InformesMovilidad

El frenesí de las redes sociales

Twitter, Facebook, Instagram… un universo de comunicación.

La historia siempre ha sido uno de mis tópicos favoritos. Siempre he pensado en ella como si fuera la salsa rosa del pasado. Después, en mi último año de universidad, encontré mi segunda pasión, la tecnología y, en especial, Internet y su cultura. Así que cuando me propusieron hacer un artículo sobre las redes sociales pensé, qué mejor momento que este para juntar mis dos temas favoritos. Así que aquí viene un breve repaso por la historia de las redes sociales.

Hablar de la historia de las redes sociales a algunos puede parecerles algo descabellado, ya que, para muchos, se trata aún de un fenómeno relativamente nuevo al que aún están tratando de adaptarse. Pero la realidad, es que en apenas unos años, las redes sociales han conseguido transformar de raíz la forma en la que vivimos, nos comunicamos e interactuamos, con otros y con nuestro entorno.

Hoy en día, es difícil conocer a alguna persona o empresa que no esté presente en las redes sociales. Según estudios recientes, cerca del 30% de la población mundial es ya usuaria de alguna red social, lo que asciende a la impresionante cifra de 2.307 millones de personas con un perfil en una o más redes sociales.

Cerca del 30% de la población mundial es ya usuaria de alguna red social, lo que asciende a 2.307 millones de personas. Y todavía estamos en la prehistoria de este fenómeno

El concepto de ‘red social’ se utilizaba hace ya más de un siglo en sociología para analizar las interacciones entre individuos, grupos u organizaciones; pero las redes, tal como las conocemos hoy en día, empezaron a forjarse con el comienzo de la democratización de Internet en el año 1995. Muchos sitúan a classmates.com como la primera red oficial, un sitio web que tenía el propósito de conectar a usuarios de un mismo centro educativo. Dos años después nacía Sixdegrees.com, la primera red que permitía crear perfiles personales y tener una lista de amigos.

Pero, sin duda, los primeros años del nuevo siglo veintiuno fueron el verdadero boom de estas aplicaciones. En el año 2002 se creó Friendster, la cual alcanzó el millón de usuarios en apenas unos meses, pero fue desbancada por MySpace, una web que se creó en apenas 10 días, pocos meses después, en 2003. MySpace creó una nueva etapa, permitía añadir música a tu página, fotos y daba la posibilidad de escribir un blog. Durante unos años, esta fue la líder indiscutible de las redes, hasta que llegó la reina madre en 2004, Facebook.

Facebook fue creada en el año 2004 por Mark Zuckerberg, lo que se concibió como un punto de conexión entre los miembros de Harvard, ha acabado siendo la mayor red social del mundo, con 2.000 millones de usuarios en la actualidad.

Puede sorprendernos también que LinkedIn, una red que todavía está muy presente en nuestras vidas, naciera antes que Facebook, en el año 2002. Pero es su diferente concepción, conectar profesionales en lugar de amigos, lo que ha mantenido su popularidad y relevancia a lo largo de los años. Fue adquirida por Microsoft.

Entonces llegó Twitter

En el año 2006 llegó una nueva revolución que ha acabado transformando por completo la forma en la que nos comunicamos e informamos, Twitter. Jack Dorsey, Evan Williams y Biz Stone crearon esta herramienta como un sistema de mensajería instantánea para dar avisos de noticias. El límite de 140 caracteres de Twitter, ahora ampliado a 280, alteró nuestra comunicación y la difusión de noticias. Hoy en día, no hay acontecimiento mundial que no sea tuiteado, y se ha convertido en una herramienta muy poderosa para la difusión de información, lo que a veces ha traído también algún que otro problema.

Uno de los crecimientos más impresionantes lo tiene Instagram (propiedad de Zuckerberg). Con 1.000 millones de usuarios activos, Instagram les ha plantado cara a todas sus competidoras, llegando incluso a replicar los éxitos de sus rivales, como hizo lanzando Instagram Stories cuando los creadores de Snapchat se negaron a venderla. O como está haciendo ahora con los ‘reels’ y TikTok.

En los últimos años han ido apareciendo nuevas redes sociales con distintos objetivos y nichos de mercado, como Youtube, la cual se centra principalmente en la creación y distribución de contenido audiovisual; Tumblr, una plataforma de microblogging que permite compartir textos y otros recursos multimedia; o Pinterest, una plataforma que se organiza en torno a tablones personales donde se pueden coleccionar imágenes y contenido en función a temas concretos, como hobbies o manualidades.

Cualquier amante, como yo, de las redes sociales e Internet, sabrá que son muchas las redes de las que no hemos podido hablar, pero espero que esta breve introducción sirva de ilustración para crear un pequeño mapa sobre de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos. Si nos tenemos que llevar una lección, es que las redes sociales son un elemento en continuo cambio. Si revisáramos este artículo dentro de una década, probablemente habrán surgido cientos de redes con nuevas audiencias y objetivos, listas para cumplir nuestros deseos y necesidades futuros y presentes.

Computing 798