NoticiasSeguridad

¿Por qué cayeron ayer WhatsApp, Facebook e Instagram?

Las tres plataformas sociales de Mark Zuckerberg cayeron en todo el mundo durante más de seis horas durante la tarde de ayer.

 

WhatsApp, Facebook e Instagram estuvieron caídas ayer entre las cinco y media hasta cerca de las doce horas, hora española. Millones de usuarios dejaron de recibir mensajes y tuvieron dificultades de acceso a estas tres plataformas sociales cuyo dueño es Mark Zuckerberg.

La misma Facebook tuvo que hacer uso de su competidor más directo, Twitter, para anunciar el restablecimiento del servicio y pedir disculpas a los usuarios. El servicio se ha ido reanudando completamente durante toda la noche y todo parecía indicar que se trataba de un “cambio de configuración defectuoso en sus servidores” que nutren a las tres redes sociales.

Efectivamente, como explica Diego Suárez, director de Tecnología de Transparent Edge Services, “en un primer momento, la caída de las tres redes sociales parecía culpa del DNS. El error, que provenía de que los navegadores no eran capaces de encontrar la dirección IP de los servicios de Facebook, parecía confirmar que el culpable era el sospechoso habitual: el sistema de DNS. Sin embargo, aunque este era el culpable directo de que las apps y webs del gigante estadounidense no funcionasen, esta vez el DNS es la consecuencia y no la causa, puesto que el problema es aún más profundo: el enrutamiento BGP”. 

BGP es el sistema postal de Internet. Es un protocolo mediante el cual los routers de los proveedores de Internet saben cómo enviar los paquetes de red a los segmentos de red y direcciones IP concretas que corresponden. Sobre las 17:50 hora española, Facebook retiró (por causas aún desconocidas) sus rutas del sistema de anuncios BGP, sacándose así a sí mismos de Internet. Esto provocó que los propios servidores DNS de Facebook, que traducen los nombres de dominio a direcciones IP, fuesen inaccesibles a todo el resto de la red, con la consiguiente caída de todos sus servicios. “Si por lo que fuera, Facebook decidiera un día retirar su negocio de Internet, este es el camino que debería seguir”, puntualiza el especialista de ciberseguridad.

Esta vez el DNS es la consecuencia y no la causa, puesto que el problema es aún más profundo: el enrutamiento BGP 

“Sobre el motivo para la desaparición de estas rutas, aún no se sabe nada, pero las causas más probables serían o bien que un fallo de configuración haya causado un efecto dominó o bien un ciberataque sobre el sistema autónomo de Facebook, encargado de mantener estas rutas”, concluye el experto.

Computing 813