OpiniónMundo digital

Un futuro marcado por un cambio de modelo, también para las pymes

Por Carlos Rodríguez, Director Financiero de MCR.

Si bien con temores sobre lo que pueda venir en un futuro próximo, parece que el sector de las TI ha alcanzado una estabilidad que ya hubiéramos deseado tener hace solo unos pocos años. El nivel de crecimiento positivo es ya la norma, y rozando el doble dígito en muchos períodos. En general, 2017 fue mucho mejor que 2016, y en 2018 el nivel de crecimiento habrá sido similar, en lo que será un nuevo año de consolidación. Para MCR, 2017 ya fue un buen año, con un crecimiento por encima del mercado, y en 2018 estos resultados se van a repetir. Tras un par de ejercicios de reestructuración con el objetivo de liderar el momento que se avecinaba (el que vivimos hoy), el año que acaba va a servir para consolidar nuestra posición como primer mayorista nacional y primer mayorista en el mercado de consumo. Áreas como el gaming, la multimedia, la movilidad o la integración han sido clave para esta consolidación en un mercado que parece haber recuperado cierto optimismo, lo que, como es lógico, espolea la demanda. Esperemos que siga así…

Pero es en el terreno profesional y empresarial donde vivimos un momento fascinante. El auge de la nube prosigue, pero ahora vemos cómo esa tendencia se extiende también entre las pymes, en un mercado que crece de forma sostenida. Si bien las soluciones on premise siguen siendo las más vendidas, cada vez hay más proyectos cloud por parte de este colectivo.

Como es lógico, aún queda mucho por recorrer. Por poner un ejemplo, en España, apenas un 15% del software de gestión (el que habitualmente instalan las pymes) corre en la nube. Eso deja muy a las claras que el futuro pasa por la nube, y ello constituye a la vez un reto y una oportunidad. Como es lógico, las empresas de menor tamaño tienen menos capacidad económica y un menor volumen y, por consiguiente, una menor necesidad de automatizar procesos. Sin embargo, cada vez son más las que se acogen a modelos de pago por uso, ya que suponen barreras de entrada reducidas y soluciones estándar que les permiten arrancar y trabajar desde el minuto cero, mientras que otras organizaciones de mayor tamaño optan por hacer adaptaciones de algunos de sus procesos de negocio, y prefieren soluciones on premise o híbridas. Otro apartado a seguir muy de cerca es la movilidad que, al igual que otras tendencias de futuro, las pymes consideran cada día más. No en vano, muchas de ellas tienen empleados que trabajan desde fuera de la oficina y es necesario que accedan a su red de forma remota, por lo que seguirá creciendo la demanda en términos de movilidad -y, por ende, de seguridad- a la hora de implantar las nuevas soluciones.

Pero, sea cual sea el caso, son los partners, que viven muy cerca de la actividad del día a día cotidiana de los clientes, quienes pueden asesorar a los clientes finales en la elección, implementación y aprovechamiento de la tecnología que más les interesa. Desde MCR, como mayorista de referencia en España, tratamos de ser el mejor aliado para ellos en este proceso de cambio, pero será necesario adaptar el modelo de negocio para adaptarse al cambio. Esperamos que 2019 sea de nuevo un año de estabilidad, tras varios ejercicios donde ha predominado la incertidumbre. En cuanto al negocio, seguiremos reforzando cada división -en especial el canal B2B que, como digo, tiene un futuro fascinante- para aportar nuevas soluciones para este momento, claramente marcado por un cambio de modelo, en el que no solo las grandes organizaciones van a tirar del carro, y que bien podría dinamizar el sector en los próximos años.

Computing 782