NoticiasMundo digital

Red Hat apuesta por la cultura de "compañía abierta"

Red Hat, uno de los fabricantes en los que más confían los clientes a la hora de organizar sus nubes y lanzar nuevos servicios, da a conocer las posibilidades de su tecnología en grandes cuentas como Cepsa, Telefónica, Banco Santander, y en instituciones como la comunidad de Castilla-La Mancha

Red Hat Forum 2019.
Red Hat Forum 2019.

El Red Hat Forum de este año en Madrid ha dado un salto significativo en poder de convocatoria. Esta mañana el Centro de Convenciones Norte de Ifema, en Madrid, era un hervidero, con muchos cientos de profesionales interesados en conocer la estrategia de la compañía de Linux, sus últimas novedades de producto o la aplicación de su tecnología en clientes como Banco Santander, Telefónica, Cepsa, Santalucía o Junta de Castilla-La Mancha.

Los 2.700 inscritos al Red Hat Forum 2019 doblan los que tuvo la reunión el año pasado, según fuentes de una compañía que se presenta hoy como actor clave a la hora de gestionar los muchos entornos de nube que tienen los clientes o de lanzar servicios de forma rápida gracias, por ejemplo, a OpenShift, su plataforma de contenedores. Síntoma de esa centralidad que ocupa Red Hat en la industria es que el evento de Madrid ha contado con más de 20 sponsors, entre los que han estado los principales proveedores e integradores de tecnología del país, como HPE, Microsoft, Intel, DXC o Everis, o los mayoristas Arrow y GTI. 

En una rueda de prensa con medios de comunicación, Julia Bernal, la country manager de Red Hat en España y Portugal, destacó la rápida evolución que ha tenido la compañía en los 14 años que lleva la subsidiaria abierta. En este tiempo, Red Hat se ha hecho con más de 4.000 clientes en España, 300 de los cuales son de middleware y 80 de su plataforma OpenShift. Además, ya emplea a 350 personas de más de 20 nacionalidades. 

Julia Bernal, country manager de Red Hat.
Julia Bernal, country manager de Red Hat.

En un momento en que se mezclan en las compañías una amplia amalgama de nubes que conviven, además, con los tradicionales sistemas on-premise, Bernal confirmó la apuesta de Red Hat por el cloud híbrido. “Con una capa de abstracción puedes desplazar tus aplicaciones en tu CPD y llevarlas incluso a las nubes públicas”, dijo. 

Red Hat gana con IBM, pero mantiene su neutralidad

IBM compró Red Hat a finales de 2018 por 34.000 millones de dólares. Bernal también dijo que las sinergias con IBM han aportado un crecimiento adicional a su compañía. Además, señaló que en el canal se están produciendo movimientos que fomentan estas sinergias: de partners de IBM que se certifican en Red Hat y viceversa. Así, en Red Hat piensan mantener su cultura de "compañía abierta". 

Sin embargo, insistió en que Red Hat va a seguir siendo neutro ante el mercado. La firma del sombrero no quiere, bajo ningún concepto, poner en duda su colaboración con otras compañías como HPE o Dell. Esto se nota, por ejemplo, en que mantiene una operativa y un branding totalmente independientes de IBM. En este sentido, el caso de Red Hat es parecido al de VMware, que a pesar de pertenecer a Dell, cuida su independencia. 

Mejor comportamiento en tiempos de crisis

También dijo Julia Barnal que el negocio de Red Hat, al estar basado en la venta de suscripciones, y no de licencias, ha aguantado mejor los vaivenes de la economía en estos años. Según la compañía, un proyecto con su tecnología puede tener un TCO o coste total de propiedad hasta un 70% inferior a otro con tecnología propietaria. Y esto acelera mucho las decisiones de compra de las compañías.

Bernal también apuntó que en el sector hay un despertar con iniciativa innovadoras tanto en comunidades autónomas como en el Gobierno central. Y un ejemplo lo tuvieron los asistentes del Red Hat Forum 2019 con la presentación del portal de atención al ciudadano desarrollado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con la plataforma OpenShift.   

Computing 787