NoticiasSeguridad

Atos lidera un proyecto para securizar los datos en redes no seguras

Fentec, un proyecto europeo con un presupuesto de 4 millones de euros, por el que se desarrollarán nuevos sistemas de encriptación funcionales capaces de ofrecer máxima confianza en los servicios de tecnología de la información europeos.

Atos coordina un consorcio formado por nueve empresas e instituciones para la implantación del proyecto Fentec (Functional Encryption Technologies) que permitirá a los usuarios compartir datos de forma segura a través de una red no segura o no confiable. El proyecto tiene una duración de tres años y está financiado por la Comisión Europea dentro del proyecto Horizonte 2020, el Programa Marco Europeo de Investigación e Innovación, con un prsupuesto de cuatro millones de euros.

Hasta la llegada de la clave pública de cifrado, el método más común para compartir datos de forma segura era establecer una contraseña secreta entre los usuarios. Este método puede funcionar para pequeñas organizaciones o pymes, pero resulta inviable para redes más grandes como las actuales.

El cifrado funcional es un modelo nuevo de sistemas de encriptación

La clave pública de encriptación es una tecnología muy desarrollada que se usa habitualmente para construir soluciones de comunicación web, cifrado de disco y distribución de parches de software. Sin embargo, el acceso controlado criptográficamente a los datos o al programa que gestiona los datos no era posible hasta ahora. Esta barrera que se resuelve con el cifrado funcional, un nuevo modelo de sistemas de encriptación. El objetivo de Fentec es desarrollar el cifrado funcional como una alternativa eficiente al enfoque tradicional del cifrado (todo o nada), permitiendo vistas parciales de los datos encriptados y mejorando la seguridad de los sistemas.

El nuevo modelo permite las vistas parciales de los datos encriptados y mejorando la seguridad de los sistemas

La seguridad, eficiencia y versatilidad de este nuevo enfoque se demostrará en tres casos de uso, el primero es la moneda digital, para preservar la privacidad, aplicando modelos de auditoría flexibles. El segundo abordará el análisis anónimo de datos, que permite el cálculo de estadísticas sobre datos encriptados, protegiendo los derechos fundamentales europeos de protección de datos y privacidad. El último se basa en el procesamiento resistente a la pérdida de datos de los dispositivos de Internet de las cosas (IoT).

Computing 775