EncuentrosMundo digital

Reactivando la Administración digital

La Administración Pública andaluza evoluciona sin prisa, pero sin pausa.

La adopción de nuevas tecnologías para aplicarlas a unos servicios con tanta solera como los que proporciona la Administración Pública no es tarea fácil. Más si lo tienes que combinar con una financiación limitada, con el carácter garantista y la seguridad que debe proporcionar el Estado, y con las necesidades que también tiene una parte de la población que no cuenta con capacidades o medios digitales para comunicarse con la AAPP. Todos estos factores, y muchos más, dibujan, en ocasiones, un cuadro demasiado abstracto, y que los expertos que acudieron a la executive lunch organizada por Computing en Sevilla, -junto con Commvault, HP, IntelyNutanix-, han intentado perfilar. ¡El tour de la digitalización de la AAPP continúa rumbo al sur!

“Al final todos contamos con un presupuesto, aunque sea limitado”, dijo Ignacio Lage, Director de Área de proyectos de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, ante el eterno lamento de la falta de inversión pública. “Lo difícil es saber cómo gastarlo adecuadamente”. Su más inmediato objetivo es consolidar, unificar y centralizar la historia clínica para que la asistencia sanitaria no tenga barreras. “Estamos incorporando ámbitos de negocio y departamentales para optimizar la gestión de los datos”, añadió.

El talento, caballo de batalla

Muchos no ven en el presupuesto el ‘talón de Aquiles’ de la Administración Pública, sino la falta de personal técnico. Las empresas privadas son más flexibles a la hora de contratar talento porque no tienen que convocar oposiciones, ni recurrir a concursos públicos. Por este motivo, la posible escasez de talento apropiado para determinadas tareas debe suplirse con “la voluntad y la estrategia” del talento existente; que “aunque lo reivindicamos poco, es muy bueno”, añadieron.

La falta de experiencia no es, seguramente, una de las debilidades porque “muchos profesionales llevan toda su vida trabajando en la Administración y están a punto de jubilarse"; sin embargo, “la escasez de talento joven y perfiles especializados en las nuevas tecnologías y métodos de trabajo sí es un punto débil”, señaló Aurora Hermosilla, Coordinadora General de la Secretaría General Técnica de la Consejería de Fomento y Vivienda. En muchas ocasiones las Administraciones obligan a hacer amortización de plaza cuando alguien se jubila, lo que impide la oferta de nuevas plazas. “También la automatización de ciertas tareas rutinarias, aunque es una acción impopular, es muy necesaria para eficientar la gestión pública. Lo importante, es buscar alternativas para que la plantilla, ya no que crezca, sino que no se reduzca”.

Acceder al contenido completo. 

Computing 793