EncuentrosMundo digital

Negocio, el factor decisivo en la ecuación DevOps

DevOps es una filosofía basada en las personas.

Algunos sitúan el germen de DevOps por 2008 en el core de TI, otros en el origen de las metodologías ágiles y muchos lo asocian directamente a la búsqueda de la calidad del software; sea como fuere, este nuevo modelo que las compañías están implantando, no sin ciertas dificultades, impacta diametralmente en todos los departamentos de la empresa, no solo en el de Desarrollo y Operaciones, e impone una nueva cultura de trabajo y organizacional en los equipos. Pero, ¿de qué manera está cambiando DevOps el negocio? Este último es la otra pieza clave del puzle. Para resolver esta y otras preguntas, Computing ha organizado un encuentro con profesionales expertos en esta nueva corriente que no solo han disipado dudas, sino que han planteado algunas nuevas, ya que, según comentaron, DevOps aún está “en pañales” en las organizaciones españolas y “estamos lejos de tener todas las respuestas”.

“DevOps es una metodología que nos ha arrollado”, confesó Carlos Durán, director de Operaciones de Tendam. En los últimos años, las personas nos hemos convertido en usuarios conectados las 24 horas, “en este contexto, las metodologías ágiles adquieren una gran importancia auspiciadas por las exigencias del time to market”. Durán apuntó a la necesidad de acabar con “los engranajes de la empresa que giran en sentidos y velocidades diferentes”, y adaptarse a modelos en los que nunca antes habían trabajado, -como el aumento de la velocidad en la entrega de producto-; ya que “ahora no es el pez grande el que se come al pequeño, sino el rápido el que se come al lento”.

Así, “DevOps es un método de trabajo que ha llegado para quedarse”, sentenció Fidel Gómez, director de Sistemas de Información de Iberdrola Inmobiliaria, “al menos hasta que llegue la siguiente tendencia”, matizó. Por tanto, toda compañía con presencia en el mercado debe estar usando una metodología ágil, “aunque aún no lo sepa”. Sin embargo, esta filosofía no solo está relacionada con el time to market, ya que entidades que persiguen antes la calidad que la rapidez también la aplican para ganar eficiencia y optimizar los resultados. Es el caso del Consorcio de Compensación de Seguros, cuya subdirectora de Desarrollo, Consuelo Arroyo, admitió estar transformando su forma de desarrollar “hasta ahora bastante arcaica”, empezando por “las pruebas de calidad”.

Los clientes son cada vez más conscientes del poder que tienen en el proceso de desarrollo

La Administración ágil

Por parte de la Administración Pública, Antonio García del Álamo, jefe de Proyecto y Sistemas de Información del Ministerio del Interior, afirmó conocer desde hace poco el término DevOps pero llevar tiempo aplicándolo, ya que se rigen por las directivas europeas “orientadas al software libre” que conducen “inevitablemente” a adoptar metodologías Agile. “El problema que nos encontramos es que nuestros partners tecnológicos se eligen por concurso, en el que prima la cuestión económica por encima de todo”, lamentó, “lo que nos hace ser poco flexibles”. Además, acusaba una falta de conocimiento de la tecnología de los integradores, que a veces “achacan sus carencias a la dificultad del entorno tecnológico y de trabajo que nosotros hemos creado”. Así, “formar a los integradores, premiar su buen hacer y acabar con el amiguismo en las empresas” fueron algunas de las soluciones propuestas por del Álamo.

Para acceder al contenido completo descargue el PDF

Computing 788