OpiniónMundo digital

La visión del directivo: Facilitando la transformación del negocio de nuestros clientes

Por Ricardo Labarga, Director General de Dell EMC Commercial Business en España.

El poeta británico John Donne ya escribió en el siglo XVII que ningún hombre es una isla. Según datos de Dell EMC, en 2020 habrá 30.000 millones de dispositivos y 7.000 millones de usuarios conectados e interactuando las 24 horas del día. Si se cumplen estas previsiones, está claro que ninguna persona, ninguna empresa y ningún sistema podrán permanecer aislados en el mundo que se avecina. Vivimos un periodo de cambio sin precedentes. El World Economic Forum lo describe como la 4ª Revolución Industrial, una nueva era en la que los mundos virtuales y físicos tienden a fusionarse y en el que el avance de tecnologías como IoT, IA o machine learning imponen una transformación en la forma en la que hacemos negocios.

La buena noticia es que el 70% de las empresas españolas ya está adaptándose a esta nueva realidad. Así lo indica el estudio Digital Transformation Index, publicado recientemente por Dell Technologies. En unos casos, estas compañías cuentan ya con un plan de digitalización maduro (28%). En otros, se han embarcado en la transformación digital con prudencia, invirtiendo de cara al futuro (42%). En ocasiones nos gustaría ver que el cambio se desarrolla de forma más radical. Sin embargo, debemos ser conscientes de que el proceso no es sencillo y de que las organizaciones se ven obligadas a superar múltiples barreras que tienen que ver, fundamentalmente, con la ciberseguridad, la adaptación a nuevas normativas, la falta de presupuesto o la existencia de una cultura aún inmadura en algunos departamentos.

Ricardo Labarga, Director General de Dell EMC Commercial Business en España.
Ricardo Labarga, Director General de Dell EMC Commercial Business en España.

A pesar de ello, según el mencionado estudio, las compañías españolas no perciben que esas barreras sean insalvables y se muestran, en una gran mayoría, optimistas. Así, el 72% de los profesionales encuestados están convencidos de que sus empresas conseguirán ser disruptivas y no se quedarán atrás. Para ello, ya están implementando soluciones tecnológicas que les permiten acelerar el desarrollo de nuevos productos y servicios (48%); mejorar la seguridad de sus dispositivos y aplicaciones (57%) o facilitar el intercambio de conocimiento entre los perfiles técnicos y de negocio (48%).

La visión de Dell Technologies

En este escenario, las siete organizaciones que forman parte de Dell Technologies (Dell EMC, Dell, Pivotal,RSA, Secureworks, Virtustream y VMware) están firmemente comprometidas con los procesos de digitalización de sus clientes, trabajando para ayudarles a construir su futuro digital, transformar sus TI y proteger su activo más importante, la información.

En este sentido, en Dell Technologies creemos que, para avanzar en su transformación digital, las organizaciones tienen que abordar el cambio en tres áreas clave. En primer lugar, la transformación de sus tecnologías, debido a que la infraestructura tecnológica tradicional no puede soportar los requisitos de un entorno digital en el que los datos, los usuarios y los dispositivos implicados crecen exponencialmente. En este sentido, las empresas deberán adoptar una estrategia de nube híbrida y contar con centros de datos modernos y procedimientos tecnológicos automatizados. En segundo lugar, en Dell Technologies consideramos que la experiencia en el puesto de trabajo será fundamentalmente diferente en el nuevo escenario digital. Por ello, nuestras soluciones y servicios se orientan a impulsar la transformación de la fuerza de trabajo, no solo a través de los equipos de escritorio, portátiles y tabletas, sino también a través de los equipos de escritorio virtuales y las áreas de trabajo digitales.

Un 28% de compañías cuentan con un plan maduro de digitalización y un 42% es más prudente, invirtiendo de cara al futuro

Finalmente, si las personas están accediendo a las aplicaciones y a los datos desde cualquier sitio y dispositivo, también se hace necesaria una transformación de la seguridad, que debe evolucionar para proteger el negocio sin impedir su desarrollo. Está claro que vivimos un momento apasionante y también que aún queda camino por recorrer en el cambio al nuevo entorno digital. En este afán, centrar el negocio en la tecnología es la única vía que permitirá adaptarse con agilidad a las nuevas condiciones de un mercado en permanente cambio, automatizar procesos y satisfacer las necesidades de los clientes.

Para acceder a más contenidos del Anuario Computing 2019 acuda al Kiosko BPS

Computing 802