OpiniónCloud

Nube soberana: del cloud first al cloud inteligente

Por Lluís Altés, Senior Business Solutions Strategist de VMware Iberia.

Lluís Altès, VMware.
Lluís Altès, VMware.

Los políticos no se caracterizan por su capacidad para ponerse de acuerdo, pero políticos de múltiples países europeos liderados por Francia y Alemania ven muy claro que necesitamos construir una capacidad europea para sacar partido de todas las oportunidades que la economía de los datos nos presenta. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, declaró que “se trata de una batalla por la soberanía… Si no tenemos nuestros propios campeones en todas las áreas (digital, inteligencia artificial), dependeremos de las decisiones de otros”. Del mismo modo, la canciller alemana, Angela Merkel, ha expresado su preocupación acerca de la “dependencia digital” de EEUU.

No caben dudas de que, a medida que la economía de los datos se transforma en una cuestión de interés nacional y europeo, los Estados necesitan tener una capacidad digital que les proteja de volverse dependientes de empresas y operadores extranjeros que pro[1]cesen sus datos. El primer paso hacia esa capacidad digital consiste en determinar qué es exactamente una nube soberana. En esencia, la nube soberana está relacionada con la economía de datos emergente y con la protección del valor de los datos nacionales, empresaria[1]les y personales. Es una respuesta concreta frente a la realidad de la importancia cada vez mayor de la privacidad de los datos en todos los niveles, desde el ciudadano hasta las empresas, incluyendo las distintas Administraciones Públicas.

Gaia-X y la Nube Soberana, superposición que genera valor

El proyecto Gaia-X ha sido diseñado para abordar todas esas cuestiones, aunque trasciende la nube soberana. Como concepto, crea marcos donde los diferentes sectores y colectivos se reúnen y comparten datos. Esto se realiza de manera estructurada y de tal modo que, cumpliendo las directrices definidas, se garantiza que el valor vuelva a Europa. Gaia-X y la nube soberana son proyectos independientes, pero se superponen en cuanto a la creación de un ecosistema de confianza para la región basado en prácticas estándar.

Europa está avanzando muy velozmente en el trayecto hacia la economía digital. Los datos son el combustible y la nube es el motor. Se trata de enormes inversiones que deben estar protegidas mediante nuevos marcos. El marco de Gaia-X se centra en el desarrollo de espacios de datos, y la nube soberana garantiza la coherencia de los servicios de nube con las regulaciones locales y de seguridad. El crecimiento exponencial de los datos ofrece una gran oportunidad para crear nuevos casos de uso para servicios de valor añadido (transformando los datos en conocimiento y servicios). Es necesario contar con modelos de fábrica digital para el espacio de datos a fin de maximizar el valor de esas nuevas oportunidades. Con Tanzu Data, VMware ha demostrado tener capacidades avanzadas para el desarrollo de nuevos espacios de datos.

Invertir en la economía de los datos

Así como los dirigentes políticos han invertido durante años en el desarrollo de infraestructura vial, puertos y aeropuertos con el propósito de fomentar el crecimiento de la economía, ahora deben invertir en el desarrollo de la economía de los datos. Contamos con la tecnología que permite que todos en Europa tengan su propia nube soberana, una nube que permite el desarrollo de la soberanía digital a través del marco de Gaia-X. No eliminamos a los hiperescalares de la ecuación: solo pasamos del cloud first a la nube inteligente.

Computing 815