NoticiasMundo digital

Las tendencias de los videojuegos de PC: gráficos, eSports y Paysafecard

Luego del Día Internacional del Jugador, el 29 de agosto, hay muchas novedades en el mundo de la tecnología. Analizaremos aquí las tendencias más importantes del año. ¿Cuál es su impacto? ¿Forman parte de una tendencia más amplia?

Luego del Día Internacional del Jugador, el 29 de agosto, hay muchas novedades en el mundo de la tecnología. Analizaremos aquí las tendencias más importantes del año. ¿Cuál es su impacto? ¿Forman parte de una tendencia más amplia?

Gráficos mejores

Hasta hace poco tiempo, había una gran diferencia entre las computadoras que poseían un procesador que soportaba un buen procesamiento de gráficos y una que no. La mayoría de las computadoras no tenían integrada esta herramienta, que no solo es útil para los gamers sino también para los productores de contenidos digitales. Lo interesante es que esto está cambiando.

A través del trabajo de varias compañías, hay distintos avances que muestran la integración de los gráficos a las computadoras personales. Con el lanzamiento del procesador 11ª generación, finalmente el uso de videojuegos y la producción audiovisual será posible en las PC de uso estándar.

Aunque los fanáticos buscan una GPU discreta que pueda competir con la Nvidia RTX 3080, Intel ha focalizado su esfuerzo en el desarrollo de lo que llama Xe LP. Son gráficos discretos de baja potencia. Iris Xe posee casi el doble del rendimiento del año pasado. En unidades de ejecución, el primero poseía 64, y el de este año 96. Juegos como Borderlands 3, Far Cry New Dawn y Hitman 2 se podrán jugar en 1080p por primera vez.

Además, es útil para quien quiera acortar los tiempos de exportación del material audiovisual. El AMD Ryzen 7 4800U puede tardar 1 minuto y 58 segundos en exportar un vídeo, mientras que el nuevo procesador Intel Core i7-1185G7, tarda 55 por el mismo vídeo.  

eSports: una tendencia que crece

Con el éxito de los eSports en el pasado reciente, no sorprende a nadie que el streaming de los juegos sigue como una de las tendencias más notables de este año. Aunque los deportes alrededor del mundo vieron sus eventos pospuestos o cancelados, esta situación presentó a las grandes empresas detrás de los eSports con una oportunidad para crecer.

Hemos visto muchas nuevas competiciones que han ganado más popularidad que hubiera sido posible si no fuera por la ausencia de los deportes en vivo. Pero eso no quiere decir que no crecerá a largo plazo, solo ha subrayado el interés que ya existía en el streaming de los eSport.  Por ejemplo, la eLiga MX fue tan popular que ya han confirmado que tendrá lugar una segunda competición en el futuro, y dado el éxito de los torneos en línea de Formula 1, tenis e incluso el ciclismo, hay una multitud de posibilidades para continuar el crecimiento que ya hemos visto. Ahora se estima que, en 2023, habrá 400 millones de espectadores consumiendo el contenido que produce los eSports.

Avances en los sistemas de pago: seguridad en línea

Con este aumento en el consumo de contenidos como el streaming, y la interacción entre el consumidor y el servicio como vemos en otros sectores como los juegos en línea, es más importante que nunca tener confianza en los sistemas de pago que utilizan estos sitios. Por eso, existen algunos sistemas de pagos con excelentes condiciones de funcionamiento. La seguridad es muy importante a la hora de realizar pagos en línea y para que esto sea posible hay compañías que se han esforzado en ofrecer soluciones al respecto.

Este es el caso, por ejemplo, de Paysafecard. Cuando se usan estos medios de pago por ejemplo para jugar en casinos en línea, como los que se listan , o al comprar un videojuego, se evitan muchos problemas.

Paysafecard permite recargar una tarjeta con dinero y luego hacer compras en Internet con el saldo personal. Lo interesante es que no es necesario dar ningún tipo de información ni datos sensibles de una tarjeta de crédito. De esta manera, es similar al dinero en efectivo, ya que hay privacidad financiera. Actualmente, está disponible en 30 países.

El funcionamiento es bastante simple. Primero se debe obtener una Paysafecard en una tienda reconocida por la compañía y agregarle dinero. Este dinero se entrega en forma de un PIN de 16 dígitos. Luego, cuando se introduce el PIN en la tienda en la nube, se hace un descuento del saldo por el monto de la compra. A veces, el cliente debe comprar con su saldo un "vale de compra" para canjearlo en la tienda elegida. Este permite elegir una cantidad prefijada. Cuando se consume el saldo total de la Paysafecard, el PIN ya no es válido.

En conclusión, los avances digitales están modificando el acceso al entretenimiento y a formas de pago seguras. Tanto los procesadores de gráficos como los sistemas de pago han mejorado, con el objetivo de ofrecer mejor calidad a mayor cantidad de personas.

Computing 795