OpiniónInfraestructuras

El camino hacia S/4HANA

José Ignacio López, Senior Consultant de Quint.

José Ignacio López, Senior Consultant de Quint
José Ignacio López, Senior Consultant de Quint

Artículos, posts, ferias, webinars, son innumerables los foros o soportes en los que hemos leído y escuchado que nuestro SAP está dando sus últimos coletazos, que nuestro R3 sobre el que tantos y tantos Zs hemos desarrollado pasará a mejor vida, obligándonos a una adaptación incierta de ese código ABAP que para muchos de nosotros es un lenguaje desconocido.

Pero no nos engañemos, como varios de nuestros clientes nos han confesado, S4/ HANA sigue siendo SAP, construido sobre la misma mentalidad de pensamiento estructurado alemán que tanto éxito les ha dado.

¿Cómo debemos asaltar este desafío que tiene como fecha de caducidad 2025?

Son varias las claves que debemos abordar para poder llevar a cabo un proyecto exitoso para nuestra corporación, sin que ello conlleve sobrecostes o retrasos que impacten en el hito de puesta a producción:

¿Cuál es la aversión al riesgo de tu compañía? Brownfield Vs Greenfield

Selección de partner/s de confianza

Renovando motores (Infraestructura)

Ningún momento para abordar esta conversión a S/4HANA nos encajará en las apretadas agendas que manejamos, pero dado el deadline impuesto por la corporación alemana, esta iniciativa deberá entrar en la definición de nuestro portfolio de proyectos lo antes posible, siendo además un proyecto estratégico por la fuerte implicación de perfiles tanto internos (TI & Negocio) como externos.

SAP S/4HANA
SAP S/4HANA

¿Cuál es la aversión al riesgo de tu compañía? Brownfield Vs Greenfield

El salto a S/4HANA se está posicionando en este 2019 como una de las palancas de cambio más para tener en cuenta por las organizaciones para conseguir abordar los ansiados cambios que, seguramente, llevan planeando en los últimos dos o tres años.

Accionar la palanca conllevará tomar el camino hacia el greenfield, mientras que encaminarnos hacia el brownfield implicará un modelo más continuista, sin cambios apreciables para la mayoría de los usuarios.

El brownfield nos asegura la continuidad a través de una conversión de nuestro actual R3 al nuevo S/4HANA sin que haya grandes cambios ni impactos de cara al usuario final. Únicamente renovaremos las tripas de nuestro antiguo SAP para dar paso a una nueva estructura de tablas que responden a casi las mismas transacciones. Ante este escenario, no nos dejemos abrumar por la visión más comercial que la marca ofrece en todas sus actividades marketinianas. El cambio que podremos apreciar será mínimo, asegurando la prolongación natural de toda evolución de producto con una actualización de versionado.

Accionar la palanca conllevará tomar el camino hacia el greenfield, mientras que encaminarnos hacia el brownfield implicará un modelo más continuista

Seguramente correría el final del siglo XX o principios del XXI cuando empezamos a adoptar en nuestra compañía distintos módulos SAP, dibujando y parametrizando procesos sobre ellos, que hoy puede que carezcan de sentido por la evolución natural de la compañía y del mercado. Sumada a esta parametrización, comenzamos la cruzada de su customización a nuestras necesidades, alimentando de esta manera el monstruo que hoy en día corre por nuestra infraestructura y que no demasiada gente es capaz de gobernar. Esta herencia es el resultado de albergar hoy en día procesos anquilosados y reportes en hojas excel que llevan más de cinco años sin ser lanzados, todo ello con un look and feel muy alejado de la imagen que nuestra compañía quiere proyectar.

El greenfield conlleva la implantación de un nuevo modelo, una nueva forma de trabajar. Tomar la decisión de realizar una implantación desde cero conlleva la reconstrucción de muchos de nuestros procesos adaptándonos en la medida de lo posible al estándar, dejando atrás de esta forma malas prácticas heredadas y de las que creíamos imposible deshacernos por la complejidad del entorno. Este camino conlleva una mayor implicación de la compañía con el proyecto, pero es un ejercicio de responsabilidad que ya muchas empresas están acometiendo con otros productos del mercado, como son las iniciativas de “vuelta a la caja” de ServiceNow o la promoción de las herramientas SaaS Vs las tailored made.

La relación que mantendremos con los datos será diametralmente opuesta, adaptando una posición más activa por parte de la herramienta que nos arroja proactivamente aquellos eventos que tengamos pendientes o situaciones que se encuentren fuera de la norma, según la parametrización llevada a cabo.

Selección de partner/s de confianza

El expertise en el mercado relativo a conversiones a S4/HANA hoy en día no es demasiado amplio. A pesar de que la gran mayoría de proveedores alardean de sus casos de éxito, las conversiones finalizadas en la actualidad no son numerosas, pero sí las suficientes como para que nos planteemos esta iniciativa con la tranquilidad de que otras grandes compañías ya han abordado o están abordando este camino. Los sectores en los que proliferan las conversiones son diversos, desde el sector hospitality hasta el automovilístico, pasando por el alimentario.

Dada la situación del mercado, la dispersión de precios es grande entre los distintos proveedores de servicios que ofertan este tipo de proyectos, por lo que esta variable no ha de tomarse como un driver definitorio en la selección del proveedor o proveedores que llevarán a cabo la iniciativa. Reflexionando sobre la madurez del mercado, los factores de mayor relevancia para la adjudicación de un proyecto de S/4HANA han de estar centrados en el tipo de modelo de proyecto propuesto por el proveedor, el conocimiento de los consultores que serán adscritos al proyecto o la flexibilidad con la que el adjudicatario sea capaz de adaptarse a las necesidades de negocio, las cuales son meridianamente distintas en cada compañía.

Quint muestra el viaje hacia SAP S/4HANA
Quint muestra el viaje hacia SAP S/4HANA

Ejercicios de sourcing sin la suficiente solidez y conocimiento del entorno pueden suponer a las compañías sobre costes cercanos al 90%, por lo que realizar una partición y adjudicación adecuada nos asegurará además de ahorros reseñables, la involucración en el proyecto de profesionales con un mismo interés (el éxito del proyecto) y distintos puntos de vista teóricos, aspecto muy enriquecedor para dotar de la mejor solución al cliente, evitando una posible “dictadura” técnica difícilmente rebatible por nuestros equipos de negocio o incluso por la propia TI de la compañía.

El primer reto para afrontar esta iniciativa, como ya se ha puesto de manifiesto con anterioridad, es definir una estrategia, en la que la dimensión relativa al sourcing cobra gran importancia, siendo esta la habilitadora para conceptualizar un proyecto sobre el que colabore un entorno de proveedores capaces de dar soluciones diversas a problemas que, seguramente, sean demasiado particulares como para haber sido resueltos con anterioridad por alguno de los players del mercado o incluso por la propia franquicia alemana.

Renovando motores. Infraestructura

El nuevo motor de base de datos que nos propone SAP tiene muchas ventajas, pero también algún que otro inconveniente. Frente a la velocidad, la agilidad y el ahorro de espacio que promete el nuevo producto de SAP, S/4HANA también requiere una infraestructura más potente, lo que hará que nuestros costes se disparen de forma considerable, teniendo que acudir a nuevas arquitecturas, bien sea on premise o cloud, siempre que soporten los requerimientos del fabricante alemán.

En la nueva era del mundo cloud, lo que nos pide el cuerpo es adoptar un pago por uso, pero debemos tener cuidado, porque en el caso de estas tecnologías esto puede implicar costes muy elevados. Lo que se sugiere es analizar minuciosamente las distintas opciones y valorar muy positivamente la reserva de instancias por periodos de 3 o 5 años, ya que son los intervalos temporales estándares que los hyperscalers ofrecen en sus catálogos.

Analizado todo lo anterior, surge una pregunta que debemos responder con convicción: ¿Es un camino que tenemos que abordar? La respuesta es sí, pero con la cautela de saber que somos marionetas sobre el actual roadmap de SAP para S/4HANA, sobre el cual caminaremos al ritmo que la empresa bávara dicte y según vaya despejando dudas de sus nuevas funcionalidades.

Computing 783