EntrevistasInfraestructuras

“La toma de decisiones tecnológicas tiene que ser cada vez más integrada”

Carolina Moreno, directora general de Liferay para el Sur de Europa.

Carolina Moreno, directora general de Liferay para el Sur de Europa
Carolina Moreno, directora general de Liferay para el Sur de Europa

¿Qué rol puede jugar una compañía como Liferay, concretamente, en esa transformación?

C. M.: Las organizaciones persiguen en esa carrera el ‘be digital’: digitalizar totalmente la forma en la que ponen sus productos y servicios en el mercado. El tipo de usuario ha cambiado de manera muy diferencial; es un usuario ubicuo y que está conectado de forma permanente. La conectividad total desde cualquier dispositivo hace que la experiencia de usuario cobre un papel muy importante. Hay que darle lo que quiere, cuando quiere y donde se encuentre. Ya no viene a buscarte, confía en tu marca si le das una experiencia diferenciada. Si no das esa experiencia diferenciadora, no puedes ser competitivo en tu sector. Nuestro producto Liferay Digital Xperiencie Plattform es una tecnología innovadora que busca dar la mejor experiencia de usuario a través de todos los canales, una experiencia sin fisuras a través de cualquier dispositivo. Lo que se dice una experiencia de 360 grados.

¿Qué opinión le merece el papel del CIO en el actual contexto de transformación digital de los negocios?

C. M.: El papel del CIO sigue siendo fundamental, aunque se espera que el CEO con capacidades digitales lidere los procesos de cambio. El poder de decisión se está moviendo al CMO o al CFO… La toma de decisiones tecnológicas tiene que ser cada vez más integrada, formar parte de un grupo. Estos directivos nunca van a decidir en solitario; van a ir a hablar con el CIO, el cual tiene que tener dos cosas muy claras para ayudarles a tomar las decisiones. Tener conocimiento en el mercado de las tecnologías que le permiten innovar y estar a la cabeza en su sector. Y conocer el lenguaje del negocio y entender los objetivos de los directivos.

¿Cuál es el estado de las empresas españolas en el ámbito de la transformación?

C. M.: Según el barómetro del IE, el 67% de los directivos considera que sus empresas están en procesos de transformación digital. Sin embargo, solo el 14% de las grandes compañías cuentan con plataformas omnicanales que les permiten tener esta percepción de experiencia unificada.Lo que nos deja como dato concluyente que hay pocas organizaciones transformadas. Hay mucho margen de cambio y de mejora. Solo uno de cada cuatro directivos tiene en cuenta los datos digitales para tomar decisiones.

El 67% de los directivos considera que sus empresas están en procesos de transformación digital

¿Qué oportunidades de negocio detecta para su compañía en este contexto de cambio permanente?

C. M.: Si vemos la experiencia de usuario como el fin último de la transformación digital, Forrester señala una barrera que es la falta de integración en tus propios sistemas corporativos. En tu core de negocio tienes que ser capaz de extraer tu información crítica para poder usarla en estos procesos. No es tan fácil integrar todos los sistemas y sacar la información que necesitas para brindársela al usuario. Por otro lado, la información de los usuarios está dividida en muchos silos (marketing, ventas, etc.). Si no se integran, no tienes una visión completa del usuario. En Liferay, partimos de un concepto de portal, y ahora contamos con una plataforma para permitir esa integración. Tenemos la potencia y la diferenciación con respecto a estos competidores de ser un producto bueno para conseguir esa integración. Por otro lado, somos una empresa open source, lo cual nos facilita ciclos rápidos de innovación de nuestros productos, y nos permite estar pendientes de las necesidades futuras.

¿Cuál es el perfil de vuestro cliente y en qué sectores tienen mayor penetración?

C. M.: Empezamos en sector público y educación porque son ámbitos próximos al open source. Vemos que los sectores más activos en la transformación son financiero, telecomunicaciones, turismo y retail; y es aquí donde tenemos bastantes clientes. Estamos creciendo en retail  consumers products, productos y consumo que se venden directamente desde Internet y vemos también futuro en sanidad, otro sector con gran tracción en la digitalización.

En 2015 se hablaba de un crecimiento aproximado de su compañía del 30%. ¿Cómo ha ido en 2016 a nivel de cifras de negocio?

C. M.: Esperábamos crecer a un ritmo de entre el 25 y 30% y hemos conseguido mantenernos en esa horquilla en 2016 en el Sur de Europa, mi área de competencia. Para este ejercicio esperamos estar en este mismo ratio. En España, donde llevamos más tiempo, estamos más cerca del 20%. En plantilla somos 80 personas y para este año estaremos en 110.

¿Qué proyectos destacaría de este año?

C. M.: Acabamos de anunciar un acuerdo con la Universidad de Barcelona. Está Aegon 360 grados que consiste en una plataforma omnicanal en el sector de los seguros. También podemos hablar de la plataforma digital de Santillana, un entorno virtual online para mejorar la interacción de los profesores con los alumnos. De la misma forma, algunos bancos que han desplegado Liferay para ofrecer servicios digitales más integrados a sus clientes, con información más personalizada de los productos bancarios.

¿Dónde cree que se encuentra el futuro de las experiencias digitales? ¿Hacia dónde apuntan las tendencias actuales?

C. M.: El futuro es tan incierto porque la tecnología avanza de una forma acelerada y es difícil prepararse. La única manera es innovar todo lo posible, digitalizar tu empresa todo lo que puedas para estar preparado para lo que viene: inteligencia artificial, machine learning, Internet of Things… Hay muchas oportunidades en el horizonte y hay que tener las mejores herramientas para poder estar al día. Para 2020, Gartner apunta que las sesiones online no serán a través de pantalla, sino de audio, y el 95% de los vídeos estarán protagonizados por asistentes digitales.

Muy personal

¿Dispone de una tecnología para el trabajo y otra para el hogar?

La tecnología de la oficina me la llevo a casa. El móvil lo uso de manera personal y para el trabajo; lo mismo sucede con el portátil. Incluso me lo llevo de vacaciones.

¿Qué más valora en el trabajo profesional?

Tener un espacio positivo, en el que cada uno pueda desarrollar lo mejor de sí mismo y contribuir con lo que pueda aportar. Así se añade un valor a la compañía que no tiene precio.

¿La transformación digital cambia el mundo para bien o para mal?

Ha cambiado la manera de relacionarnos en los entornos sociales. Tiene su pros y contras. Me quedo con lo positivo. En la medida que la tecnología mejore la calidad de vida de las personas, mejore nuestra relación con el medio y reduzca las injusticias a nivel global, creo que será un buen vehículo.

¿Qué lectura recomendaría?

Drive de Daniel H. Pink es un libro sobre la importancia de la motivación intrínseca. Las cosas que hacemos día a día no pueden ser impuestas de forma externa por motivos de empresa, sino que tiene que estar conectado hacia dónde quieres crecer tú. Me interesa por el tema del crecimiento del talento.

Computing 786