NoticiasInfraestructuras

VMware democratiza el acceso a cloud computing

VMware se coloca a la vanguardia del fenómeno cloud computing con el lanzamiento de la solución VMware vSphere 4, que sucede a la exitosa VMware Infrastructure 3 y facilita a las organizaciones la construcción de clouds internas compatibles con clouds externas.

VMware ha lanzado al mercado su nueva solución VMware vSphere 4, que sucede a la exitosa VMware Infrastructure 3 y constituye “el primer sistema operativo cloud de la industria”, en palabras del director general VMware para España y Portugal, Alfonso Ramírez.

VMware vSphere 4 incorpora una serie de innovadoras funcionalidades dirigidas a facilitar la construcción de clouds a fin de permitir a las organizaciones usuarias la provisión de servicios TIC de forma eficiente, segura y flexible. En este sentido, el factor diferencial de la propuesta de VMware radica en su carácter no disruptivo. “Hay muchos planteamientos que se basan en el traslado de aplicaciones, pero sólo VMware vSphere 4 posibilita un progresión no disruptiva”, subrayó Ramírez.
La clave de este aspecto diferencial radica en que VMware vSphere 4 se basa en estándares -soporta, concretamente el estándar OVF 1.0 recientemente aprobado por la DMTF (Distributed Management Task Force)-, que “facilitan el traslado de aplicaciones a clouds internos o externos” Asimismo y tal y como explicó Alejandro Solana, director técnico de VMware para España y Portugal, VMware vSphere v4 supone un avance fundamental respecto a la generación previa en tres dimensiones: eficiencia, control y capacidad de elección. En la primera vertiente, la nueva VMware vSphere 4 llega al mercado acompañada de una promesa de mejora de los ratios de consolidación de en torno al 30 por ciento, un ahorro del 50 por ciento de los costes de almacenamiento y un ahorro de hasta en 20 por ciento en consumo de energía y refrigeración gracias a la función Distributed Power Management. No en vano, la versión actual de VMware vSphere permite manejar 32 servidores físicos con hasta 2048 cores, 1.280 máquinas virtuales, 32 Tb de RAM, 16 Pb de almacenamiento y 8.000 puestos de red.
En lo que se refiere al control, hay que destacar la incorporación en VMware vSphere 4 de nuevas funcionalidades de gestión como VMware Host Profiles y VMware vNetwork Distributed Switch -fruto de una alianza entre VMware y Cisco- que posibilitan la estandarización de la configuración de seguridad, almacenamiento y red; facilitando el trabajo de los administradores y reduciendo notablemente los costes operativos. En la misma línea se sitúa la funcionalidad VMware vShield Zones para garantizar el cumplimiento de las políticas de seguridad de las aplicaciones. En cuanto a la libertad de elección, VMware vSphere 4 puede presumir de ofrecer el soporte más amplio actualmente existente a sistemas operativos y aplicaciones.

Al alcance de la pyme
Los objetivos de VMware con vSphere son bastante agresivos. De hecho y como indicó Ramírez, la previsión es que “para antes de final de año, esperamos que en torno al 30 por ciento de los clientes de las versiones actuales de VMware hayan dado el salto, que un 20 por ciento utilicen aplicaciones sofisticadas como tolerancia a fallos y que un 10 por ciento emplean el switch distribuido”.
Entre las organizaciones que, de acuerdo con Ramírez, están haciendo un uso más avanzado de la tecnología de VMware se cuentan empresas como Telefónica o Arsys. No obstante y a pesar de lo que puede parecer, VMware vSphere 4, que se licencia por procesador, no es una tecnología exclusiva para la gran empresa; de hecho, VMware ha hecho un esfuerzo para empaquetar su nuevo software en una serie de ediciones -Essentials y Essentials Plus- específicamente dirigidas a la pyme. “Por menos de 150 euros por procesador”, señaló Ramírez, “la pyme puede acceder a esta tecnología ya que la edición Essentials da cobertura a tres servidores -seis CPUs- con capacidades avanzadas de gestión con un coste por debajo de los 1.000 euros”.

Computing 805