ahorrar tiempo, dinero y recursos en toda la empresa.    

Deutsche Bank utiliza la plataforma de inteligencia conversacional Re:infer (uno de los socios de Blue Prism) para convertir los mensajes en datos estructurados. La proliferación de comunicaciones no estructuradas es cada vez más frecuente en la vida cotidiana: los correos electrónicos, los chatbots, los tickets y las transcripciones contienen abundantes datos que, por su velocidad, no pueden ser procesados eficazmente por seres humanos. “Nos llegan solicitudes a través de múltiples canales, y en nuestro día a día tenemos que lidiar con comunicaciones no estructuradas. En un escenario de ese tipo, ¿cómo podemos responder con agilidad a nuestros clientes? ¿Cómo podemos ayudarles a facilitar pagos y transacciones? Tener la capacidad de navegar y crear mensajes estructurados a partir de datos no estructurados facilita y agiliza la respuesta a nuestros clientes”, afirma Rushabh Shah, director del programa de automatización robótica de procesos de Deutsche Bank.

Zurich Insurance Group utiliza la tecnología FlexiCapture de ABBYY para agilizar el procesamiento de los datos en la elaboración de presupuestos, y confía en la solución de reconocimiento óptico de caracteres de FlexiCapture para extraer datos a partir de documentos de empresa estructurados, semiestructurados y sin estructurar, que se envían a los trabajadores digitales de Blue Prism. “En nuestras aspiraciones digitales para los próximos años, es impagable el hecho de contar con un excelente conjunto de herramientas especializadas que podemos usar desde el primer momento y formar a nuestro personal, diseñarlas y aplicarlas enseguida.  La potencia combinada de ABBYY y Blue Prism es enorme y nos permite conectar entre soluciones para trazar un itinerario de automatización de principio a fin”, afirma Alastair Robertson, jefe de automatización de Zurich en el Reino Unido.

Morton Salt está empleando la solución ARIA de Invoke en combinación con los trabajadores digitales de Blue Prism con el fin de optimizar la cadena de suministro del cliente, incluida la gestión de pedidos (ahora supervisada por una combinación de trabajadores humanos y digitales). Gracias a esta solución, el equipo ha podido automatizar el tratamiento de 100.000 pedidos manuales cada año (lo que supone un ahorro de 5.000 horas de mano de obra introduciendo datos) y gestionar con más eficacia las fluctuaciones de personal.

Deloitte Tomhatsu Consulting LLC adoptó el conector de Salesforce de la plataforma DX (que ya generaba un ahorro de tiempo), lo modificó y lo compartió en su DX privado con sus sistemas de automatización internos para ahorrar aún más tiempo. “En la plataforma Digital Exchange encontramos ejemplos de buenas prácticas y una idea genérica de cómo crear un robot de alta calidad. Usando un activo ya existente como plantilla, podemos acortar el tiempo de desarrollo en unas cinco o seis horas”, señala Met Vonghiran, consultor de Deloitte Tohmatsu Consulting LLC.

En los últimos doce meses, la popularidad del marketplace DX ha conllevado un crecimiento espectacular:

•         La cifra de usuarios ha crecido un 110%.

•         El número de activos disponibles ha crecido un 233%.

•         Se ha superado la cifra de 100 socios TAP.  

•         La base de clientes ha crecido un 43% y los clientes han ahorrado más de 400.000 horas de desarrollo.  

El éxito se mide por la capacidad de los clientes de ampliar la automatización robótica de procesos con capacidades de automatización inteligente. Una automatización inteligente del máximo nivel se caracteriza por ser una solución compartida en nuestra comunidad, es decir, en nuestro ecosistema de socios y clientes. La comunidad que conforma el marketplace Digital Exchange, que cuenta con 51.000 usuarios, constituye una prueba del poder de una colaboración que nos permite ver resultados capaces de favorecer un impacto empresarial real y de impulsar la transformación digital”, destaca Linda Dotts, directora de estrategia de socios de Blue Prism. 

El marketplace DX está a disposición de cualquier usuario, lo que reduce las barreras para que los clientes accedan y hagan uso de las nuevas automatizaciones. Los socios también pueden adherirse al programa TAP con la función de autoservicio del marketplace DX de Blue Prism, ahora más fácil de usar que nunca.

Computing 805