EntrevistasMovilidad

José Marín Pardo, presidente de Fibernet

“Anticipamos el boom del CPD”

Fibernet es un fabricante español de fibra óptica y proveedor de servicios de datacenter que ha sabido codearse con los grandes en este entorno como IBM, Cisco o HP, merced a sus productos innovadores y a su capacidad para adaptarse al ecosistema tecnológico de grandes bancos y organizaciones públicas.

¿Puede comentarnos cómo ha sido la evolución de Fibernet en fibra óptica y el CPD?
Todo partió de una vocación inicial, dirigirnos a un mercado con potencial cualificado. Sabíamos contarle la estrategia, introducir productos y nos resultaba fácil implantar nuestra visión de que la fibra óptica y las comunicaciones iban a ser un boom para los centros de backup y recovery de los grandes bancos.

¿Qué clientes se mostraron más receptivos?
Banco Santander y Bilbao Vizcaya fueron los primeros clientes. Nos metimos en un sector de las TI que era el núcleo de los centros de datos. Estaban Hitachi, IBM, HP o EMC... Nos introdujimos en el core de comunicaciones entre los mainframes, los discos y todas las máquinas de los datacenters.

¿Qué papel jugó Teldat en el éxito de Fibernet?
Teldat era socio accionista de Fibernet, su área de influencia era el acceso a oficinas pero no en el centro de datos. Nos sirvió de puente para los centros de decisión. Teníamos que ganar credibilidad, no era fácil para un cliente salirse de las recomendaciones de IBM o Cisco. En la actualidad, Teldat y Fibernet somos independientes, ellos abren cuota de mercado para nosotros y viceversa; especialmente en Latinoamérica.

¿Cuál fue el paso siguiente?
Cuando conseguimos la confianza del mercado, compramos un edificio y montamos un centro de datos. Nos adelantamos a esta tendencia de moda; vimos que iba a haber un despunte. Nuestros proyectos van dirigidos a los clientes que precisan un ‘chalet datacenter’. Ofrecemos un traje a medida para bancos pequeños y medianas empresas.

¿Qué representa el CPD para su negocio?
El 90% de los ingresos sigue siendo fibra óptica y el 10% proviene del datacenter. Nuestro CPD lo utilizamos como banco de pruebas para nuestra tecnología propia y como plataforma de comparativas de productos (routers, SAN, etc.) para clientes que lo requieran. El servicio de almacenamiento está abierto a cualquier oferta.

¿En qué medida el cloud computing ha activado su negocio?
El cloud computing ha activado el negocio en el almacenamiento. El cloud tiene que madurar más y ser completo. Habría que ir de la mano de players como IBM o HP para poder ofertar una solución integral.

¿Cuáles son sus armas frente a multinacionales con una amplia cartera de servicios?
La competencia estaba desorientada y no tiene el enfoque correcto. En un ‘Alcatel’ no tienen un producto para ‘enterprise’ y su propuesta no funciona no porque el equipo sea peor, sino porque el ‘expertise’ no es capaz de ponerlo en marcha adecuadamente. La comparativa nos favorece, hemos sabido resistir con la vitola que nos diferenciaba, y seguimos innovando. Podemos generar un ahorro de costes del 30% y contamos con certificación de IBM.

¿Cómo está evolucionando su negocio?
Hace dos años decidimos cambiar de estrategia y crear una empresa de fotónica. Todos nuestros competidores se han focalizado en esta evolución de la tecnología óptica. Son pistas de silicio que conducen la luz. En breve anunciaremos algún producto. Conseguir los 100 Gb/s se hace a través de la fotónica. Nosotros ya podemos hablar de 400 Gb/s e incluso un Tb/s.

¿Qué resultados esperan cosechar?
Esperamos crecer con respecto a 2014. Actualmente el 15% de los ingresos es internacional y esperamos poder estar por encima del 20%. En España progresamos de una forma lenta, pero seguimos posicionados y crecemos de forma vegetativa. El incremento del negocio puede estar en el 15%.

Computing 776