NoticiasMovilidad

Arranca un piloto para la gestión en retail de dispositivos IoT

Worldline participa en el proyecto de innovación AGILE de la Comisión Europea, el objetivo es crear un Gateway modular y multiprotocolo para desplegar múltiples dispositivos IoT. Para ello, Worldline ha desarrollado un piloto en el sector de Retail.

Worldline participa en el proyecto de innovación AGILE de la Comisión Europea, cuyo objetivo es desarrollar una plataforma para la gestión de dispositivos IoT (Internet de las cosas). El objetivo es la creación de un Gateway modular y multiprotocolo, que permite el despliegue de múltiples dispositivos IoT de forma sencilla y centralizada. Para ello, Worldline ha desarrollado un piloto en el sector de Retail. A través de este piloto mostrará cómo la tecnología IoT puede mejorar la experiencia de los clientes en un comercio.

AGILE (Adaptative Gateways for dIverse  muLtiple Environments) es un proyecto de innovación para la Comisión Europea, dentro del programa Horizonte 2020. Su principal objetivo es construir una plataforma para administrar dispositivos IoT. Esto consiste en la creación de un portal modular de hardware y software que permite la gestión de varios dispositivos IoT que utilizan diferentes protocolos.

AGILE es un proyecto de innovación para la Comisión Europea, su principal objetivo es construir una plataforma para administrar dispositivos IoT

Worldline participa en este proyecto desarrollando un piloto en el sector de Retail. Para ello Worldline eligió a Tento, una empresa de comida para llevar. Tento tiene diversas tiendas en la geografía española, en Barcelona, Madrid y Tarragona. Una de ellas se encuentra ubicada en las oficinas de Atos en Barcelona.

El piloto consiste en instalar un conjunto de sensores IoT en la tienda, con el principal objetivo de mejorar el servicio al cliente. Para ello se han definido una serie de casos de uso. Hay 2 cámaras frigoríficas en la tienda. El mostrador se encuentra al lado de las cámaras y el almacén está ubicado en un área separada (a unos 10 metros). Cuando la dependienta está en el almacén preparando algunas comidas, no puede ver si hay clientes en el mostrador.
Hay varios sensores que monitorizan las máquinas y recogen datos para mejorar los siguientes procesos:

•             Gestión de la cadena de frío. Los sensores de temperatura en la cámara enviarán una alerta a AGILE cuando la temperatura no sea la correcta. AGILE enviará una señal a la pantalla en el mostrador y así avisará a la dependienta.

•             Gestion de stocks. Cuando se retiran los platos del estante, un sensor de distancia detectará que quedan pocos y enviará una alerta a AGILE, el cual enviará una señal a la pantalla en el mostrador.

•             Continuidad del negocio. Habrá un sensor de electricidad que controlará el consumo de energía. Si hay un corte de energía, se enviará una alerta a la pantalla.

•             Seguimiento del horario comercial. Los sensores de luz dentro de los refrigeradores controlarán la apertura del obturador y el cierre enviando señales a AGILE.

•             Servicio al cliente. Si el dependiente está en el almacén preparando algunas comidas, no puede ver que haya clientes esperando ser atendidos. En este caso, un sensor de presencia ubicado en el mostrador enviará una alerta a AGILE que a su vez enviará otra señal al timbre situado en el almacén.

Según Santi Ristol, Director de la Línea de Negocio de Movilidad y Transacciones Electrónicas de Worldline Iberia: “La tecnología está transformando el comportamiento del consumidor, revolucionando la forma en que las personas interactúan con los comercios y creando nuevas oportunidades de negocio. Los propietarios de negocios minoristas pueden llegar a obtener un montón de información sobre sus clientes y su operativa, lo cual les permitirá entender mejor su negocio y mejorar el servicio. Este proyecto adopta un enfoque óptimo para la innovación, combinando tecnologías muy asequibles que en conjunto proporcionan un gran valor a nuestros clientes”.

A través del piloto Tento se puede mejorar la experiencia del cliente, permitiendo decisiones en tiempo real gracias a la monitorización en vivo. También permite reducir costes a través de la automatización de procesos incluso se podría plantear en un futuro la monitorización de todas las tiendas desde una consola central que controla el funcionamiento del negocio en tiempo real.

Archivado en:

Computing 774