NoticiasInfraestructuras

Red Hat califica de ‘crítica’ la vulnerabilidad de Kubernetes

Los usuarios malintencionados podrían explotar este fallo que afecta, entre otros sistemas, a Red Hat OpenShift Container Platform 3.x y versiones posteriores, así como a OpenShift Online y OpenShift Dedicated.

Red Hat ha emitido una nota oficial alertando de los riesgos que supone un fallo detectado en Kubernetes, conocido como CVE-2018-1002105: Se trata de un fallo que permite el acceso a usuarios sin privilegios a clusters de Kubernetes y datos asociados a los que de otra forma no podrían acceder”. Los usuarios malintencionados podrían explotar este fallo de dos formas: la primera implicaría el abuso de privilegios de la instancia pod exec otorgados a un usuario normal, y la segunda consistiría en la posibilidad de atacar la función de extensiones de API que proporciona el catálogo de servicios y el acceso a funciones adicionales en Kubernetes 1.6 y versiones posteriores.

Tracy Rankin, director senior de OpenShift Engineering en Red Hat, ha explicado que “el estándar de facto en la orquestación de contenedores, Kubernetes, a menudo es visto por las empresas como un componente clave de la transformación digital. Vulnerabilidades como el fallo de escalada de privilegios pueden retrasar o hacer descarrilar totalmente las estrategias, haciendo reseñable la necesidad de trabajar con un partner consolidado para crear y mantener un impacto como el de Kubernetes más seguro. Red Hat se enorgullece de haber trabajado en estrecha colaboración con la comunidad de Kubernetes para evaluar y, en última instancia, corregir este fallo".

Desde el equipo de seguridad de producto de Red Hat se califica esta vulnerabilidad como crítica,“dada la facilidad de explotación y el impacto potencial sobre las operaciones de producción”.

¿Cómo afecta el fallo en la escalada de privilegios de Kubernetes a las operaciones de TI?

Explotando este fallo, un usuario malintencionado con privilegios Pod exec/attach/portforward podría aumentar sus privilegios a los de administrador de clúster, pudiendo lograr cualquier llamada de API a API de Kubelet de nodo de cómputo. Esto significa que este usuario podría acceder a cualquier contenedor que se ejecute en el mismo nodo que su pod, permitiéndole acceder a cargas de trabajo y datos sensibles, e incluso a aplicaciones de producción.

En caso de aplicarse el segundo método de explotación, un usuario no autenticado podría explotar la función de extensión de API utilizada por las métricas y el catálogo de servicios en Kubernetes. Este supuesto usuario podría obtener privilegios de administrador de clúster para el agente de servicios, lo que permite la creación de servicios de intermediario en cualquier espacio de nombres y en cualquier nodo. Efectivamente, explotar la falla de esta manera permitiría la creación de nuevos servicios que no están aprobados, haciendo posible la inyección de código malicioso.

¿A qué productos de Red Hat afecta?

Se ven afectados Red Hat OpenShift Container Platform 3.x y versiones posteriores, al igual que Red Hat OpenShift Online y Red Hat OpenShift Dedicated.

¿Qué aconseja Red Hat a sus clientes?

Red Hat recomienda que los clientes que ejecutan cualquier producto que se haya visto afectado apliquen inmediatamente los parches apropiados o se aseguren de que su servicio se haya actualizado para reflejar las correcciones. Los clientes que ejecuten OpenShift Online o Starter no tienen que llevar a cabo ninguna acción, ya que las operaciones de Red Hat han estado implementando activamente correcciones para estos entornos. Los clientes que utilicen OpenShift Dedicated deben ponerse en contacto con su responsable de soporte para decidir el momento adecuado en que implementar las actualizaciones en sus entornos.

Computing 787