EncuentrosMundo digital

Un CES que llega en un mundo cambiado por la Covid-19

En este último año la pandemia ha cambiado muchas cosas. Desde nuestra relación con la tecnología a la forma de organizar el trabajo. Y todo eso se notará en la feria de Las Vegas

Vuelve el CES de Las Vegas, el mayor evento de informática y electrónica de consumo del mundo. Y, debido a la pandemia, lo hace en formato cien por cien virtual. La feria de la ciudad de los casinos se celebrará entre el 11 y 14 de enero, y en estos días ya son infinidad las marcas que calientan motores y anuncian o preanuncian las novedades que marcarán su oferta durante todo el 2021.

Sin embargo, la gran pregunta este año es si toda la innovación del CES servirá para facilitar la vida a las personas en un mundo que ha cambiado por la Covid-19. Adolfo Rodero, managing director de comunicación, media y plataformas de Accenture, intenta dar respuestas. Rodero tiene claro que el CES demostrará cómo la tecnología puede dar respuesta a los retos que plantea la Covid-19.

Un ejemplo lo encuentra en la telesalud. “El uso de canales de entrega virtuales podría expandir el tratamiento a 53 millones de estadounidenses que sufren de problemas de salud mental.  Además de mejorar la vida de las personas, la ampliación del acceso a la atención sanitaria y tratamiento es un gran avance en términos de resultados generales y gastos médicos, dado que los pacientes de salud mental suelen tener afecciones médicas recurrentes y, en consecuencia, gastan dos o tres veces más en costes asociados a la salud”. 

Adopción más rápida de la tecnología 

Rodero también cree que la pandemia ha acelerado los tiempos de adaptación a a tecnología, y que esto tendrá un reflejo en CES. “Tradicionalmente, las personas han adoptado la nueva tecnología digital rápidamente y se han adaptado de forma más lenta a lo que esta puede ayudarles a conseguir. Ahora, en un contexto que nos está desafiando de muchas formas, el ciclo de adaptación se está acelerando, y se está produciendo un cambio significativo: las personas están utiizando la tecnología para ayudarles con sus vidas ‘desplazadas’, en lugar de adaptar sus vidas en torno a los últimos avances tecnológicos”

La Covid-19 también ha puesto en marcha, en su opinión, “una revolución en la demanda de servicios de conectividad, acelerando la tendencia del trabajo en remoto. De hecho, el 73% de consumidores globales consideran que este nuevo estilo de vida de trabajar en remoto les permite la libertad de elegir dónde les gustaría vivir y les proporciona una mayor felicidad en su vida personal”. Y eso tirará del 5G.

Pero más allá del teletrabajo, la adopción del nuevo estándar inalámbrico continuará acelerándose en la industria automovilística con la promesa de hacer realidad un ecosistema de vehículos y máquinas autónomas en tan sólo unas décadas. Se calcula que para 2030 habrá 146 millones de vehículos conectados en todo el territorio de los Estados Unidos, frente a 67 millones en 2020. “Gracias a la conectividad 5G, la conectividad móvil entre vehículos y todo tipo de aparatos puede servir de base para nuevos casos de uso, como la mejora de la seguridad y la automatización de los vehículos, la gestión de flotas y los servicios basados en la telemática, y los sistemas de transporte inteligentes o la gestión inteligente del tráfico”, explica Rodero.

Una industria de los videojuegos sin consolas

Por último, Rodero considera el boom de los servicios cloud que está habiendo en todos los sectores, y que también afecta a la industria del entretenimiento electrónico. “Tomemos como ejemplo el mundo de los videojuegos, que se está moviendo hacia un futuro basado en la nube y sin consolas. De hecho, se estima que los videojuegos para móviles representarán casi la mitad de los ingresos mundiales de los videojuegos en 2020. Los videojuegos en la nube ofrecen una mayor movilidad y accesibilidad instantánea para los usuarios, junto con la opción de jugar en varias plataformas, evitando la carga de los altos gastos en hardware”, explica el experto de Accenture.

“Con los nuevos smartphones con procesadores cada vez más potentes, motores gráficos, cámaras de refrigeración y pantallas más grandes, y el 5G capaz de soportar un aumento de 100 veces en la capacidad de tráfico y la eficiencia de la red en comparación con el 4G, con una latencia 10 veces menor, estar en la nube está ayudando a las empresas de videojuegos a mejorar las experiencias de los usuarios”. No obstante, Rodero no deja de pensar que sigue habiendo desafíos en el horizonte para el mundo del gaming, el exceso de demanda de ancho de banda o la necesidad de una conexión estable a Internet.

Computing 799