NoticiasMercado TI

Babel adquiere la firma malagueña de seguridad Ingenia

La compañía pasará a estar formada por cerca de 2.000 profesionales, con presencia en siete países y una facturación que superará los 110 millones de euros.

Babel ha formalizado la adquisición de Ingenia, empresa internacional con sede en Málaga TechPark y especializada en ciberseguridad, soluciones digitales y servicios eLearning. Con este paso hacia adelante, el grupo tecnológico pasará a estar formado por cerca de 2.000 profesionales, con presencia en siete países y una facturación que superará los 110 millones de euros.

Esta operación se enmarca dentro del plan de crecimiento inorgánico de BABEL para incorporar a empresas líderes en diversos ámbitos tecnológicos, que complementen su catálogo de servicios actual y ayuden a alcanzar su crecimiento objetivo.

“El Grupo Babel está muy satisfecho con la integración de Ingenia, compañía afín con la que compartimos cultura y valores, y que complementa nuestra oferta de servicios, en concreto nuestras capacidades en ciberseguridad”, afirma Rafael López, presidente de Babel. “Además -añade-, juntos asentaremos aún más nuestra posición en áreas geográficas fundamentales para nuestra actividad, como Andalucía y Latinoamérica. Por eso, no podíamos dejar escapar la oportunidad de tener presencia en Málaga, uno de los polos tecnológicos con mayor proyección. Con esta adquisición, afianzamos todavía más nuestra aspiración de ser uno de los grandes líderes tecnológicos en las zonas donde nos encontramos”.

Babel prevé triplicar su tamaño alcanzando los 300 millones de euros de facturación y superar los 5.000 empleados en el año 2025. Estos resultados se obtendrán manteniendo siempre los principios de crecimiento rentable y sostenible y el desarrollo de la carrera profesional a largo plazo dentro de un modelo cultural diferencial.

Desde su creación en 2003, Babel ha crecido una media del 20% anual. En el año 2020, tras la integración de la división de servicios profesionales de Software AG en España, su facturación superó los 85 millones de euros y alcanzó los 1.400 profesionales. La compañía española completaba así sus capacidades y servicios, centrados en tecnologías emergentes en ámbitos como big-data/analytics, low-code o inteligencia artificial, entre otros, al incorporar nuevas soluciones apoyadas en productos de Internet de las Cosas, análisis de información en tiempo real, apificación o arquitectura empresarial. Una operación con la que la multinacional se situó entre las 10 primeras consultoras de capital español y afianzó su posición como referente tecnológico en soluciones de transformación digital.

Computing 805