NoticiasMundo digital

HPE lleva Edge Computing e Inteligencia Artificial al espacio

Astronautas e investigadores podrán procesar datos en tiempo real reduciendo la latencia de meses a minutos con el lanzamiento de Spaceborne Computer-2 de HPE.

Hewlett Packard Enterprise (HPE) tiene la intención de acelerar la exploración espacial y aumentar la autosuficiencia de los astronautas al permitir el procesamiento de datos en tiempo real por primera vez gracias al sistema especializado de edge computing en el espacio. Gracias a la supercomputadora HPE Spaceborne Computer-2 (SBC-2), un sistema edge computing, los astronautas y exploradores espaciales a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) podrán acortar el tiempo de análisis y procesamiento de datos de meses a minutos en proyectos tales como procesamiento de imágenes médicas o secuenciación de ADN. 

Según ha informado la compañía en un evento con la prensa, el lanzamiento de Spaceborne Computer-2 está programado dentro de la decimoquinta misión Northrop Grumman Resupply a la estación espacial a bordo del NG-15 el día 20 de febrero. A partir de ese día estará disponible para su uso en la ISS durante los próximos 2-3 años. La nave espacial NG-15 ha sido nombrada “SS. Katherine Johnson” en honor a Katherine Johnson, una renombrada matemática afroamericana de la NASA cuyo trabajo fue esencial en el éxito temprano del desarrollo del programa espacial. 

Rompiendo barreras para alcanzar una computación segura y fiable en el espacio

Spaceborne Computer-2 es posible gracias al éxito de su predecesor, Spaceborne Computer, una prueba de concepto que HPE desarrolló y lanzó al espacio en 2017 para operar en la Estación Espacial Internacional (ISS) durante una misión de un año de duración. El objetivo de la NASA era probar si los servidores comerciales que se utilizan en la Tierra, pero equipados con un software reforzado con funciones más resistentes, podrían soportar la sacudida de un lanzamiento de cohete al espacio, y una vez allí, operar sin problemas en la ISS.

HPE cumplió con éxito su primera misión de prueba durante un año; por ello, fue invitado por la NASA, a través de un patrocinio del Laboratorio Nacional estadounidense de la ISS, para lanzar un sistema aún más avanzado: Spaceborne Computer-2. La supercomputadora se lanzará este mes y estará instalada en la ISS durante los próximos 2-3 años.

Acelerando la exploración espacial con tecnología informática de vanguardia e Inteligencia Artificial 

Spaceborne Computer-2 ofrecerá el doble de velocidad de cómputo con capacidades de procesamiento de última generación especialmente diseñadas para el espacio e impulsadas por el sistema HPE Edgeline Converged Edge y el servidor HPE ProLiant, que procesa datos en tiempo real de todo un abanico de dispositivos, incluidos satélites y cámaras. 

Spaceborne Computer-2 también vendrá equipado con unidades de procesamiento gráfico (GPU) para procesar de manera eficiente datos con un componente visual elevado que requieran una resolución de imagen más alta, como tomas de capas polares en la Tierra o rayos X médicos. Las capacidades de esta GPU también soportan proyectos específicos que requieren de Inteligencia Artificial y técnicas de machine learning. 

Probado en el espacio, disponible en la Tierra

HPE ofrece al espacio las mismas tecnologías de edge computing destinadas a entornos remotos y hostiles en la Tierra, como refinerías de petróleo y gas, fábricas e incluso en operaciones militares. Spaceborne Computer-2 incluye HPE Edgeline Converged EL4000 Edge System, un sistema robusto y compacto diseñado para funcionar en los entornos más duros, aquellos con niveles especialmente altos de golpes, vibraciones y temperaturas extremas. El sistema ha sido diseñado específicamente para procesar la potencia informática necesaria para recopilar y analizar grandes volúmenes de datos de dispositivos y sensores remotos en el espacio.

Junto al sistema HPE Edgeline Converged Edge, Spaceborne Computer-2 también integrará el servidor HPE ProLiant DL360, un servidor industrial estándar que le otorgará capacidades adicionales de alto rendimiento para el soporte de diferentes cargas de trabajo, incluyendo edge, HPC, Inteligencia Artificial, etc. 

“Edge computing proporciona capacidades troncales importantes necesarias en lugares únicos que tienen conectividad limitada o nula. Esto les da el poder a los investigadores de procesar y analizar datos localmente para tomar decisiones críticas rápidamente. Con HPE Edgeline, ofrecemos soluciones diseñadas específicamente para entornos hostiles. Aquí en la Tierra, eso significa poder procesar de manera eficiente la información de datos de diferentes dispositivos, desde cámaras de vigilancia en aeropuertos y estadios, hasta funciones de robótica y automatización en plantas de fabricación”, ha explicado Shelly Anello, General Manager de Converged Edge Systems en HPE. “A medida que nos preparamos para nuestra próxima misión en el desarrollo de tecnologías pioneras, nos sentimos listos para impulsar la experiencia más dura y única de todas: el espacio exterior. Estamos encantados de que la NASA y la Estación Espacial Internacional nos hayan invitado para apoyar esta misión, ampliando nuestros límites en el espacio y abriendo una nueva era de conocimiento".

 

Llevar a cabo investigaciones más grandes, desde el extremo hasta la nube 

A través de una colaboración con Microsoft Azure Space, los investigadores de todo el mundo que realicen experimentos con Spaceborne Computer-2 tienen la oportunidad de utilizar la nube de Azure para tareas computacionalmente intensas de procesamiento que requieran la transmisión de resultados al SBC-2. Los ejemplos que está considerando Microsoft Research incluyen:

  • Construir modelos y hacer previsiones de tormentas de arena en la Tierra para hacer predicciones futuras en Marte. Las tormentas de polvo que cubren la totalidad del Planeta Rojo disminuyen la generación de energía solar, que es fundamental para cubrir las necesidades energéticas de la misión. 
  • Evaluar el uso de líquidos y parámetros ambientales involucrados en el crecimiento de plantas en el espacio para apoyar la vida y los cultivos fuera de la Tierra. Esto es posible gracias a la recopilación de datos de los procesos hidropónicos y su comparación con grandes conjuntos de datos en la Tierra.
  • Analizar los patrones de impacto de rayos que ocasionan incendios forestales gracias al procesamiento de grandes cantidades de datos recogidos por cámaras de retransmisión a 4K que capturan los relámpagos que ocurren en la Tierra.
  • Hacer análisis avanzados de imágenes médicas obtenidas por ultrasonido en la ISS para cuidar de la salud de los astronautas. 
Computing 806